La Dignidad de la Derrota

0

Por Carlos Eduardo Hurtado

¿Quién en alguna actuación o situación quiere perder?, creo que la mayoría contesto que No, aunque algunos dirán que “Perder para ganar no es perder” citando a Francisco Maturana; pues siempre perdiendo se gana un poco, pero realmente todos queremos ser ganadores.

Ahora, si hay ganadores habrá perdedores, aunque pudiese existir el empate o igualdad y este en la mayaría de los casos por procedimientos se dirime de alguna manera, logrando resolver el empate, logrando tener ganador y perdedor. En el futbol por ejemplo se trabaja con las barras bravas para que asimilen la derrota y sepan perder, de esta manera se evite esas confrontaciones que se registran en los escenarios deportivos. Y así en muchos deportes se nos recalca el espíritu  olímpico “Lo más importante del deporte no es ganar, sino participar, porque lo esencial en la vida no es el éxito, sino esforzarse por conseguirlo” del BARÓN PIERRE DE COUBERTIN.

Qué difícil es aceptar la derrota, recordemos la frase de Jorge Luis Borges, “La derrota tiene una dignidad que la ruidosa victoria no merece”, que reúne en mi parecer la esencia del sentir al no ser ganador.

Pues bien, y apropósito de elecciones vemos como se trata de ilegitimar al ganador, no se acepta su triunfo y se pone en entre dicho las instituciones, esto sucede ahora en la que se considera la mejor Democracia del mundo los Estados Unidos.

Si usted está en una contienda electoral debe también prepararse para perder y tener claro su futuro en caso de no poder triunfar. Los mantos de dudas en las democracias hacen daño, agitan la polarización y se merma la confianza en las instituciones electorales.

Nos acercamos a unas nuevas elecciones de Congreso y las Presidenciales. Todos quieren estar en el Centro, pues ni la derecha, ni la izquierda según los analistas ganara las elecciones presidenciales, aunque digan que “los partidos están en crisis”, pienso que esto es ver el “vaso medio vacío”, lo que se ha ganado es en democracia pues se han creado nuevos partidos y movimientos; el arcoíris de colores de partidos se ha visto en el horizonte y de qué manera. Los nuevos partidos han ganado espacio, pero los partidos tradicionales siguen teniendo su mayoría relativa en muchas corporaciones y son fundamentales en el respaldo para obtener la Presidencia. Algunos de sus integrantes dentro de los partidos tradicionales han tenido matices hacia la derecha o la izquierda y con esta hipótesis de triunfo del Centro, todos quieren apoderarse de él, un Centro que es Institucional, del estado de derecho que no es progresista, un centro que es tradicional pero tampoco evita el cambio que el entono le exige, si la teoría de los analistas se cumple tendremos entonces dos derrotados y esperamos que ambos asuman con dignidad su derrota.

Ahora bien, en cuanto a las corporaciones públicas se nota en los dos últimos periodos un reacomodo de curules, en Senado aumentaron los Partidos de 10 a 13 y se redistribuyo sus fuerzas entre los partidos tradicionales y grandes; en Cámara se aumentaron de 15 a 16 Partidos o Movimientos e igualmente se distribuyó entre los grandes su participación. En general los partidos o movimiento pequeños logran una curul y a lo máximo tres, que les permiten mantenerse en el espectro político y representación, empero esta atomización solo generara representación mas no mayorías, pues estas mayorías siempre estarán en los grandes Partidos. Sin la democratización interna en los partidos grandes siempre existirá la creación de partidos o movimientos nuevos que intentan con caudillismo permanecer en la historia de nuestra democracia y la inclusión en escenarios de poder. Estos no triunfadores internos de los partidos no están asimilando la derrota y les hacen daño a los partidos, la que si esta ganado es nuestra Democracia y está ganando cada vez con más partidos y movimientos. Los derrotados siempre podrán lograr un espacio en otro lugar y así siempre nuestro país saldrá ganador; hay que también prepararse para la derrota y así ser un digno perdedor para que Colombia gane.

 

 

 

Por: CARLOS EDUARDO HURTADO VELA

 

Comments are closed.