La bonanza de los impuestos

0

Twitter: @pablouribecali

“Creo que una Nación que pretende prosperar pagando más impuestos es como un tipo parado dentro de un balde intentando alzarse a sí mismo” – Winston Churchill.

Todas las entidades del Municipio comenzaron el año celebrando y no era para menos: el Gobierno de la ciudad acababa de romper un record, pues por primera vez iba a tener 440 mil millones de pesos para hacer inversiones públicas.

Los funcionarios públicos de la ciudad están contentos, pues según ellos, ya van a poder multiplicar las inversiones en vivienda, infraestructura y seguridad. Los Concejales tampoco se quedan atrás en su orgullo: aprobaron un presupuesto histórico.

Sinceramente, me da mucha alegría saber que nuestro Gobierno por fin tiene un presupuesto con el que se puede hacer algo. Fueron muchas las administraciones que despilfarraron los dineros públicos, haciendo fiestas con la plata de nuestros impuestos. Ahora por fin hay platica para hacer algo.

Pero, quisiera hacer una pregunta ¿De dónde salió tanto dinero? La respuesta la da el mismo Secretario de Hacienda: “para todas las dependencias creció el presupuesto, lo cual es algo muy positivo, porque refleja el esfuerzo que han hecho los contribuyentes.”.

Aquí es donde está lo que no me cuadra de tanta dicha: pues esos nuevos recursos vienen ¡del bolsillo de los ciudadanos! Es decir que los caleños se han tenido que desprender, de cientos de miles de millones, para que este gobierno tuviera con qué invertir.

El problema se torna más grande entre más lo observamos. Desde el 2012, la Alcaldía ha venido actualizando los avalúos catastrales de todos los predios de la ciudad y, en su inmensa mayoría, todas las propiedades de los caleños ahora registran un valor más grande en el Catastro, lo cual desemboca en una factura de predial más cara.

Entre más grande sea el avalúo catastral de una casa o un local, más grande va a ser el impuesto predial que paga, pues es con base en ese valor que se liquida el impuesto.

Era lógico que tenía que aumentar este valor: los anteriores gobiernos, que eran los encargados de esta actualización, nunca lo hicieron. Por lo tanto los valores que se registraban antes del 2012 estaban desactualizados.

Ahora, está bien que actualicen el catastro; el problema es CÓMO actualizan el catastro. La ley deja bastante claro que el valor comercial de las propiedades es un factor determinante a la hora de definir el avalúo catastral. Por lo tanto, no se justifica que haya locales, apartamentos o casas que registran avalúos catastrales 2, 3 y hasta 4 veces más grandes que su valor comercial.

Por dar un ejemplo: hay gente que tiene su casa y si la va a vender, le ofrecen 200 millones. Pero va a ver su recibo de impuesto predial y el gobierno le está diciendo que su casa vale 400 millones y sobre eso es que le van a cobrar.

Para agravar la situación, la gran mayoría de esas personas son caleños trabajadores: viven bien, pero con lo justo. Es decir que, tienen plata para vivir con sus comodidades, pero hasta ahí, no tienen plata para andarla regalando a los políticos. Pero de un momento a otro, a esa gente que tanto ha trabajado por sus cositas, les caen con un impuesto ¡El doble de caro!

La conclusión entonces es que, esta “bonanza” que está viviendo la Alcaldía, se creó gracias a un aumento exagerado de los impuestos. Como dicen por ahí: Literalmente “Ahora estamos trabajando para pagar impuestos”.

Que el Municipio tenga muchos recursos para invertir en la ciudad no es algo malo de por sí. Lo malo es cuando el mismo Gobierno destruye las finanzas de sus ciudadanos para fortalecer las propias.

No hay ninguna justificación para sacrificar las finanzas de los hogares caleños. No existe ninguna razón para poner en aprietos económicos a la gente y menos cuando este cobro viene de un acto ilegal.

Nuestro gobierno tiene que plantearse seriamente esta situación: sí está bien que el gobierno tenga más plata para invertir, pero no a este costo. Cuando hay que escoger entre el bolsillo de la gente y el bolsillo del Estado, siempre hay que proteger el de la gente.

Comments are closed.