Loa desafíos de la vacunación

0

Por Óscar Gamboa Zúñiga

Se “institucionalizo” como un tácito que el 31 de diciembre se arrastra cierta tristeza porque se acabó el año, al punto que el disco que resuena por todos lados es el…” faltan cinco pa´ las 12 y el año va a terminar…me voy corriendo a mi casa a abrazar a mi mama”. Yo pienso que es hora de acuñar …” faltan cinco pa´ las 12 y el año ya va a empezar…me voy corriendo a mi casa a abrazar a mi mama”. Lo anterior porque esto nos puede cambiar el estado de animo de cara al año que se inicia e iniciarlo con más optimismo.

Esta vez el optimismo lo da el hecho cierto que ya al menos existe una o unas vacunas con porcentajes confiables de eficacia. Incluso es francamente inentendible que personas estén de vocingleros generando un mal ambiente contra la vacuna porque algunas personas han desarrollado reacciones adversas luego de su aplicación, lo cual como químico farmacéutico que soy, lo considero dentro de lo normal. Pero caray cuantas personas aún son alérgicas a la penicilina que ya lleva mas de 100 años salvando vidas. Pero los mismos descalificadores de la vacuna, no mencionan los millones de personas que ya se la aplicaron y NO han exhibido reacción adversa alguna. Definitivamente a la humanidad nadie la entiende.

Preocupaciones que me emergen alrededor de esta esperanza: el montaje de la logística no será tarea fácil en un país tan desordenado e indisciplinado; En un país donde hay cartel para todo, no me sorprendería que ya esté creado o en creación el cartel de las vacunas contra el Covid, y que esto sea la fuente para el enriquecimiento de unos cuantos fulanos, como ocurrió con el cartel de la reventa de boletas de los partidos de la selección Colombia. ¡Qué horror!

El gobierno y los organismos de control aquí tienen un tremendo desafío. No basta con que se haya anunciado que se adquirieron, que llegan tal o cual día, que se empieza por aquí o por allá, se trata es que le llegue a la gente que le tiene que llegar, que sea un proceso ordenado, serio, disciplinado y confiable. No podemos encontrarme titulares de prensa que digan…se perdieron 100 mil vacunas porque fallo el equipo de refrigeración…ya llegaron las vacunas a tal municipio, pero aún no se inicia la vacunación…no aparecen las vacunas que s enviaron a tal ciudad…en fin, todo lo que ya sabemos.

De otro lado hay algunas propuestas de que el sector privado pueda adquirir vacunas y gestionar su aplicación. En principio muchos dirán, hagámosle que así las cosas fluyen más rápido y hay menos burocracia y caprichos de funcionarios, y tiene algo de razón, el gran interrogante aquí sería, como hacer para la gratuidad que se aprobó hasta por una ley no termine siendo un canto a la bandera y quede privatizado el proceso de vacunación, desplazando el concepto público de la atención, tal como ha ocurrido con la educación, la salud, los acueductos, entre otros.

También ya algunos Alcaldes han comenzado a pedir autorización al gobierno nacional para adquirir las vacunas, de primerazo, muy buena idea y podría hacer más ágil el proceso para que le llegue a la gente, pero quien nos garantiza que esto no se politice, que se comience a priorizar a los “amigos” de los que tiene el poder, o lo que es peor que comprometan lealtades políticas y votos a futuro a cambio de vacunarlo y vacunar a su familia? Y este tipo de “favores” si que se agradecen…el Dr se preocupó por mí y por mi familia y por eso que cuente con nuestros votos. Y el otro susto de esta figura es que haya funcionarios en algunas alcaldías que sean “expertos” en negociaciones de compras y le saquen los mejores precios al municipios y para su bolsillo. Ustedes saben que hay personas con mejor olfato que los perros para oler donde están las oportunidades y dar el zarpazo de la corrupción.

Lo que quiero hacer como un simple ciudadano es visibilizar los escenarios que se nos pueden venir, y en lugar de que la vacunación sea una esperanza, se convierta en una desesperanza y en una verdadera frustración.

No puedo cerrar esta columna sin referirme al episodio del golpe de estado que quiso dar el Sr. Donald Trump, porque ya me cuesta decirle presidente. Qué vergüenza, que horror, que daño le ha hecho a su país y su democracia. Cuatro muertos, desorden, caos, y como se observa en videos él estuvo viendo la transmisión y hasta celebrando el hecho con sus áulicos. Como decía mi abuela Agustina, ¿habrase visto? No hay derecho. Ojalá el tiempo alcance para lograr su destitución por irresponsable y rufián de manera que NUNCA más pueda aspirar a cargo público alguno. A pesar de este tipo episodio creo en la democracia de los Estados Unidos y estoy seguro se superará el mal momento y saldrán fortalecidos. Con la llegada en unos pocos días- que parecen eternos- de la formula Biden-Harris al poder, con toda seguridad se respirará un aire de decencia, respeto y democracia. El mundo entero les da la bienvenida y que el Dios todopoderoso les ilumine para que hagan la mejor gestión por el bien del pueblo de los Estados Unidos y de la humanidad entera.

Comments are closed.