Indígenas piden que se investigue homicidio de comunero en Trujillo

0

La Organización Regional Indígena Valle del Cauca, Orivac, pidió a las autoridades departamentales que se esclarezca el crimen contra un guardia indígena ocurrido en el casco urbano de Trujillo.

De acuerdo con la Consejería de Gobierno Propio de la Orivac, en el homicidio estarían implicados grupos al margen de la ley como Los Rastrojos, Los Urabeños o Plan Pistola.

La víctima fue identificada como Daniel Niaza González, de 32 años, quien fue sorprendido por dos encapuchados que se transportaban en una motocicleta de alto cilindraje, recibiendo cuatro impactos de bala en la cabeza y el cuerpo.

El hecho ocurrió a las 7:00 p.m. el 22 de marzo a unos 30 metros del casco urbano de ese municipio. “Cuando se dirigía de regreso a su resguardo después de haber bajado al municipio a vender su producto para el sostenimiento de su familia.  Dejó tres niñas y dos niños, deja una viuda en estado de embarazo. Nuestro hermano era trabajador y luchador por la defensa de su territorio y por la organización social”, afirmó la Orivac.

Niaza González era guardia indígena y comunero activo en el resguardo de Kipara, además hijo del Cacique mayor de la comunidad Embera.

“Trujillo es una región en conflicto zona que ha sido controlado por estos grupos narcoparamilitares y que de manera constante violan los derechos humanos, sin que nadie controle a contrarrestar situaciones críticas que viven los habitantes.

Los voceros señalaron que la comunidad está en inminente peligro de extinción y desaparición física y culturalmente por el conflicto armado en esta región por las constantes violaciones a los derechos.

Solicitaron al Gobierno Nacional que se le haga un acompañamiento a la comunidad y se le brinde medidas de prevención y protección de forma inmediata para garantizar la vida e integridad física de las comunidades.

Comments are closed.