Llegó el aislamiento selectivo

0

Por: Floro Hermes Gómez Pineda

Twitter: @Florohermes

El día martes 1 de septiembre, Colombia inició la fase de aislamiento selectivo con distanciamiento individual responsable y, ese mismo día alcanzó y superó las 20.000 muertes adicionales de pacientes diagnosticados con CoViD-19, tras 160 días de un Aislamiento Preventivo Obligatorio decretado por el Gobierno nacional en marzo 22 mediante el decreto 457 de 2020.

La norma que establece la nueva fase es el decreto 1168 de 25 de agosto de 2020, la cual señala entre otros considerandos que “La caída del PIB fue de 7,4% en los seis primeros meses del año. Para el segundo semestre se espera una menor contracción de la economía, lo que traerá como consecuencia una caída en el PIB superior al 5,6%”.

Esta consideración significa dos cosas: por una parte, una caída mayor que la pronosticada por la edición de abril de World Economic Outlook (Perspectivas de la economía mundial); la cual, comenté en mi columna de mayo 12 de este año. Por la otra, una idea muy pesimista con respecto a la edición de junio de esta publicación del Fondo Monetario Internacional, FMI, la cual pronosticó para Colombia una caída de sólo el 4.9%, lo cual es saludable.

Sí, saludable: en tiempos de crisis es muy importante ser pesimista. Sin embargo, cualquiera de los dos índices puede no resultar, porque los escenarios económicos creados por la pandemia provocada por el SARS-CoV-2 han resultado inimaginables.

De estos escenarios da cuenta Ayhan Kose, director del Grupo de Perspectivas del Banco Mundial quien expresó en días pasados: “No existen registros de correcciones a la baja tan súbitas y drásticas de los pronósticos de crecimiento mundial como las que se han visto en la época actual”.

Esto, ¿qué quiere decir? Significa que hacer predicciones econométricas hoy choca con una situación como la actual, que genera un grado inusual de incertidumbre, máxime cuando las consecuencias sanitarias, políticas, culturales y económicas provocadas por la CoViD-19 se sabe que son profundas, singulares para cada región y con fuertes perturbaciones sobre las cadenas de valor.

Sin embargo, la historia de la pandemia aún no termina de escribirse: en Asia, India (la quinta economía del planeta) la CoViD-19 crece día a día; en Europa, Francia (la séptima economía) y España (la décima tercera) experimentan un rebrote; en las Américas, Estados Unidos (la primera economía) y Brasil (la novena) son los dos países más afectados de la Tierra, hasta que los supere India, y en África, apenas comienza la pandemia.

En conclusión, la fase de aislamiento selectivo con distanciamiento individual responsable es, para Colombia, una incertidumbre por los efectos singulares sobre cada región de nuestro país y porque desconocemos los impactos sanitarios, políticos, culturales y económicos en un país marcado por las desigualdades, en una sociedad polarizada que no muestra intenciones de sosiego y en un medio humano con poblaciones vulnerables, informales y carentes de redes de seguridad, como nos lo ha enseñado demostrado la pandemia.

 

 

 

 

Comments are closed.