Los Escombros, un problema crónico en Cali

0

A pesar de las acciones de las administraciones municipales en materia de escombros, de la limpieza de los sitios, de repente se convierten en escombreras o permanecen llenos de residuos de construcción, es decir son escombreras crónicas que, temporalmente, están limpios luego de jornadas de remoción de escombros y limpieza, por parte de las autoridades ambientales.

En la escombrera de la 50 se removieron 39.000 m3 de escombros en una intervención que se espera sea definitiva.
En la escombrera de la 50 se removieron 39.000 m3 de escombros en una intervención que se espera sea definitiva.

Este es un caso muy frecuente en Santiago de Cali y el problema de raíz, es que no existe en la ciudad un sitio de disposición final de este tipo de residuos, ni un plan de manejo de escombros, como lo exige la ley.

Ya en 2010 la Contraloría de Santiago de Cali se había pronunciado, señalando que la normatividad específica no se había cumplido por parte de la Alcaldía y que en la capital vallecaucana urgía un sistema para el manejo integral de los escombros que están afectando el entorno paisajístico y ambiental de la ciudad.

La entonces contralora Alma Carmenza Erazo Montenegro indicó que la ausencia de un sistema de esta naturaleza impedía regular el manejo y disposición final de escombros y agudizaba la problemática social, ambiental y económica del Municipio.

De acuerdo con la ejecución presupuestada del DAGMA, dicha entidad ejecutó, entre el 2006 y el 2009, alrededor de $6.856 millones en recolección de escombros.

A Junio de 2010, en el marco del proyecto No. 42481, “Proyecto operativo de recolección, transporte y disposición final de escombros y residuos vegetales”, desarrollado con antiguos recicladores de Navarro, se ejecutaron $4.015 millones.

Según la Contraloría con los recursos invertidos en la remoción de escombros desde 2006 hasta 2010, se habría adecuado la infraestructura necesaria contemplada en el Plan de Acción del Conpes 3624 de Noviembre de 2009, que incluye entre sus actividades la construcción de una planta de escombros por valor de $2.720 millones, a ejecutarse en el periodo 2009-2011.

Según cálculos del DAGMA, diariamente se producen cerca de 2.5 millones de metros cúbicos de escombros en Santiago de Cali.

El Plan de Desarrollo de Cali 2008-2010, fijó como meta a diciembre de 2009, la implementación del sistema de gestión integral de escombros: estaciones de transferencia, recolección, sitio de disposición final. Y en 2009, la Gestión Integral de Escombros pasó a ser un programa que contemplaba que en el año 2010 se debería poner en marcha este proyecto.

La administración municipal estudia la posibilidad de construir en este sitio una planta que transforme los escombros en materiales de construcción como adoquines y ladrillos
La administración municipal estudia la posibilidad de construir en este sitio una planta que transforme los escombros en materiales de construcción como adoquines y ladrillos

Recuperación de sitios crónicos en Cali

Desde el mes de julio de 2013 se inició el proceso de recuperación y limpieza de dos de los sitios crónicos con mayor impacto ambiental por escombros en Cali, la que se denominó “Escombrera de la 50”, de donde se retiraron donde se retiraron 39.000 metros cúbicos de escombros, con una inversión de $1.276 millones de la sobretasa ambiental, en un proyecto presentado por el Dagma ante la CVC y ejecutado por Corpocuencas, que incluye la construcción de un parque en el lugar, con recuperación del suelo y siembra de especies arbóreas nativas.

Al sitio donde estuviera ubicada la “Escombrera de la 50” siguen llegando carretilleros con escombros, de manera concertada con la autoridad ambiental. Esta es una zona de transferencia temporal en donde los escombros que las carretillas traen son inmediatamente retirados por las volquetas. Es una medida provisional mientras se define una alternativa diferente para que los carretilleros dispongan sus escombros, ya que debido al fallo de un juez, la administración municipal debe garantizar que estas personas puedan continuar ejerciendo esta labor,    precisó Janeth Patricia Alegría, coordinadora del área de vigilancia y control del Dagma.

En el jarillón del río Cauca

La otra escombrera crónica estaba ubicada contiguo al polideportivo de Petecuy I, de donde se retiraron 14.000 metros cúbicos de escombros, con un costo de 204 millones de pesos, recursos también provenientes de la sobretasa ambiental.

“Ahora vamos a hacer un sembrado de pasto, árboles y plantas ornamentales”, indicó Carlos Alberto Mejía representante de la Corporación Sujetos Colectivos, que fue contratado por Corpocuencas para la ejecución de la obra.

El papel de la comunidad ha sido muy importante para evitar, hasta ahora, que se dispongan nuevos escombros en estos sitios que han sido recuperados ambiental y paisajísticamente. “Con el apoyo de la comunidad le podemos cambiar la cara a la ciudad muy rápidamente y continuar un trabajo que se viene haciendo. Si más nos unimos, más rápido tendremos una ciudad verde, sostenible y de mostrar”, indicó Martha Landazábal, asesora técnica de la Dirección de la CVC.

Planta de Transformación de Escombros

Actualmente se estudian cinco sitios de transferencia de escombros en el sur y dos más el oriente de la ciudad. De acuerdo con las autoridades ambientales, en cuatro meses Cali tendrá definidos dos sitios para implementar las estaciones de transferencia de escombros, entre siete  opciones que se estudian, mediante un convenio con la Universidad Javeriana. Cinco de estas opciones están en el sur y dos más en el oriente de la ciudad.

El alcalde de Cali Rodrigo Guerrero ha planteado la posibilidad de instalar una planta de tratamiento o transformación de escombros en la Autopista Simón Bolívar con 50, en la llamada “Escombrera de la 50”.

La propuesta está pensada como una solución definitiva al problema recurrente que se presenta en este sitio, con la disposición inadecuada de escombros. “La Alcaldía no puede seguir invirtiendo muchos recursos para limpiar el lugar, que en pocos días está de nuevo colmatado de escombros. En ese lugar estamos mirando la posibilidad de poner una planta que convertirá los escombros en material de construcción”.

Sanciones a infractores

Janeth Patricia Alegría, coordinadora del área vigilancia y control ambiental del Dagma, aseguró que, “como autoridad ambiental, nos compete hacer control y seguimiento de los sitios donde se realiza disposición ilegal,  no solo de escombros, sino también de residuos comunes, porque las personas que aún no tiene conciencia ambiental, contribuyen a incrementar estos sitios, convirtiéndolos en basureros crónicos”.

En Cali la autoridad ambiental ha detectado 109 sitios que se han convertido en basureros crónicos, sitios ubicados en diferentes zonas de la ciudad, pero que no son de gran tamaño. “Hay cuatro grandes lugares crónicos de disposición inadecuada de residuos y escombros, en los que el Dagma, con el apoyo de la policía y vecinos del sector realiza operativos permanentes, para evitar que se invadan nuevamente”, puntualizó Janeth Alegría.

En el Comité de Control y Vigilancia del Comparendo Ambiental se reportaron un total de 3.610 comparendos ambientales han sido impuestos este año por parte de la policía, en cumplimiento a las labores de control en el manejo por parte de la ciudadanía de los residuos sólidos o disposición indebida de escombros.

Con el fin de fortalecer la acción de vigilancia por el cumplimiento del comparendo ambiental, el Dagma ha capacitado 1.300 agentes de policías más, de los 559 que ya habían sido instruidos en el 2012.

Además el Dagma gestiona ante los operadores de aseo para que hagan la recolección de estos basureros, ya que la labor de recolección de residuos en la vía pública, así como el barrido de esta corresponde a dichos operadores del servicio de recolección, que en Cali fue asignado a tres empresas, distribuidas por sectores, en la ciudad.

La importancia de la educación ambiental

La implementación del comparendo ambiental ha permitido sancionar a personas sorprendidas, en flagrancia, cometiendo delitos ambientales, con el concurso de la policía se realizan operativos para evitar la disposición inadecuada de residuos.

El comparendo también ha contribuido al incremento de la conciencia en las personas, que se refuerza con el conocimiento de las normas mediante campañas que se realizan puerta a puerta, en colegios, barrios, además de la concientización de los infractores, quienes deben asistir a charlas de capacitación. La estadística muestra que en 2013 se elevó el nivel de conciencia de los ciudadanos frente al tema ambiental.

Las empresas operadoras de aseo de la ciudad son las encargadas de la recolección de los escombros arrojados a la vía pública
Las empresas operadoras de aseo de la ciudad son las encargadas de la recolección de los escombros arrojados a la vía pública

Recolección de escombros

Las empresas operadoras del servicio de aseo en las ciudades son las encargadas de  prestar el servicio de recolección, transporte y disposición de escombros para los residuos arrojados clandestinamente en áreas públicas y para los escombros originados por remodelaciones de vivienda que no requieran licencia de construcción.

Este servicio tiene costo para el usuario ya que no hace parte de la tarifa de recolección contemplada mensualmente. Sin embargo, ninguna empresa cobra por la recolección de una cantidad inferior al metro cúbico de escombros.

 En ciudades  como Medellín,  las Empresas Varias de la capital antioqueña tiene una de las tarifas más altas en este servicio que oscila entre los 20 y 41 mil pesos por metro cúbico, pero incluye la recolección de escombros, colchones, muebles y enseres, otro tipo de residuos sólidos y desechos vegetales.

 En Bogotá como en Cali, existe una línea única de atención, el 110 donde se solicita el servicio. En el distrito capital la recolección de este tipo de material cuesta, después del primer metro cúbico, entre 10 y 20 mil pesos, por metro cúbico adicional.

 Recolección en Cali

Todas las empresas operadoras del servicio de aseo en Cali prestan el servicio de recolección, transporte y disposición de escombros. La recolección se realizará siempre que el usuario entregue los escombros debidamente presentados y de acuerdo con una programación establecida.

En la línea de servicio de aseo de Santiago de Cali, 110 se describe el menú de opciones y se remite a la empresa que corresponde, según el sector.

De manera que si algún ciudadano tiene este tipo de residuos debe llamar a la línea 110 y solicitar el servicio de recolección especial en lugar de entregárselo a carreteros u otras personas no autorizadas. El operador de aseo de su zona programará la visita y se llevará el material.

En Promoambiental Cali, el costo de recolección de residuos sólidos es de $20.000 por metro cúbico, un supervisor va al predio a verificar el peso y establecer las condiciones de pago.

En Ciudad Limpia, un funcionario cuantifica la cantidad  y realiza una cotización. El usuario puede hacer una consignación o autorizar el cargo del costo para que se incluya en la siguiente factura de servicios públicos. La tarifa es de $25.000 por metro cúbico. Sí es menos de un metro, la recolección no se cobra pero igual se debe programar, si es mayor de seis metros cúbicos se puede rebajar la tarifa.

Programe la recolección de sus escombros en la línea 110

Para evitar que en su barrio se vean a diario escombros ubicados en el espacio público, tome en cuenta unas recomendaciones que le ayudarán a mantener aseado el sector:

  • Cuando programe la remodelación de su casa, también programe la recolección de sus escombros.
  • Llame a la línea 110 para programar la recolección con la empresa de aseo. No contrate el servicio con personas diferentes que no garantizan la disposición en sitios autorizados.
  • Mantenga los escombros al interior de su predio hasta que se confirme la fecha de recolección. Recuerde que la empresa de aseo le notificará el día en que se recogerá.

 

Comments are closed.