La educación base para el desarrollo del país con soluciones a medias

0

Por: Gustavo Muñoz Sinisterra

Dirigente gremial del Valle del Cauca

Es claro para todos que sin una buena educación,  el país no avanzará y por lo tanto la inequidad social y la violencia permanecerán.

El desarrollo de nuestros vecinos y competidores lo veremos pasar, aprovechando los tratados de libre comercio y la demanda del mundo, mientras nosotros invertimos solo un 30% de lo que se debe invertir en educación y si seguimos negociando un fin al conflicto armado bajo el ritmo de las FARC, corriendo el riesgo de no entrar al OCDE si no a  al Triángulo de Venezuela, Cuba y Bolivia.

El pasado paro de maestros deja muchas lecciones: 1. Las promesas de Gobierno no se cumplen o se cumplen a medias, y esto obliga a protestas con cese de actividades para llamar la atención de todo el país, así se tenga en contra la presión social. 2. A pesar del gran esfuerzo que están realizando las organizaciones de diversos sectores en contratar y desarrollar estudios serios que evidencien la realidad de sus economías, especifiquen las metas e indicadores a que debemos llegar para tener calidad y desarrollo y se pueda comparar y controvertir con las cifras del gobierno, estos estudios fundamentados, que al final no son superados con verdaderos argumentos, quedan en segundo plano por que el ministerio de hacienda no puede comprometer más recursos ya que los superministerios y las súper comisiones son más necesarias. 3. Las promesas y soluciones después de la firma de cada acuerdo alcanzan menos del 50% de lo que demuestran los estudios y salimos luego a reclamar el 100% de los resultados.

El estudio que adelantó Fecode con la Universidad Nacional mostraba aumento salarial del 28%, incremento del 7.5% en el PIB de la educación, nuevas evaluaciones para los docentes y mejoras en el servicio de salud.

Cabe señalar que dentro del acuerdo alcanzado se encuentra un aumento salarial del 12%, mantener la evaluación docente como criterio de ascenso (pero con cambios en la forma), bonificación adicional para los educadores del escalafón 14 y mejores garantías en salud. En cuanto al incremento del PIB de la educación para este año con respecto a 2014 fue de 5,7%, pasando de $27,3 billones a $28,9 billones, valor que representa el 3,8% del PIB nacional en 2014, es decir 3.7% por debajo.

Pero más allá de esos datos, lo cierto es que, como lo anunció la Fundación Compartir en 2014, se necesitan más esfuerzos para hacer de la docencia una profesión atractiva que seduzca a los bachilleres más calificados. Hoy, quienes entran a programas de licenciatura son los que lograron los puntajes más bajos en las pruebas Saber 11, contrario a lo que sucede en países como Finlandia, Singapur o Corea del Sur.

Otros estudios comparativos muestran que entre los 28 países, Colombia se ubica en el décimo lugar entre las naciones con menores sueldos para sus profesores. Canadá encabeza la lista de los mejores salarios (allí, un docente puede ganar 7.196 dólares de paridad de poder adquisitivo-PPA en promedio), seguido de Italia, Sudáfrica, India, Estados Unidos y Arabia Saudita.

Mientras el sueldo promedio de un docente que labora de tiempo completo en el país es de 2.702 dólares de PPA (lo que el profesional puede comprar con lo que le pagan), en México es de 1.941 dólares PPA, en Brasil de 3.179 y en Argentina de 3.755 dólares PPA. Pero en Armenia, que ocupa el último lugar, los profesores ganan 538 dólares PPA en promedio.

“Aunque el país no tiene los peores sueldos, vale anotar que estos salarios solo existen para un grupo minúsculo de docentes de tiempo completo con un contrato estable. Colombia tiene muchos docentes de hora cátedra y ocasionales, con menores estímulos para investigar y ser productivos, pues tienen que estar buscando plan B para ajustar su salario“, afirma el colombiano Iván Pacheco, coautor del estudio e investigador del Centro de Educación Superior Internacional de Boston College.

Si la educación es la base de nuestro desarrollo, porque no asignamos los recursos necesarios de una buena vez a los profesores, instituciones, recursos como transporte, alimentación, recreación, seguridad, investigación y desarrollo, promoción y retención de talentos, alianzas con el sector privado para el desarrollo e implementación de nuevos productos y servicios, alianzas con organizaciones sociales. Porque no revisamos los excesivos costos de las dependencias del gobierno que predica la tercera vía que reza: el mercado hasta donde sea posible y el estado hasta donde sea necesario.

En cuatro años estaremos lamentándonos de los resultados de la educación y el desarrollo del país, echándole la culpa a los profesores y olvidándonos de nuevo que estamos colocando los recursos a medias, ya que la burocracia se tomó la prioridad de este gobierno y mucho se queda en el buen discurso.

Comments are closed.