Insisten en proponer pico y placa para motos

0
La improvisación en temas de movilidad y la falta de herramientas técnicas estarían llevando al gobierno municipal a adoptar medidas que responden a mejorar el tránsito en Cali.
 
Una de esas medidas es aplicar el pico y placa para las motos, para desestimular la compra de dichos vehículos, que son la alternativa que ven los caleños ante la falta de rutas del MIO y el nuevo horario de pico y placa que propone el gobierno local.
 
Durante el debate también se habló de la propuesta de bicicarriles, que no tuvo aceptación por parte de algunos Concejales, por considerar que hay que construir más infraestructura y mejorar el sistema MIO.
 
A esa conclusión llegaron los Concejales de Cali, tras escuchar al secretario de movilidad, Juan Carlos Orobio Quiñonez, a quien citaron a sesión plenaria para escuchar los resultados que en materia de recaudo por tasa por congestión registra a la fecha el Municipio, luego de seis meses de haber entrado en vigencia dicha opción para quienes quieran pagar por movilizarse en horarios de pico y placa.
 
La citación a Orobio Quiñonez la hicieron los Concejales María Grace Figueroa Ruiz, y Carlos Andrés Arias Rueda, Alexandra Hernández Cedeño, Clementina Vélez Gálvez, Juan Manuel Chicango y Diego Sardi de Lima.
 
Para Figueroa Ruiz, el hecho de solo alcanzar 888 vehículos matriculados en la tasa por congestión y un recaudo de 1.523 millones de pesos, deja mucho que pensar sobre los cálculos que hizo la administración para aplicar una medida que no logra convencer a los caleños interesados en pagar por movilizarse en pico y placa. “Lo anterior, sostiene Figueroa, teniendo en cuenta que de la llamada lista blanca, salieron 18.246 vehículos que estaban exentos de pico y placa”.
 
La Concejala citante también abogó para que en la lista blanca de exentos de pico y placa, se dé prioridad a las personas con discapacidad. “Conozco tres casos de personas con discapacidad que adecuaron sus vehículos pero son rechazados desde la secretaría de movilidad”; enfatizó.
 
La Cabildante también recordó que a pesar de haberse dejado en el articulado del Acuerdo Municipal 0401 de 2016, una distribución de los recursos recaudados por tasa por congestión, los 1.523 millones irán todos para el MIO, que es la prioridad.
 
Figueroa Ruiz consideró que el Municipio no puede postergar más el que se aplique el pico y placa para las motocicletas, dado que es el Municipio con más motos en Colombia, al tiempo que se exigió el Plan de Movilidad Integral para el Municipio como herramienta para mejorar el tráfico vehicular en Cali.
 
Entre tanto, los Concejales Fernando Alberto Tamayo Ovalle y Roberto Rodríguez Zamudio, rechazaron la propuesta de ciclo rutas en vías que la propia secretaría de movilidad ha calificado como vías congestionadas para el tráfico vehicular. “Con este argumento fue que se aprobó la tasa por congestión”, recordó Rodríguez Zamudio, mientras que Tamayo Ovalle, preguntó, “quién es la autoridad de movilidad en Cali, porque Duvalier Sánchez no puede salir a generar pánico en la ciudad anunciando la reducción de carriles a los automotores para dar paso a ciclo rutas”.
 
Para Tamayo Ovalle, no se puede satanizar el uso del vehículo automotor, por ello insistió en que hay que aplicar el pico y placa para las motocicletas, como medida para mejorar la movilidad y desestimular la compra de dichos vehículos que hoy los entregan solo con la cedula.
 
“El cobro por congestión no funciona porque es más fácil comprar una moto, para no subirse al MIO y menos pagarle al Municipio por movilizarse en pico y placa”, afirmo Tamayo Ovalle.
 
Para la Concejala Patricia Molina Beltrán, la tasa por congestión fracasó porque se aprobó con base en estudios técnicos que no corresponden a la verdadera movilidad de la ciudad. La Cabildante indicó que mientras el MIO no responda a las necesidades de los caleños, difícilmente se podrá mejorar la movilidad. “Por ello, insiste Molina, lo que el gobierno busca ahora aumentando el pico y placa es que más personas se acojan al pago de la tasa por congestión, para responder a los operadores del MIO”; sostuvo la Cabildante, quien de paso solicitó a Orobio Quiñonez, precisar los informes que trajo al Concejo porque no son claros.
 
El Concejal Luis Enrique Gómez Gómez, manifestó que si Cali quiere que el MIO funcione, debe modificar los contratos de los operadores y eso costaría millones en demandas al Municipio. Por consiguiente, sostiene Gómez Gómez, debe el gobierno optar por una política de movilidad que responda a las necesidades de los caleños, sin pensar en mermar carriles a los vehículos, menos aumentando el pico y placa. “No podemos seguir aprobando Unidades de Planificación Urbana en Cali sin tener el Plan Vial y de Transporte o un Plan Integral de Movilidad Urbana, no podemos seguir improvisando como se hizo con el corredor verde”, sostuvo.
 
El Concejal Diego Sardi de Lima, indicó que la Ley 1083 de 2006, que establece normas sobre planeación urbana sostenible, deja en claro que la prelación es para modos alternativos de transporte como son el peatón y la bicicleta. Sardi de Lima, advirtió que lo que demanda el Municipio debe es propender por una cultura ciudadana para la movilidad donde la prioridad sea el Sistema de Transporte Masivo, al tiempo de darle prelación a otros medios y a los modos alternativos.
 
Para Jacobo Nader Ceballos, lo vital es saber, si el asesor para la bicicleta consulto a la autoridad de movilidad en el Municipio para anunciar los bicicarriles en el sur de Cali.
 
A su turno, el Concejal Richard Rivera Campo, convocó a la secretaría de movilidad para que promueva campañas educativas y culturales, para desestimular el uso del vehículo automotor. “No puede ser la medida aumentar el pico y placa y obligar el pago de la tasa por congestión, porque eso conllevaría a que las motos sean la alternativa o en últimas, el transporte pirata”.
 
Para el Concejal Juan Manuel Chicango Castillo, aumentar el horario de pico y placa en dos horas, no será una solución y su aplicación es coyuntural. Chicango consideró vital pensar en las alternativas para la movilidad, como la bicicleta. Al tiempo que cuestionó el fracaso de la tasa por congestión, que no logrará la meta de los 24 mil millones de pesos para el año 2017, por tanto, la alternativa son otros modos de transporte y mejorar la infraestructura vial.
 
El Concejal Flower Enrique Rojas Torres, considero vital primero mejorar el servicio que presta el Sistema de Transporte Masivo, antes de dar paso a los bicicarriles en las vías del sur.
 
La Concejala Clementina Vélez Gálvez, llamó la atención de Orobio Quiñonez, para que haga transversalidad con las secretarías que tienen injerencia en la movilidad y solicite los recursos que demanda el tránsito. “El bacheo por ejemplo que es una medida para mejorar la movilidad, no continuo y eso debe tener una explicación para el secretario Orobio, por parte del titular de la Valorización”, enfatizó Vélez Gálvez.
 
Para el Concejal Henry Peláez Cifuentes, el gobierno municipal debe ajustar lo planeado en recaudo por tasa por congestión, porque según la cifra es decreciente. Peláez Cifuentes, se mostró partidario de cobrar tasa por congestión sectorizado, donde está realmente la congestión.
 
Para el Secretario de Movilidad Juan Carlos Orobio Quiñonez, mientras el MIO no este fortalecido, se tendrá que recurrir a los buses antiguos que tienen permiso de operación, pero cubriendo rutas por donde no llega el Sistema. En el oriente, manifestó Orobio, se trabaja también con las gualas, pero de forma organizada. El control, dice el secretario de movilidad, es a la sobreoferta que existe. 

Comments are closed.