Liberaron dos osos perezosos y veinte tortugas en Buenaventura

0

Dos perezosos adultos y 20 tortugas de distintas especies regresaron a su hábitat natural después de un mes y medio de un proceso de rehabilitación en el Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre San Emigdio de la CVC, lugar donde fueron atendidos por médicos veterinarios, zootecnistas y biólogos de la Corporación.

Uno de los mamíferos fue decomisado por la Armada Nacional en Guapi, Cauca, luego de que fuera encontrado en una embarcación en la que iba con un grupo de aserradores de madera, quienes tenían al animal en malas condiciones.

“Era casi la medianoche y estaba lloviendo bastante mientras realizábamos un control fluvial por el río Guapi, sobre el sector Partidero. Ahí interceptamos la embarcación y tras hacerle una minuciosa inspección hallamos al animalito. De inmediato lo decomisamos y les dijimos a esas personas que ellos no podían tenerlo, porque era un delito contra la fauna”, recordó el Teniente Coronel, Juan Pablo Góngora Barrero, comandante Batallón Fluvial 42 de Infantería de Marina.

Al amanecer los uniformados se pusieron a la tarea de averiguar qué entidad le podía brindar los primeros auxilios al perezoso debido a que una de sus manos estaba lesionada. “Nos preocupaba la salud del animalito y lo que más anhelábamos era que regresara a su hábitat natural. Así que indagando nos dijeron que en la CVC nos podían ayudar. Nos pusimos en contacto y coordinamos la entrega. Pagamos un tiquete comercial desde Guapi hasta el aeropuerto de Palmira, aunque fue bastante complicado, porque en la aerolínea nos estaban poniendo problema por llevar el perezoso, pero les explicamos las razones y nos dejaron volar. Cuando llegamos a Palmira ahí estaban los funcionarios de la CVC esperándonos”, recalcó Góngora Barrero.

El perezoso presentaba una fractura en su mano derecha, por lo que se procedió a enyesarlo por unos días y luego se le puso un vendaje normal hasta que recuperó su movilidad, según explicó Paola España, veterinaria zootecnista y coordinadora del Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la CVC.

“El perezoso presentó un proceso de recuperación normal, le adecuamos un sitio especial para que comiera por sí solo donde le incluíamos en su dieta yarumo y guácimo. Cuando ya estuvo bien se quería ir, buscaba la forma de salirse de la jaula, por lo que se determinó su liberación ya que mostraba todos los comportamientos propios de esta especie en su medio natural”, contó España.

​​​​​​​​​De esta forma, el animal junto con las 20 tortugas de las especies estuche y palmera, las cuales llegaron a la CVC producto de entregas voluntarias en todo el departamento del Valle del Cauca, fueron liberados hace unos días en uno de los brazos del río Anchicayá de Buenaventura.

El perezoso de Yumbo:

El otro perezoso, que fue liberado en zona rural de Cali, fue entregado por un mulero que afirmó haberlo encontrado pegado en la parte de atrás de su tractocamión en la vía Panamericana que de Buga conduce a Yumbo.

“Al parecer, cuando el conductor dejó la mula estacionada a un lado de la vía, el perezoso se aferró en la parte de atrás del vehículo, sin el conductor percatarse. Cuando iba llegando a Yumbo otro mulero le avisó que el animal iba atrás y él paró. Luego procedió a buscar apoyo de la Policía de ese municipio y lo entregó”, relató Juan Fernando Ospina, zootecnista de la CVC, de acuerdo a lo que le contaron los policías de Yumbo.

El animal también fue llevado hasta el Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre en Palmira y ahí recibió los cuidados pertinentes. Y luego de un mes del proceso de atención, fue liberado en zona rural de Cali, debido a que no presentaba lesiones ni estaba improntado, es decir, acostumbrado o convertido en un animal dependiente del ser humano.

Comments are closed.