Los años 60s políticos en Colombia (2)

0

Alejo VargasPor Alejo Vargas Velásquez

Profesor Titular Universidad Nacional

 

 

Durante los años 60s dos oposiciones políticas al Frente Nacional, derivadas de los partidos tradicionales, son importantes de reseñar, el Movimiento Revolucionario Liberal (MRL) y la Alianza Nacional Popular (ANAPO), así como también la oposición de corte más popular del Frente Unido, liderado por el sacerdote Camilo Torres Restrepo y la presencia relevante de tres movimientos sociales, el movimiento estudiantil universitario agrupado en la Federación Universitaria Nacional (FUN), el movimiento sindical y el movimiento campesino que tendrá protagonismo al final del decenio con la recién creada Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC).
Las oposiciones políticas.

El MRL fue una de las disidencias más importantes del partido liberal, las otras fueron la de Jorge Eliecer Gaitán y la Unión de Izquierda Revolucionaria (UNIR) en los años 30s y la del Nuevo Liberalismo de Luis Carlos Galán en los 70s.

El MRL surge como reacción a la aprobación de la reforma constitucional de 1959 que estableció la alternación en la presidencia entre liberales y conservadores, que a juicio de Alfonso López Michelsen congelaba la dinámica partidista. El MRL se convirtió, sin necesariamente proponérselo, en el canalizados de las oposiciones de izquierda en ese momento, especialmente del Partido Comunista que no sólo venía de ser proscrito sino excluido por las reglas del Frente Nacional, pero también un canal de participación política de antiguos dirigentes de las guerrillas liberales como Rafael Rangel del Magdalena Medio santandereano, y el dirigente de la guerrilla agrarista del Sumapaz Juan de la Cruz Varela. En 1962 se presenta la candidatura presidencial de Alfonso López Michelsen, justamente cuando, según el pacto constitucional, el turno era para un ciudadano del Partido Conservador, queriendo de esta manera mostrar el MRL su oposición a la alternación; si bien no ganó la candidatura del MRL si obtuvo una votación muy importante y sus listas a corporaciones públicas una representación respetable.

El MRL entra en un proceso de fraccionamiento interno, la facción mayoritaria, conocida como la Línea Blanda y liderada por Alfonso López Michelsen se mantiene en la oposición y retorna al oficialismo liberal alrededor del proceso de la reforma constitucional de 1968 en el gobierno de Carlos Lleras Restrepo; la llamada Línea Dura, liderada por el senador santandereano Álvaro Uribe Rueda, se mantendrá en la oposición y apoyará luego la primera candidatura presidencial conservadora de Belisario Betancur en 1970; las Juventudes del MRL (JMRL) vivirán un proceso de radicalización política, influido por la Revolución Cubana y un sector importante de su dirigencia será parte de los proyectos guerrilleros que se forman a mediados de los 60s, especialmente el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Ejército Popular de Liberación (EPL).
Cuando se estaba dando el proceso de acercamiento del MRL al oficialismo liberal, se va consolidando la ANAPO, partido fundado por el general® Gustavo Rojas Pinilla, como movimiento de oposición de centro-derecha al Frente Nacional; la ANAPO para jugar en las reglas del Frente Nacional presenta listas como ANAPO liberal y ANAPO conservadora y le disputa a los partidos tradicionales las curules en ambos bandos. Es una oposición de corte populista y llegara a su máxima expresión electoral con el triunfo aparente, para muchos, en las elecciones del 19 de Abril de 1970 de la candidatura presidencial del general® Rojas Pinilla. Posteriormente vendrá su declinación progresiva.
A mediados de los años 60s aparece en la escena nacional uno de los movimientos de masas más importantes, aunque efímero, que hubo en este decenio: el Frente Unido, liderado por el sacerdote Camilo Torres Restrepo. El hecho de que el Frente Unido se posicione como un movimiento de oposición al sistema y en contra de uno de los principales mecanismos de legitimación, el proceso electoral, va a facilitar el acercamiento con la naciente organización guerrillera del Ejército de Liberación Nacional (ELN).
Camilo Torres con el Frente Unido tuvo una gran importancia en su época por cuanto planteó por primera vez en el país, la posibilidad de diálogo y confluencia de cristianos y marxistas en la conformación de un proyecto político revolucionario, lo cual era a todas luces una ruptura importante con la tradicional relación dogmática que sostenían cristianos y marxistas, centrada en problemas abstractos como la existencia de dios, para los primeros, y el ateísmo para los segundos. Además es necesario destacar la importancia que para el momento tenía un sacerdote católico empeñado en un proyecto político que era catalogado como de izquierda.
Camilo Torres intentó construir un movimiento político distinto a los que tradicionalmente incursionaban en el escenario político nacional, un Frente Unido lo denominó, pero que permitiera sobretodo la presencia de los que Camilo denominó ‘los no alineados’ para hacer referencia a todos aquellos colombianos que no estaban participando activamente en política o que no estaban bajo ninguna otra bandera partidista.
Los Movimientos Sociales
Sobre el surgimiento de la FUN y el impacto del movimiento de los estudiantes de la UIS, invitamos a un protagonista de estos sucesos, Galo Burbano, segundo presidente de la FUN: “Sí, fui presidente de la FUN en el año 1965, me tocaba suceder a Julio César Cortés. A ver, si recordamos un poquito, la FUN fue una organización estudiantil, que se empezó a gestar tal vez en los años 61-62, a raíz de una serie de congresos estudiantiles en los cuales se planteó la necesidad de construir una organización nacional de los estudiantes colombianos, sobretodo de los estudiantes democráticos, de quienes entendían que no solamente la educación colombiana, sino la sociedad colombiana tenía que volverse prácticamente a hacer, volverse a construir. Indudablemente la Revolución Cubana se constituyó para todos los estudiantes democráticos y de izquierda en el país en la inspiradora de todo, de toda organización y de todo el movimiento que se gestó desde entonces.

“En el año 63 se hizo un congreso estudiantil en Bogotá á con una amplia representación, sobretodo de las universidades oficiales y algunas privadas democráticas, con las cuales se habían tenido acercamientos y trabajos en el pasado y fue así como tal vez en ese año, se logra diseñar lo que sería la Federación Universitaria Nacional. Hubo igualmente en ese año, tal vez en 1964, un movimiento estudiantil de gran trascendencia, política diría, que fue el movimiento que se gestó a raíz del conflicto en la Universidad Industrial de Santander. No solamente fueron los estudiantes de la Universidad Industrial de Santander, quienes inspirados en cierta forma en las nuevas corrientes políticas y en cierta forma estudiantiles, habían derivado de la irrupción de la revolución cubana en el año 1959 y lograron organizar un movimiento que tuvo una repercusión nacional realmente impresionante, yo diría que por lo menos de esa década, fue el movimiento de la UIS el más importante movimiento estudiantil que hubo en el país.” (VARGAS VELASQUEZ, Alejo, “Magdalena Medio Santandereano. Colonización y Conflicto Armado”, CINEP, Santa Fe de Bogotá, 1992)

El movimiento sindical, expresado en las cuatro centrales existentes en la época, empiezan procesos de confluencia en la acción, las dos reconocidos jurídicamente, la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) de influencia liberal, la Unión de Trabajadores de Colombia (UTC) de influencia conservadora y las dos que existían de facto aunque no tuvieran ese reconocimiento formal, la comunista Confederación Sindical de Trabajadores Colombianos (CSTC) y la democratacristiana Confederación General de Trabajadores (CGT). Si bien para el Paro Cívico del 10 de Mayo de 1957, contra el gobierno de Rojas Pinilla, se había dado una cierta confluencia, es en el gobierno de Guillermo León Valencia cuando se va a dar un Paro Nacional convocado conjuntamente por las cuatro centrales sindicales. Y claro se van a dar muchas otras luchas sindicales siendo de renombre la de los trabajadores de Cementos El Cairo en Santa Bárbara (Antioquia) en Febrero de 1963, que deriva en la conocida masacre de Santa Bárbara con doce asesinados y decenas de heridos y detenidos.
El movimiento campesino va a tener un empuje importante con la creación, por el gobierno de Carlos Lleras Restrepo de la Asociación de Usuarios de los Servicios del Estado, que luego se conocerá como la ANUC, con la intención de organizar al campesinado demandante de la reforma agraria, como forma de tener una fuerza social y política que presionara a favor de la reforma agraria y contrarrestara, por lo menos parcialmente, el peso de los sectores terratenientes; Lleras Restrepo, un reformista agrario, se había convencido que no era suficiente con la existencia de una Ley de Reforma Agraria (la Ley 135 de 1961, modificada por la Ley 1 de 1968), sino había una fuerza social capaz de empujar su efectiva aplicación.

Comments are closed.