La educación, motor de modelos de negocios innovadores y de desarrollo sostenible

0

Gustavo_Munoz_SinisterraPor: Gustavo Muñoz Sinisterra

Presidente GRUPO MULTISECTORIAL

El jueves pasado escuchamos al presidente Santos comprometerse a fomentar la educación en Colombia para alcanzar en 2015 el mejor puesto de América Latina. Durante la presentación del presupuesto de ese año, esperábamos que  superara el presupuesto de seguridad, pero no fue es así. Esto es una buena respuesta a los malos resultados que seguimos obteniendo por nuestros jóvenes en las pruebas Pisa y en la pobre posición de competitividad que ostenta hoy Colombia en el Índice Global, ocupando el puesto 69 entre 144 países, estando por debajo en Latinoamérica de Chile, Panamá, Costa Rica, México, Brasil y Perú. Con estos indicadores vemos como firmamos tratados de libre comercio y alianzas comerciales con países que nos superan ampliamente corriendo el gran riesgo de no poder competir en sus mercados y perder el mercado interno, donde las grandes transnacionales se llevarán las riquezas para sus países, como está sucediendo actualmente con la minería y los hidrocarburos, sin contar la irresponsabilidad con el medio ambiente. Por eso reclamamos una mayor inversión en educación, que   es la base para el desarrollo de una sociedad, con un alto nivel de educación y de oportunidades desde la primera infancia hasta la mayoría de edad, acompañada de una adecuada nutrición, actividades deportivas, culturales y lúdicas, con ambientes familiares sembrados en valores y respeto por los demás, articulando los hogares, las instituciones educativas, el gobierno, las empresas y organizaciones sociales, construyendo conocimiento y desarrollo en pro del bien común, empoderando a la sociedad civil a través del estudio, conocimiento y puesta en práctica de sus deberes y derechos constitucionales. Se desarrollarán competencias para que las empresas y el modelo económico tengan un enfoque más social volviéndose  rentable para los inversionistas, asociándose con el gobierno como es el caso de las becas de COLFUTRO y derivando en una calificada oferta de personal, para que el liderazgo se concentre más en las personas y no en las instituciones como sucede actualmente. Colombia y el mundo necesita de una renovación de liderazgo, de verdaderos líderes que además del conocimiento, acompañen un cambio UNIPERSONAL, de entendimiento, escucha, respeto y el amor por los otros, dando ejemplo en todo momento. No solo se debe SABER HACER, sino que se debe primero SABER SER. Hace 20 años, veíamos como los empleos de los altos ejecutivos se mantenían por varias décadas, hoy debido a la mayor oferta de personas con diferentes conocimientos y habilidades adquiridas a más temprana edad, vemos como la rotación en altos cargos esta en promedio entre los 3 y 6 años. El desarrollo de las tecnologías que va de la mano con el desarrollo de la humanidad, pues es el humano el que genera este avance, va a tanta velocidad, que ya las fronteras ideológicas, políticas, económicas y culturales van siendo reemplazadas por valores universales y el mundo se está volviendo uno solo en intercambio comercial y cultural.  El País y las personas que no inviertan en educación se verán relegados y sometidos a los países y personas que si lo hacen y que no paran en hacerlo; Un ejemplo es China, como convirtió su mayor problema que es el demográfico, en el motor de su economía invirtiendo hace 40 años en educación, subsidiando a personas e instituciones con el firme propósito y compromiso que a través del conocimiento adquirido en otras naciones más desarrolladas en ese momento, se reinvirtiera todo ese aprendizaje a desarrollar soluciones que incrementaran el nivel de vida de su sociedad, convirtiéndola hoy en día en potencia mundial. China es un ejemplo de como la educación genera modelos de negocios innovadores y de desarrollo sostenible. El mundo se ha dado cuenta de que debe invertir en las personas y en el desarrollo de sus competencias y por eso la UNESCO lidera la Escuela de valores, con la filosofía de una suma de valores al arrojo arroja de competencias necesarias para una sociedad del bien común y así aniquilar el hambre y la violencia. Educación, cultura y desarrollo ambiental, eje del futuro común.

Comments are closed.