La Gobernación del Valle no lo está haciendo bien

3

Flagrantes contradicciones entre la reforma administrativa, el manejo de las deudas y el ilusorio Plan de Desarrollo 2012-2015 comprueban que el gobierno departamental no sabe para dónde va.

La reforma administrativa que propuso Ubeimar Delgado contradice objetivos clave de su Plan de Desarrollo

La discusión del Plan de Desarrollo 2012-2015, cuyo lema es Vallecaucanos, hagámoslo bien, avanza en medio de tensiones que son una muestra de cómo el  desorden y la improvisación siguen reinando en la Gobernación del departamento.

Ese Plan de Desarrollo aspira a convertir al Valle en un departamento próspero hacia 2015, sacándolo del abismo económico en el yace actualmente. Pero el manejo financiero y político de la actual gobernación no corresponde con las metas de progreso y bienestar para la región.

Uno de los ejes del Plan es la recuperación de las instituciones públicas del Valle para garantizar la gobernabilidad. Se supone que para cumplir ese objetivo el gobernador Ubeimar Delgado propuso una reforma administrativa.

Sin embargo, ya empezaron a sobresalir los equívocos de esta reforma que, según el mandatario, ayudaría a sanear las finanzas del Valle y a disminuir el caos burocrático de la región.

La semana pasada Javier Roldán Barbosa, nadie menos que el secretario de Hacienda, criticó públicamente una medida clave de la reforma: la creación del Departamento Administrativo de Rentas.

El funcionario sostuvo que su honestidad le impidió quedarse callado respecto al tema y que sabe que puede ser retirado del cargo por cuestionar la propuesta ante los medios.

Roldán Barbosa ha dicho a la prensa que dicha dependencia es innecesaria, que solo le aportará una carga burocrática a la Gobernación y que su creación va en contravía de la austeridad que debe orientar la reestructuración del gobierno departamental, luego de que el Valle debiera acogerse a la Ley 550.

En el Departamento Administrativo de Rentas, que cumpliría las funciones actualmente desempeñadas por la Subsecretaría de Rentas, trabajarían unas 40 personas.

Si bien algunos funcionarios y diputados afirman que con la creación de dicho ente se garantizaría la entrada de rentas a las finanzas del departamento, otros cuestionan que la iniciativa no se haya discutido en las altas esferas del poder departamental.

Si el mismo secretario de Hacienda manifiesta abiertamente su desacuerdo con un punto tan importante de la reforma administrativa, es obvio que no se debatió rigurosamente antes de incluirla en el proyecto de reestructuración.

Javier Roldán Barbosa no es el único funcionario público que se ha opuesto al proyecto de crear el Departamento Administrativo de Rentas. Ana Lucía Villa, jefa de la Dirección de Apoyo Fiscal, DAF, también ha expresado que la creación de ese ente no le aporta nada al departamento en un momento de alarmante endeudamiento.

Villa ha señalado que antes de adoptar la reforma la Gobernación de Ubeimar Delgado debe acordar el pago de deudas superiores a los 560 mil millones de pesos. De acuerdo con la funcionaria, el gobierno departamental se encuentra definiendo sus pasivos y todavía no propone formas de responderles a sus acreedores.

La directora de la DAF también ha indicado que si se recorta la Secretaría de Hacienda, encargada del manejo de la Subsecretaría de Rentas, se pone en riesgo el manejo de recursos para pagar las deudas del Valle.

Villa, incluso, le había recomendado al gobernador en agosto pasado que una de las medidas necesarias para responder a la Ley 550 era fortalecer la Secretaría de Hacienda. La Gobernación del Valle parece no haber oído esa recomendación. Y si lo hizo, decidió hacer lo contrario a lo que le sugirió la funcionaria.

Roldán Barbosa ha asegurado que, de crearse el Departamento Administrativo de Rentas, la Secretaría de Hacienda quedaría debilitada y se limitaría a cuadrar presupuestos y a llevar contabilidad.

Es necesario subrayar que Roldán Barbosa conoce a fondo el grave tema de los pasivos multimillonarios del Valle y es el encargado de negociar las deudas del departamento.

Al cierre de esta edición, Javier Roldán Barbosa había anunciado su intención de renunciar a la Secretaría de Hacienda del Valle, y ratificó sus críticas a la creación del Departamento Administrativo de Rentas.

No se entiende cómo la Gobernación de Ubeimar Delgado pretende hacer del Valle “un departamento líder, competitivo y sostenible en el contexto regional y nacional”, según lo planteado en el Plan de Desarrollo, sin antes tener claridad de cómo salir del precipicio financiero en el que se halla.

La Gobernación del Valle aún no llega a un acuerdo de pago con sus acreedores

El Valle es un departamento que, en los siguientes años, pagará sus deudas con el 20 % de lo que recoge por recaudo de impuestos, la sobretasa al Acpm y la venta de bienes y servicios. Este año le han sido embargados más de $80.000 millones y tiene demandas pendientes por $353.000 millones.

Ninguna contribución al pago de las deudas y ningún ahorro se ven con la creación de nuevos puestos burocráticos, a través de la creación de un ente gubernamental criticado de antemano por los funcionarios públicos, como el Departamento Administrativo de Rentas.

Ubeimar Delgado se ha defendido, exponiendo que la Subsecretaría de Rentas cuenta con 80 contratistas y que el nuevo Departamento contará con 40 funcionarios, nombrados con alto salario, para luchar contra la corrupción, el contrabando y la evasión de impuestos.

Lo que el Gobernador no ha explicado es por qué en medio de un esquema de austeridad tomó la decisión de crear un nuevo ente, sin atender a las sugerencias de la Dirección General de Apoyo Fiscal.

En las nubes

La Gobernación ha diseñado un Plan de Desarrollo sin tener claridad de cómo financiará la transformación del departamento e ignorando que la región necesitará mucho más que tres años para resolver sus problemas más graves… Ver más

Descontento con lo planeado para asuntos étnicos

En el Plan de Desarrollo 2012-2015 aparece que la Gobernación quiere “promover  una cultura de respeto de derechos humanos de la niñez, la juventud, el adulto mayor, la mujer, la población Lgtbi, los discapacitados, indígenas y afrovallecaucanos”… Ver más

Comments are closed.