Los 11 poderes de Valdano

0

El argentino Jorge Valdano fue invitado por el Banco de Occidente a una gira por toda Colombia para dictar su conferencia que lleva el mismo nombre de su más reciente obra literaria, Los 11 poderes del líder, una completa alineación que introduce en una cancha y fuera de ella las virtudes que caracterizan el liderazgo actual.

El ex jugador, ex entrenador, ex directivo, comentarista y escritor argentino estuvo de gira esta semana por toda Colombia con su conferencia, acompañado por el Banco de Occidente /Foto: Juan Camilo Palomar - EL PUEBLO
El ex jugador, ex entrenador, ex directivo, comentarista y escritor argentino estuvo de gira esta semana por toda Colombia con su conferencia, acompañado por el Banco de Occidente /Foto: Juan Camilo Palomar – EL PUEBLO

Contrario a la personalidad de un argentino, Valdano acepta ser humano. Tras un saludo de bienvenida, comienza su conferencia recordando un momento de su historia que está seguro que no olvidará nunca. Dice, después de describir el contexto de México 86, semifinales de Argentina contra Bélgica, que Maradona recibió un pase del Negro Enrique por la derecha y se fue hasta línea de fondo, y luego, sin especificar la resolución de la jugada, atina a decir que El Diego le sirvió la pelota ante la salida del arquero a él, a Valdano, que entraba por el centro del área frente a un arco descubierto de portero y defensas, todos apresurados por marcar a Maradona.

Jorge Alberto Francisco Valdano Castellanos es un hombre de memoria prodigiosa aunque no lo recalque, pero esos días de junio de 1986 son especiales por las enseñanzas que le dejó para escribir un libro del que comparte conceptos 28 años después.

El primero fue ese día contra Bélgica, donde el considerado mejor jugador de todos los tiempos le dejó el gol servido cuando el partido ya iba 2-0 a favor de la celeste, a los 85 minutos de partido para un Valdano al que ya se le había anulado un gol por empujar la pelota con la mano cuando Maradona remató de media distancia en el primer tiempo. Era la revancha. Un estadio a reventar y el servicio de televisión transmitiendo ya para millones de lugares en el mundo: y lo mandó por arriba. “Son más veces las que tiramos la pelota afuera que adentro”, explica sobre su mala fortuna de aquella vez. La anécdota la terminará al final de la conferencia, con el gol que le marcó a Alemania Federal en la final de ese mismo Mundial, otra vez a pase de Maradona pero esta vez en una jugada larguísima que comenzó en propia área y terminó con el delantero definiendo cruzado de pierna derecha ante la salida del arquero: el gol más importante en su vida.

Esa enseñanza, según él, le sirvió como punto de partida para escribir “Los 11 poderes del Líder”, una recopilación de consejos para quien pretende orientar a un grupo, ya sea en la cancha o en la oficina, porque del fútbol Valdano hace nacer su escuela de vida.

Y es que el número 11 tiene mucho significado para el ex jugador y ex entrenador. Fue su número de camiseta con la Selección de Argentina en ese único Mundial que jugó completo, el de 1986 que se realizó en México y pasó a ser histórico en Colombia por lo que iba a ser y no fue, debido a la renuncia del presidente Belisario Betancur a la asignación de la FIFA ante la imposibilidad económica y política de organizarlo.

El fútbol como escuela de vida

En gran parte de su libro, Valdano combina momentos de su vida como jugador, luego como entrenador, luego como director deportivo y ahora como un agnóstico que controla sus propios negocios literarios por los cuales se ganó el apodo de El Poeta y se mantiene pegado al fútbol comentando para la Cadena SER de España en los partidos del Real Madrid, su mayor amor.

Valdano confía en ver a Falcao en el Mundial, pero si no llega no quiere dar sus candidatos a sustituirlo, aunque de Adrián Ramos dijo que es un jugador “excepcional” /Foto: Juan Camilo Palomar - EL PUEBLO
Valdano confía en ver a Falcao en el Mundial, pero si no llega no quiere dar sus candidatos a sustituirlo, aunque de Adrián Ramos dijo que es un jugador “excepcional” /Foto: Juan Camilo Palomar – EL PUEBLO

A medida que entrega cada poder, comenta anécdotas y defiende la máxima de que el fútbol es un estado de ánimo. Admira públicamente a Alfredo Di Estéfano, del que dice, Cristiano Ronaldo es apenas un 70% de la leyenda merengue. También a Pep Guardiola, el que considera como el mejor entrenador de la actualidad por cultivar unos éxitos que sembró desde que era jugador, cuando ya era líder del vestuario del Barcelona.

La ética se ejemplifica con la personalidad de Marcelo Bielsa, de quien cuenta que una vez sostuvo un altercado con el jefe de unas obras que quedaron mal en los camerinos del Athletic de Bilbao, donde fue entrenador hasta 2013. La discusión fue tan fuerte que el Loco Bielsa sacó a punta de agarrones y empujones al ineficaz arquitecto, pero al día siguiente sintió la necesidad de pedir disculpas públicas al agredido en rueda de prensa por su reprochable actitud, y no contento con eso salió directo para una comisaría, donde puso una auto-denuncia para enmendar sus actos.

La credibilidad, pasión, esperanza, el estilo, la palabra, curiosidad, sencillez, talento, vestuario, humildad y éxito conforman el once ideal de las virtudes de un líder como lo señala el autor del libro de 188 páginas, editorial Conecta, que sirve de manual no sólo para entrenadores de fútbol en formación o los que ejercen en el profesionalismo, sino para empresarios y estudiosos del clima laboral de una empresa, amenizado con relatos del deporte más mediático del mundo, por el futbolista que quizá más letras acumula en su pluma, tantas como recuerdos tiene del buen fútbol.

Comments are closed.