Indicadores positivos en la economía vallecaucana en el II trimestre de 2017

0
Al cierre del segundo trimestre se confirmó un mejor comportamiento de varios indicadores de la economía de Suroccidente, lo que permitió consolidar resultados positivos en el periodo analizado. Si bien la demanda interna marcó fuerte desaceleración, varios indicadores revelaron cambio en la tendencia luego del punto de inflexión observado en periodos anteriores.
Por el lado de la oferta, se presentó caída en la industria local explicada por la baja intensidad en el crecimiento del consumo de los hogares y a los tres días hábiles menos en el trimestre. La reducción fue de 2,6% en la producción manufacturera regional y de -3,1% en el total nacional. La merma fabril estuvo influenciada por la baja producción de azúcar, de metales preciosos y de procesamiento de carne y pescado, principalmente.
No obstante, al cierre del segundo trimestre se observó un cambio de tendencia al crecer 0,2% en junio la industria local. Asimismo, la oferta externa medida en las importaciones creció ligeramente 1,8% anual en el trimestre y 7,2% en el acumulado a junio. En el sector agrícola de Suroccidente se observaron tasas de crecimiento positivas, con la expansión del área sembrada en frutales orientados al mercado externo, como piña y aguacate.
En el trimestre se intensificaron las mejoras para productividad del café y el fomento de variedades especiales. Además, aumentaron las siembras de hortalizas y verduras en zona de ladera, y aunque se presentó caída de 2,5% en caña molida, al cierre de esta edición se conocieron repuntes sustanciales para el mes de julio (13,8% frente a junio y 7,0% anual), lo que coincide con los pronósticos de recuperación estacional.
En la actividad pecuaria persistieron los avances en la producción porcícola y avícola. La oferta de carne de cerdo aumentó 5,4% anual, en tanto que en la avícola persistió la desaceleración en el ritmo de crecimiento de la oferta de carne de pollo –al crecer solo 4,1% anual–, aunque aumentó significativamente la producción de huevo (17,4%). La actividad constructora de Suroccidente presentó una notable expansión anual en edificaciones y vivienda, luego de los magros resultados del primer trimestre.
El Dane reportó en el Censo de Edificaciones un avance anual de 20,7% en el área en proceso de construcción durante el segundo trimestre, reflejo del dinamismo de las obras en la región. En forma simultánea, la actividad inmobiliaria mostró cambio en la tendencia al crecer 3,6% anual junio.
En el turismo, el indicador de ocupación hotelera consolidó un importante avance al cierre del segundo trimestre del año en dos de los tres departamentos de la región Suroccidente. Se destacó el avance en la tasa de ocupación promedio del Valle que fue de 50,0% en 2017 y 47,6% en igual periodo de un año atrás. Igualmente, el balance fue positivo en la actividad de transporte de Suroccidente, con recuperación generalizada según las cifras de la Agencia Nacional de Infraestructura, corregidas por estacionalidad.
El alza de 5,6% anual en el transporte terrestre de carga contrastó con la caída de 5,9% del año anterior por el paro camionero. Por el lado de la demanda, en junio de 2017 las cifras señalaron cambio en la desaceleración de las ventas en el comercio de la región. No obstante, en el trimestre siguió el bajo desempeño en el consumo de los hogares, pese a que la inflación cedió y disminuyeron las tasas de interés.
Se prevé importante aumento en la demanda para el resto del año, con mayores compras de los hogares como resultado del repunte en las inversiones anunciadas por el sector público departamental, así como con el incremento anual de las remesas del exterior recibidas por los hogares, las cuales crecieron casi un tercio al cierre de esta edición. Igualmente, ayudará la recuperación de la confianza de los hogares sobre la situación actual y futura del país al cierre del trimestre.
En la demanda externa fue destacable el crecimiento en ventas a Ecuador, Perú, Chile, Argentina, así como recuperación de los mercados de Centroamérica y el Caribe. En cuanto al mercado laboral, en Suroccidente presentó un similar ritmo a la actividad económica, con una amplia demanda de personal para la industria fabril en Cali-Yumbo, lo cual denota las mejores expectativas de los empresarios para los siguientes periodos.
Por otro lado, el Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE)1 para el Valle del Cauca sugirió una expansión de 1,7% anual para el departamento en el segundo trimestre de 2017, mientras que las cifras del DANE reportaron un crecimiento de la economía colombiana de 1,3 %. Si bien, el resultado económico del Valle superó al promedio nacional, se evidenció que la economía local continuó avanzando por debajo de su promedio histórico (3,8%) y con tendencia a la desaceleración.
 El dato del trimestre registró valores bajos como los de 2010 cuando creció 1,6%.
 En esta oportunidad, el IMAE revisó a la baja el crecimiento de la economía vallecaucana en el primer trimestre del año; cifra que se ubicó en 1,9 % luego que inicialmente se había estimado en 2,7%. En junio varios de los indicadores sectoriales con que se construye el IMAE mejoraron. De no ser por este repunte de último momento en el semestre, el resultado acumulado hubiese sido más discreto. En efecto, el Indicador mostró para el acumulado enero-junio un crecimiento de 1,8% de la economía del Valle del Cauca, superior al nacional de 1,2% reportado por el DANE.

Comments are closed.