Los abusos de Guerrero y Vallejo

2

Pablo UribePor Pablo Uribe

Twitter: @pablouribe90

Hace tiempo escribí acerca de la guerra que el señor Rodrigo Guerrero le declaró a las compañías de publicidad exterior visual en Cali y de la inconveniencia de ésta para los empleos y la economía de la ciudad. Bueno, en esta ocasión voy a escribir acerca de varios abusos que se han cometido en esta guerra.

Todo nace en una ilegalidad cometida y firmada por el señor Guerrero, en la posesión de aquel que tiene encomendada la misión de acabar con los valleros de Cali, el señor Juan Fernando Vallejo, subdirector de ordenamiento urbanístico. Y sí, es una ilegalidad ya que posesionó al señor Vallejo en un cargo para el cual no tenía los requisitos que la ley exige.

El Decreto  62 de 2007, que define las calificaciones y requisitos que debe tener alguien para posesionarse dentro de la administración municipal en cualquiera de sus cargos directivos, dice muy claro que para poder acceder al cargo de subdirector en el departamento administrativo de planeación municipal se debe tener “Título Profesional como Administrador Público, Ingeniero, Ingeniero Industrial o carreras afines con el desempeño de las funciones y Titulo de Especialización afín con el área de desempeño”. Según el perfil de vallejo en la página linkedin.com, que él mismo realizó, se dice que su título profesional es en administración de empresas, el cual no corresponde a ninguno de los mencionados específicamente y que yo sepa, la administración de empresas no es afín al ordenamiento urbanístico. Además de eso, sus postgrados son en marketing y en administración, nada que ver tampoco con el ordenamiento urbanístico.

Es claro entonces que el señor alcalde se saltó la ley al posesionar a Vallejo, pero también se puede notar en el acta de posesión del señor vallejo, que la encargada de firmar su posesión, la subdirectora administrativa de desarrollo administrativo, la señora Mónica A. Perlaza, no la firmó. También es inquietante que una persona, que llevaba tanto tiempo trabajando en la administración municipal, bajo diferentes alcaldes, como la señora Perlaza, resulta ubicada en la gobernación departamental poco después de no haber firmado un acta de posesión que iba claramente contra la ley ¿Será que la echaron por negarse a cometer un acto ilegal? No sé, no estaba presente, pero es ciertamente inquietante.

Pasemos ahora sí a otros abusos: el decreto 0858 de 2012, en donde se ordena el desmonte inmediato de todas las pantallas digitales de la ciudad. Es cierto que el Acuerdo 179 de 2006 prohíbe la instalación de pantallas digitales o vallas electrónicas en la ciudad, pero también es cierto que el POT que se encuentra vigente en nuestra ciudad, dice claramente en su Artículo 143 que las vallas electrónicas son una forma de publicidad exterior visual permitida en la ciudad. Como el POT, según lo dice la ley, no puede ser modificado si no por un procedimiento especial, la prohibición que nace en el Acuerdo 179, que es un acuerdo común y corriente, resulta inválida y por consiguiente la orden del alcalde Guerrero en su decreto es una orden ilegal, un abuso de autoridad y un atentado contra el derecho fundamental a la propiedad de estos empresarios.

Un último abuso, porque se me acabó el espacio, el señor Vallejo ha dado la orden directa de desmontar vallas y pantallas digitales sin si quiera molestarse a notificar a los dueños de éstas, menos aun llevando a cabo un procedimiento administrativo en donde el dueño pueda demostrar la legalidad de su valla o pantalla. ¿Por qué es un abuso? Pues bueno, porque todos tenemos un derecho fundamental a la defensa, es decir a argumentar la validez de nuestros actos cuando el Estado se dispone a sancionarnos. Entonces, mientras no se haga un proceso administrativo en donde se declare la ilegalidad de estos elementos, aquellos cuentan con una presunción de legalidad. Pero muchas veces el señor Vallejo ha enviado gente, que intenta a la fuerza entrar a predios privados para destruir los elementos de publicidad, si siquiera dar un papel con las razones por las que están actuando de esta manera.

Pero bueno, pregunto yo: ¿será que hay intereses económicos detrás de todo esto? ¿Será que quieren sacar a los valleros para hacer un negocio? Si y sí. En la próxima columna les cuento que negocio están haciendo y a quien están beneficiando con todo esto.

Comments are closed.