Industrias Culturales, un motor para la economía caleña

0

foto 2

El Pueblo conoció en exclusiva el proyecto de ley que pretende convertir a Cali en Distrito cultural y deportivo, si la iniciativa se aprueba la ciudad será epicentro de las industrias culturales y creativas de Colombia. Esta es la realidad y sus perspectivas.

Cynthia Vanessa Lewis Torres

En alianza con el Grupo Multisectorial

economía@elpueblo.com.co

La historia de Cali como “capital deportiva de América” es conocida, desde la realización de los Juegos Panamericanos en 1971 hasta los Juegos Mundiales el año pasado han pasado centenares de grandes eventos y a la par se ha desarrollado una actividad que a pesar de muchos altibajos es reconocida por todos. Cosa distinta pasa con lo relacionado con la creación cultural, artística y tecnológica.

A pesar de que Cali puede ser considerada la meca del cine y del teatro en Colombia y de que algunos “quijotes” han hecho esfuerzos inimaginables para mantener viva la actividad creativa en la ciudad esa condición no es reconocida en el país y ni siquiera conocida por los propios caleños.

La capital del Valle es también la capital de la danza, el ballet y el baile en el país. Incolballet y Delirio han ganado el reconocimiento nacional e internacional. La producción musical que se ha dado alrededor de la salsa y de otros géneros musicales. Alrededor de la Feria de Cali ha crecido una economía asociada a la actividad ferial como la producción de trajes y el montaje de eventos. Carvajal S.A., el grupo empresarial más importante de la región se ha convertido en símbolo de la industria editorial. Ahora la ciudad recibe el Campus Party y alberga otras iniciativas relacionadas con la innovación tecnológica y la creación de aplicaciones y videojuegos. Los actores y las actrices de Cali, así como periodistas, locutores, presentadores de televisión vallecaucanos han sido y son grandes íconos de la televisión colombiana En fin, la actividad es tan variada como desconocida.

Toda esta suma de factores  La edición de libros, periódicos, y revistas; fabricación de juegos y juguetes; transmisión de programas de televisión y radio; investigación en ciencias sociales y publicidad; actividades teatrales, musicales, de jardines y zoológicos; son solo algunas de las acciones a realizar que incluyen las industrias culturales.

Después de que El Pueblo revelara hace algunos meses la intención de convertir a Cali en el sexto Distrito de Colombia mediante un proyecto de ley que ha impulsado el senador Edison Delgado se oyeron las primeras reacciones y se llegó a proponer que lo fuera como Distrito Cultural y Deportivo. En la campaña presidencial el Presidente Juan Manuel Santos  prometió apoyar el proyecto, del que el grupo de trabajo que ha encabezado Delgado ya tiene una nueva versión que es la que conocimos en forma exclusiva.

Si el Presidente cumple su promesa Cali multiplicaría el potencial de sus industrias culturales y creativas porque, además de que el Sector Cultural y Deportivo tendría sede principal en Cali, se asegura un porcentaje fijo del presupuesto de todos los programas que desarrollen entidades nacionales en materia de promoción de la creación y la innovación para ser destinado en proyectos que se hagan en Cali.

Se calcula que al menos 60.000 millones de pesos anuales se invertirían directamente en Cali para la promoción de las actividades culturales y creativas. Se trata de un porcentaje de los presupuestos de las convocatorias del Ministerio de Cultura, de la Agencia Nacional de Televisión, de Colciencias, de los Ministerios de Educación y de las tecnologías de la comunicación y de otra decena de entidades que destinan recursos con esos fines.

En la ciudad hay una base para arrancar

Aunque en Cali, según el último reporte de gasto y consumo cultural de RADDAR el concepto de cultura está asociado a la educación y eventos culturales tradicionales como el cine y el zoológico; hay más de 50 subsectores, a través de 12 sectores, que representan el quehacer de las industrias culturales de Cali de acuerdo a la caracterización del sector realizada en el 2010.

Cali se ha reconocido a nivel mundial por su talento. Prueba de ello es que de la convocatoria pública “Colombia en el mercado de industrias culturales del Sur” 2014 hay 4 empresas vallecaucanas, con empresarios caleños, seleccionadas para integrar la Delegación Colombiana de 77 empresas culturales y participar de un escenario propicio para una cita continental de más de un millar de productores sudamericanos para lograr construir corredores comerciales, promover la asociatividad de cadenas de valor y generar complementariedad en la participación en ferias, festivales y mercados internacionales.

foto 1

La diseñadora de modas Carolina Sepúlveda, nacida en Medellín pero caleña de crianza, fue seleccionada en el sector de diseño. Además ha ganado diferentes concursos relacionados con las industrias creativas, en los que se destaca Atelier para la marca francesa Girbaud, Becaria de la Escuela Internacional de diseño de la Universidad de Barcelona. Es reconocida por su afinidad con lo artesanal con lo cual puede trasladar la cultura a sus diseños.

En el sector musical, se destacan Amalgama Cultural y Cecom Cedric. La primera se destaca por ser una fundación sin ánimo de lucro cuya misión es promocionar el desarrollo cultural y artístico con iniciativas provenientes de la música, artes escénicas y visuales. Cecom por su parte, es una agencia que se ha desarrollado como precursora en música y ritmos actuales de Colombia bajo el management y desarrollo de grupos y artistas como Sidestepper, Choc Quib Town, Teto Ocampo, Richard Blair Y La Mojarra ElecTRICA, entre otros.

Por el lado de los videojuegos, fue Flamin’Lab el elegido que se dedica al desarrollo de videojuegos para plataformas móviles y web. Ganadores del Fondo Emprender del SENA, centran su trabajo en dispositivos de la marca Apple con la que lanzaron su primer juego: Mag Trap.

Estos son solo algunos de los casos que hacen reconocer a Cali a nivel mundial por su talento e industrias culturales. En el censo económico realizado alternamente de población del 2005, resultaron más de 1000 establecimientos pertenecientes a la industria cultural de la ciudad.

Gracias a las características propias de la ciudad, su potencial humano y la trayectoria cultural que posee, Cali se ha convertido en el lugar ideal para cosechar proyectos como el de Industrias Culturales emprendido desde el 2009 por iniciativa de Comfandi, el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Ministerio de Cultura, la Alcaldía de Santiago de Cali a través de su Secretaría de Cultura y Turismo, la Asociación Metrópoli Colombia, la Universidad Icesi y la Cámara de Comercio de Cali.

El Proyecto de Industrias Culturales de Cali se impulsó como una prueba piloto en América Latina, cuyo objetivo es transformar a la ciudad en referente latinoamericano por su potencial cultural, artístico y empresarial; al tiempo que contribuya a que el emprendimiento cultural sea parte fundamental del desarrollo económico y social.

En los últimos 15 años las industrias culturales en el país han ganado mayor importancia y Cali no es la excepción. En la ciudad se está creando un contexto que permita aprovechar el potencial de cultura en la generación de riqueza.

Al respecto, Leidy Higidio, Coordinadora del Proyecto de Industrias Culturales de Cali, afirma que “el emprendimiento cultural, no es un tema que sólo está buscando beneficiar a los artistas, en la puesta en marcha hemos encontrado que para acelerar o potencializar estas propuestas requieren de profesionales de área como la administración y economía, están promoviendo un mercado laboral que se debe fortalecer”.

Según Higidio, desde la caracterización que se hizo en el 2010 no se ha vuelto a realizar un ejercicio parecido; sin embargo, para realizar el seguimiento interno de indicadores que requieren para la toma de decisiones en el sector contratan el estudio de gasto y consumo a RADDAR, y a su vez tienen escogieron 150 empresas que les permite indagar por información diferente.

Más de 5000 empleos generados al año en solo 150 empresas

Teniendo como base las 150 empresas y emprendimientos culturales pertenecientes a los sectores de música, teatro, danza, audiovisual, diseño, editorial, artes escénicas, y patrimonio; el Proyecto de Industrias Culturales de Cali, coordinado por Higidio, encuentra que se generan 750 empleos fijos en promedio (sin ser necesariamente 100 % formales) y más de 5000 empleos temporales anualmente.

Entre el 2011 y 2013, la generación de empleos temporales aumentó en un 207 %, pues para el 2011 fueron 1975 puestos de trabajo, mientras que para el 2013 fueron 6063.

En cuanto a los ingresos por emprendedor cultural también muestra mejora de condiciones. En el 2011 el promedio mensual de ingresos era de $556872, mientras que ahora el año pasado cerró en $1106459.

A fomentar el consumo y gasto cultural

De cada $100 que se gasta un caleño, en promedio a penas se destina $1.3 para temas culturales; y en lo que más gastan es cine y fútbol, con una participación del 33 % y 20 % respectivamente según el informe de dinámicas imaginarias y comportamientos de compras y consumo cultural en Cali.

La capital del Valle ha recuperado su dinamismo, mucho más que el promedio nacional, que a pesar de que su composición poblacional se envejece y muestra nichos de mercados diferenciados, el gasto cultural en Cali per cápita crece por encima del promedio de otras categorías y ha comenzado a liderar el crecimiento si se compara el reporte del año 2003 con el del 2013. Entre estos dos años el gasto cultural por persona en Cali aumentó en más del 94 % y fue el tercer sector en incrementar más su gasto, un poco por encima fue el aumento en el país al ubicarse por encima del 120 %, pero como el sector que más creció.

El gasto cultural en la Sultana del Valle en los estratos de ingresos bajos es gratuito y en los de ingresos altos se califica como exclusivo. Más del 71 % de este gasto está concentrado en servicios por fuera de la casa.

Sin embargo, el esfuerzo que hacen los caleños para adquirir bienes de la industria cultural se ha mantenido en la década comprendida entre el 2003 y el 2013. Según el informe es preciso revisar las presiones inflacionarias que dan lugar a estos episodios, cuando lo normal es que el esfuerzo mejore con el pasar del tiempo. Es decir, que se incentiven a comprar en el sector.

Para la Coordinadora del Proyecto de Industrias Culturales en Cali, es de vital importancia el gasto y consumo cultural pues con ellos se logra alimentar un escenario en el que se pueda aprovechar al máximo el potencial que tiene el sector cultural en Cali. “No sólo por el apoyo que pueda dar el gobierno, nosotros como público desempañamos un rol importante en donde debemos fomentar tanto el consumo como el gasto cultural, así lograremos equilibrar la sostenibilidad y sustentabilidad del emprendimiento cultural” explica.

Avance en materia de políticas para el sector

Otro aspecto que ha mejorado desde que se inició el Proyecto de Industrias Culturales en Cali han sido las políticas establecidas para el sector. De acuerdo a Informe de Gestión del Ministerio de Cultura para el 2013, con la Ley 1493 de 2011, impulsada por la misma institución con el propósito de formalizar y fortalecer el sector de los espectáculos públicos de las artes escénicas en Colombia, se ha alcanzado un recaudo de contribución parafiscal nacional de $24.275.984.488, particularmente en Cali, se recaudó entre 2012 y 2013 $937.248.347.

Comments are closed.