Lo bueno, lo malo y lo que falta de este gobierno

0

Gustavo_Munoz_SinisterraGustavo Muñoz

Presidente del Grupo Multisectorial

El Balance para nuestra región de estos primeros cuatro años de gobierno es obligado,  ya que la reelección le dará continuidad a algunas políticas pero obligará a revisar otras que se quedaron en promesas o no funcionaron. De lo bueno podemos destacar un mejor manejo en las relaciones con nuestros países vecinos y otros socios comerciales, lo cual facilita el comercio, el turismo y el intercambio de conocimiento a través de profesionales y nuevas tecnologías. Un segundo logro ha sido la mejora de indicadores macroeconómicos que ha atraído inversión extranjera;  también la distribución de las regalías a toda la nación, lo cual tiene el objetivo de distribuir la riqueza pero se ha quedado corto en la aprobación y ejecución de proyectos;  la búsqueda de una paz negociada con la guerrilla es positiva, pero aún tiene bastantes dudas en el detalle de los acuerdos, el reconocimiento de delitos y la justicia transicional. Otro factor positivo es el de destinar un alto presupuesto a la infraestructura del  País en las llamadas obras de cuarta generación, intentando salir de un atraso en este sector de más de 20 años, pero se han quedado los proyectos  empantanados  en todo el proceso de licencias ambientales y procesos licitatorios. En el tema de vivienda de interés social se ha visto un gran impulso en el ministerio de vivienda y el fondo nacional del ahorro, aunque el tema de las viviendas gratis con hogares sin empleo, vecinos de ciudadelas en estratos más altos aumentando la inseguridad y en algunos casos con servicios públicos limitados desbocan en otra problemática social. De lo malo podemos ver como a nivel interno el tejido empresarial de la micro y pequeña empresa no ha recibido la transformación productiva y su fortalecimiento para poder competir con las firmas multinacionales que llegan de otros países atraídos por los tratados de libre comercio y las buenas condiciones de inversión; Para la región pacifico la doble calzada Buga-Buenaventura sigue siendo una frustración ya que llevamos 8 años desde que se iniciaron las obras y aún no sabemos cuándo ni cómo terminará a pesar de que es un proyecto de  importancia nacional; La Inseguridad en las Ciudades se ha incrementado y no hemos visto una política clara ni una inversión social fuerte para contrarrestarla; La oportunidad de educación en carreras técnicas y profesionales no cuenta con una oferta publica  suficiente en cobertura y calidad  para la demanda de jóvenes bachilleres; Tenemos una política juvenil en el país sin presupuesto suficiente para obtener resultados de impulsar un nuevo liderazgo; El empleo a pesar de haber bajado a nivel nacional,  en nuestra región se supera en 5 puntos en Ciudades como Cali-Yumbo y si hablamos de Buenaventura estamos en más de  un 30%.  Con este panorama y con el gobierno reelegido esperamos reformas estructurales en el sistema Político haciendo énfasis en la reelección presidencial y el periodo de gobierno a 5 o 6 años. Una reforma a la educación para superar el bajo nivel técnico de nuestros bachilleres actuales donde podemos haber perdido ya una generación pero que si no brindamos cobertura con calidad,  en 20 años habremos perdido la generación que está iniciando. Recordemos que hace unos años éramos superiores a Ecuador y Perú en infraestructura y educación, pero hoy la historia es distinta. Una reforma a la Justicia es vital, ya que se perdió la confianza en el sistema y se convirtió en otro poder burocrático perdiendo su misión constitucional de velar por los derechos de los colombianos, haciendo énfasis en revisar y cambiar la elección de los entes de control que se volvieron parte de la maquinaria actual. La reforma a la salud tampoco da espera para brindar mayor cobertura y calidad a la mayoría de la población modificando la estructura vertical del sistema donde la única prioridad es la económica.  Por último entramos en alerta amarilla ya que el último trimestre hemos visto una disminución en producción petrolera y minera y se presupuesta una disminución de capitales extranjeros por la apreciación que va teniendo el dólar en estados unidos donde pronto podemos  no contar con esos recursos que se aconstituyen en la riqueza actual y si no alcanzamos a transformar otros sectores para que compitan en servicios de valor agregado diferentes al petróleo y la riqueza minera,   generando nuevas fuentes de riqueza habremos caído en la enfermedad holandesa y habremos dejado pasar la oportunidad de la bonanza actual.a

Comments are closed.