Las cifras no mienten, los discursos sí

0

Por Rafael Pardo Rueda

A propósito de unos trinos que puse recientemente, con especial atención a los resultados de la fuerza pública, me llovieron muchos comentarios. Unos claramente en contra, otros mostraban que estaban en favor.

Veamos parte por parte. De Andres Fandiño, uno de los tuiteros constructivos. ¿De dónde saca el ministro las cifras? Seguramente las sacó de la Policía Nacional. Medicina Legal es la fuente más confiable y estable. De acuerdo con datos obtenido en Medicina Legal se puede observar lo siguiente.

‘Según cifras de @MedLegalColombia, entre 1997 y 2019 el año con la tasa de homicidios (TH) más alta fue el 2002 (67,34 casos/100.000 habitantes.). La TH entre los años 2002 y 2019 disminuyó en 43,76 casos/100.000.

Calculando el % de Cambio Anual en la Tasa de Homicidios (TH) frente al 2002, los años con mayor disminución fueron 2003(-22,2%), 2004(-11,6%), 2005(-6,5%), 2013(-5,1%) y 2014(-5,7%). Entonces, las mayores bajas en la TH de Colombia se presentaron en la primera década de Siglo XXI.’

Y continúa diciendo Fandiño:

‘Los homicidios ocurren principalmente en vías o espacios públicos y en el año 2020 las personas han permanecido en casa más tiempo.’

Entonces se debe al confinamiento y no a la  la labor de la fuerza pública.

Hay que reconocer una cosa, que no es debido al proceso de paz. Tampoco es cierta la afirmación del ministro Carlos H Trujillo, es la mayor reducción en más de cuatro décadas. Falso.

Veamos el secuestro. La disminución del secuestro si es claramente producto del proceso de paz. ¿O no recuerda el ministro las autodenominadas pescas milagrosas?

Veamos la reducción del hurto. El año 2020 fue especial. Debido principalmente a los confinamientos. Diez de los doce meses que componen un año estuvimos en cuarentena. Con altibajos, pero confinados.

Veamos la erradicación forzosa. Reclama el ministro Carlos H Trujillo que más de cien mil hectáreas han sido erradicadas. No se de donde sale la cifra. Más de cien mil. Pero supongamos que es cierta. Si fuere cierta eso quiere decir que habrían reducido los cultivos ilícitos en igual proporción. Pero no.
Es que existe la resiembra. Quienes han sido sometidos a erradicación forzosa vuelven a sembrar. Y las cifras en que están los cultivos ilícitos se mantienen prácticamente igual. Si fuera cierta la erradicación forzosa se habrían de reducir en la misma proporción a los cultivos ilícitos. O sea que estarían reducidos a poco menos de la mitad. Habría poco más de cien mil hectáreas. Pero se mantienen en más de doscientos mil. Es que existe la resiembra.

Los resultados de la fuerza pública son muy pobres. Debe haber más resultados ocultos. Pero no se sabe. El discurso del ministro está haciendo caer al presidente en engaños. Y los engaños son muy graves y se mantienen por mucho tiempo.

Comments are closed.