Las juntas de acción comunal, JAC: tan importantes como serias

0
Los vecinos del barrio Salomia denuncian que debieron entrar a la fuerza a la sede de la caseta comunal
Los vecinos del barrio Salomia denuncian que debieron entrar a la fuerza a la sede de la caseta comunal

Los ciudadanos tienen una concepción de que las juntas de acción comunal las integran un grupo de personas “desocupadas” que se dedican a “meterse” en los problemas de un barrio; sin embargo, el asunto es serio. Cali se caracteriza por las buenas iniciativas de las juntas de los barrios y por emprender procesos en esos lugares, en los que demuestran que las JAC son muy importantes para el desarrollo comunitario

La denuncia de un grupo de ciudadanos del barrio Salomia pone en la palestra pública las dinámicas de las Juntas de Acción Comunal de la ciudad. Cómo trabajan, quién las elige, quiénes se postulan a ocupar los cargos y quién las controla, son preguntas que los habitantes de una cuidad se hacen.

En Cali desde hace años se conocen ejemplos de grupos de vecinos que perteneciendo a juntas de acción comunal han liderado iniciativas importantes y de gran impacto para el sector donde viven. De esta manera se ha logrado rehabilitar zonas verdes o parques, se ha ayudado a un sector de la comunidad que así lo necesita, y se han conformado organizaciones sociales hasta combatir el delito.

Muchos consideran que quienes integran las juntas de acción comunal son los vecinos desocupados que tienen tiempo de sobra para dedicarlo a meterse en todos los asuntos del barrio; sin embargo, no es así: son nada más y nada menos que el puente entre la comunidad y la administración municipal, son las personas que tienen el deber de trabajar por el bienestar de la gente de su barrio, tarea que aunque unos cumplen a cabalidad, otros pueden no hacerlo. Lo que sí es cierto es que pese a que solo un grupo de personas representan los intereses de los barrios es importante que todos los que lo habitan participen y se interesen en estos procesos.

Implementos deportivos para el uso de la comunidad totalmente deteriorados fueron, entre otros objetos, los que encontraron adentro de la caseta
Implementos deportivos para el uso de la comunidad totalmente deteriorados fueron, entre otros objetos, los que encontraron adentro de la caseta

La denuncia de la comunidad de Salomia

La caseta comunal en total abandono, la extraña desaparición de 160 sillas que pertenecían a la caseta, y millonarias sumas en los recibos de acueducto y energía del sitio que sirve de salón social para el barrio, que ascienden a más de 5 millones de pesos, dispararon las alarmas de la comunidad de un reconocido barrio de Cali,  Salomia.

Ubicado en el norte de la ciudad, en una zona de la capital vallecaucana, catalogado como mixto por la ubicación de industrias pero también de residencias, el barrio Salomia ha sido uno de esos que se ha caracterizado por las buenas prácticas de sus líderes.

Para el caso de la junta de acción comunal del barrio, los últimos años no han dado el mismo buen ejemplo. Todavía los vecinos no se explican cómo el expresidente de la junta, que por 14 años estuvo en el cargo, fue denunciado por los que desde el pasado 7 de julio asumieron como la nueva JAC, en unas elecciones atípicas ya que las últimas que se hicieron en territorio nacional fueron el 19 de abril de 2012.

La elección atípica, según la denuncia, se hizo luego de una sanción impuesta al expresidente Henry Macías por parte de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Bienestar Social el 25 de octubre de 2012. “Fue allí cuando los habitantes del barrio Salomia decidimos que impulsaríamos una iniciativa para cambiar de junta de acción comunal. Veíamos muchas necesidades en el barrio que no estaban siendo atendidas”, explicó Olga González Soler, actual presidente de la JAC de Salomia, quien habita desde hace 7 años el barrio. Pertenece a la Junta de Acción Local (Grupo de dignatarios de la comuna) y fue escogida por votación.

Según la actual presidente, allí comenzaron los verdaderos problemas, cuando se intentó por todos los medios que el presidente saliente entregara su puesto y todos los elementos que le pertenecían al barrio y sobre todo el principal: la caseta comunal.

“Desde el mismo día de las elecciones de nueva junta vimos que algo malo pasaba, en medio de la jornada, funcionarios de Emcali llegaron a reinstalar los servicios de agua y energía, que habían sido cortados no sabemos desde cuándo, como tampoco entendemos de qué manera se rentaba la caseta comunal para fiestas y otros eventos, si no tenía servicios públicos”, señala Olga González.

Agrega que elegida la nueva junta de acción comunal en un ejercicio que se llevó a cabo de manera democrática y con importante participación de los vecinos, el paso que seguía era que el expresidente entregara las llaves y el inventario de la sede comunal, cosa que no ocurrió. Por tal motivo, se vieron obligados a tomarse la caseta, violando cerraduras de puertas, y se encontraron con la sorpresa de un deterioro enorme no solo de la infraestructura del sitio, sino también de los implementos deportivos, los instrumentos musicales y con la falta de sillas.

Hoy la JAC de Salomia está preocupada porque cada vez aparecen más inconsistencias, la última es un recibo de impuesto predial por $300 millones de pesos, que no saben cómo van a pagar.

En la actualidad este proceso está siendo estudiado en la Secretaría de Desarrollo Territorial y Bienestar Social y una abogada representa legalmente a un grupo de vecinos que decidió tomar cartas en el asunto. Ellos esperan respuesta, las respectivas sanciones y poder sacar adelante procesos del barrio, que según ellos están estancados.

Secretaria de Desarrollo Territorial y Bienestar Social: Mayra Mosquera
Secretaria de Desarrollo Territorial y Bienestar Social: Mayra Mosquera

Las juntas de acción comunal JAC, ¿quién las controla?

Debido a esta denuncia EL PUEBLO habló con la Secretaría de Desarrollo Territorial y Bienestar Social, Mayra Mosquera Escudero, quien indicó que no es el único caso que se presenta en los barrios de Cali, los cuales casi en su totalidad tienen Junta de Acción Comunal.

Esta dependencia de la Alcaldía es la encargada de velar por que se cumplan los procesos en los barrios; no obstante, las juntas de acción comunal son entes autónomos, o sea que toman sus propias decisiones de orden administrativo, como la elección que con toda la seriedad del caso se hace cada 4 años en Colombia.

“Aunque en la mayoría de los barrios se elige JAC de acuerdo a la fecha recomendada por la administración local, algunas juntas deciden elegir de forma atípica o no hacer elecciones. En algunos casos, por la buena gestión de quienes se encuentran como dignatarios, la comunidad decide que deben quedarse allí; en otras ocasiones, los vecinos del barrio no le dan importancia a estos procesos; y en otros casos, que son menos, son los mismos miembros de las juntas los que no propician que se renueve”, puntualiza la secretaria Mayra Mosquera.

La funcionaria indicó que los desacuerdos y fricciones que se presentan en las JAC deben conciliarse al interior de ellas, debido precisamente a la autonomía que poseen. Si no se pueden solucionar sus diferencias de esta manera, pasan a revisión de las ASOJAC de cada comuna y la Secretaría de Desarrollo Territorial y Bienestar Social es la última que interviene con una conciliación.

 “Lo mismo ocurre con el incumplimiento de la norma. Al momento de no cumplirse con las normas establecidas para el trabajo de las JAC, se pasa a una sanción y se acude a las IAS para hacer[la]respetar”, dijo Mosquera.

La actividad política en las JAC

La administración local es consciente de cómo los partidos políticos influyen en muchas de las dinámicas de las juntas, hasta el hecho de  generar enfrentamientos entre sus miembros justamente por las afinidades que hay hacia un político u otro.

Pero la autonomía de esta figura del orden comunitario impide que haya control sobre el fenómeno, por lo que desde la Secretaría de Desarrollo Territorial, lo que se recomienda es la libre participación, como un derecho, y que la influencia de la política sea para la construcción de verdadero tejido social, que una a los habitantes de un barrio para sacar adelante proyectos, y que no sea para generar desavenencias que en poco ayudan.

“Los líderes políticos en vez de fragmentar deben sumar, unir. Es imposible esperar que en las juntas no haya alguna relación con el político pero esto debe manifestarse de forma positiva, no en contra y menos permitir que surjan relaciones momentáneas con los habitantes de un barrio para la consecución de votos”, manifiesta la institución.

El barrio Altos de Santa Elena es relativamente nuevo y en julio eligió su JAC
El barrio Altos de Santa Elena es relativamente nuevo y en julio eligió su JAC

En Altos de Santa Helena, una junta que da ejemplo

Elegida el pasado 21 de julio pero reconocida en la ciudad por el liderazgo de  los habitantes de un barrio prácticamente nuevo, la Junta de Acción Comunal de Altos de Santa Helena, en zona de ladera de Cali fue la sugerida para evidenciar su ejemplo de trabajo en equipo y demostrar que sí es posible sacar adelante proyectos e iniciativas de tejido social con lo poco que en muchas ocasiones cuentan los habitantes de un barrio para trabajar por los suyos.

Según Sandra Enoe Celada, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Altos de Santa Helena, sintieron la gran necesidad de organizarse, de escoger un grupo de dignatarios para tener voz ante la Alcaldía y sus dependencias. Fue así como con una votación de 251 personas se escogió el grupo de “vecinos del barrio” presidido por Leidy Soler Aristizabal y se conformó la más joven de las JAC de Cali.

Sandra indica que hasta ellos mismos se han demostrado que la unión hace la fuerza: “Las muchas necesidades del barrio, como el agua, las vías, la seguridad, la falta de recreación hicieron que desde hace año y medio nos uniéramos. Hemos sacado cosas muy importantes adelante y estamos confiados que ahora con JAC podemos avanzar mucho más”,

Datos importantes

ü  Las Juntas de Acción Comunal son entes autónomos

ü  La elección de JAC se hace cada 4 años, el mes de abril

ü  La última elección de JAC se hizo el pasado 19 de abril de 2012

ü  El 90% de barrios de Cali cuentan con su Junta de Acción Comunal JAC

Comments are closed.