La movilidad urbana en Cali: una problemática multidimensional

0

luis eduardo lobato paz cierPor Luis Eduardo Lobato Paz

Integrante del Centro Interdisciplinario de Estudios de la Región Pacífico Colombiana, CIER

Universidad Autónoma de Occidente

 

La ciudad de Cali es el centro de la región Pacífica de Colombia. Este factor se convirtió en el elemento dinamizador de su economía, pero a la vez la fuente de otras problemáticas sociales, económicas, culturales, políticas y urbanas. En este escrito se hará referencia a estas últimas.

La ciudad soporta a diario un movimiento de carga y de pasajeros de gran magnitud por los costado sur, norte y occidente. Por el sur, ingresan camiones cargados de víveres, maderas y ganado que abastecen supermercados, galerías y frigoríficos de la ciudad. Por el norte, este movimiento registra el flujo de agroquímicos y alimentos producidos en el centro y norte del departamento del Valle del Cauca. Por el occidente, llegan a la ciudad los frutos del mar, maderas de los bosques y selvas y mercancías importadas. Como este es un movimiento de doble vía, de Cali salen para las ciudades conectadas por estos costados, productos manufacturados, herramientas y electrodomésticos vitales para el funcionamiento de microempresas y consumo de los hogares de la región.

A este flujo de doble vía, se suma el ingreso diario de miles de habitantes del norte del Cauca, sur y centro del Valle que precisan de los servicios médicos de primer nivel, cursan estudios superiores, utilizan los servicios recreativos o laboran en Cali. Estos viajes se hacen en buses de servicio público o en automóviles particulares.

Hecha esta contextualización del lugar que ocupa la ciudad de Cali dentro de la región se entienden los motivos de porqué la movilidad urbana de Cali es tan compleja y difícil de solucionar. Al parque automotor creciente de los residentes en Cali se suma aquel proveniente de su área de influencia. Las soluciones a esta problemática de movilidad pasan, entonces por tomar varias medidas. Entre ellas tenemos:

La primera está relacionada con el tránsito de vehículos pesados por las calles de la ciudad. Cuánto se ahorraría la ciudad, en términos de tiempos de recorrido y en reparación de las calles, si se pudiera contar con un medio masivo que pudiera transportar en doble vía las mercancías que llegan o salen de la ciudad. Pensar que hace varias décadas la ciudad contó con dos medios de transporte que permitían atender esta necesidad (tren y tranvía).  Esta solución pasaría por la puesta en marcha de un tren de cercanías que conecte a la ciudad con todas las localidades de su hinterland y la construcción de unos puertos secos en puntos estratégicos de los puntos de acceso a la ciudad por el sur, el occidente y el norte.

Relacionado con lo anterior, una segunda propuesta pasa por la puesta en marcha de un sistema multimodal de transporte que permita integrar los buses articulados del MÍO con buses y busetas que provienen de los municipios cercanos y/o ampliar su cobertura hacia los mismos, con un tranvía o tren de cercanías que movilice carga y pasajeros y con un sistema paralelo de buses que pueden servir como alimentadores en zonas de difícil acceso o en donde no está proyectado a corto y mediano plazo extender el sistema masivo de transporte.

La tercera pasa por procesos de descentralización de distinto grado. Si el centro del Valle, Buenaventura y el norte del Cauca cuentan con centros hospitalarios de primer nivel y una mayor oferta educativa en el nivel superior se reduciría la dependencia y por ende el flujo de pasajeros hacia Cali que precisan de estos servicios.

La cuarta iniciativa discutida es la construcción de vías rápidas. Se propuso la entrega a concesionarios privados de la construcción de una vía que comunique el sur con el norte de la ciudad aprovechando el antiguo trazado de la carrilera del tren. El concesionario recuperaría su inversión cobrando un peaje a los conductores que hagan uso de esta vía. Esta figura fue avalada por el Decreto 2883 del 11 de diciembre de 2013 expedido por el Ministerio de Transportes. Aunque esta es una medida que genera diversas reacciones ciudadanas, ya que se estima que sobre los propietarios pesan gravámenes como el impuesto predial y valorización para añadirle uno más. También se cuestiona el impacto ambiental que generaría, ya que sería acabar con el corredor verde de esta zona.

La quinta solución está en la culminación de las Avenidas Circunvalar y Ciudad de Cali que permitirían conectar el sur y el norte en un menor tiempo. Parte de estas vías ya se han construido, pero por diversos motivos su construcción se han paralizado. Urge que la ciudad pueda disponer de esta vías en poco tiempo.

Una sexta medida, específica para el sur de la ciudad, sería una concertación de los colegios y universidades para acordar horarios diferenciados del inicio de clases. A esto se le puede agregar que las universidades deberían incrementar la oferta de cursos en modalidad virtual.

En conclusión el problema de la movilidad urbana en la ciudad es multidimensional e implicaría poner en práctica varios planes y proyectos. Ahora que se habla tanto a nivel mundial de Ciudades Sostenibles, es indudable que el impacto ambiental de una movilidad soportada en el carro particular es muy grande. Pero tampoco podríamos esperar que el sistema de buses articulados MIO por sí solo solucione el problema de la movilidad urbana de la ciudad y su hinterland. Se necesita avanzar hacia un sistema multimodal.

Comments are closed.