La encrucijada del cuñado

0

LONDRES_3Mauricio Rodríguez, hermano de doña Clemencia Rodríguez de Santos, esposa del presidente de la República, es uno de los más activos promotores de la reelección de su cuñado presidente-candidato. Rodríguez es un economista de kilates, fue decano de la prestigiosa facultad del CESA en Bogotá, dirigió el periódico Portafolio, recientemente se desempeñó como embajador de Colombia en Gran Bretaña y ahora trabaja para el BID como asesor de programas sociales del Gobierno colombiano.

Hasta ahí todo bien. La dificultad por la que pasa Rodríguez es que ha sido el mejor amigo personal de Enrique Peñalosa durante al menos 30 años. El cuñado de Santos fue consejero muy cercano del candidato presidencial de los verdes cuando se desempeñó como alcalde de Bogotá y ha acompañado sus varias campañas. Ahora le tocó escoger y se quedó con su familiar para la contienda electoral, aunque mantiene buena relación con Peñalosa.

Otro que tiene una paradoja parecida es el representante por Bogotá Alfonso Prada, que ha sido el mayor escudero político del candidato verde a lo largo de su vida política. Prada acompañó a Peñalosa hasta hace algunos meses cuando ya era inevitable que este disputara con Santos la Presidencia.

Prada ayudó a que los verdes se metieran en la Unidad Nacional y desde ahí se convirtió en uno de los congresistas de confianza del Gobierno. Cuando los verdes se salieron de la Unidad Nacional, Prada se quedó con Santos y ahora mira de lejos la campaña de su amigo y compañero de toda la vida.

Comments are closed.