Goleada a Brasil: La ‘mannschaft’ se hizo intratable

0

 

Captura de pantalla 2014-07-08 a las 17.22.55
El desconsuelo de los brasileros tras el final del partido donde fueron goleados 7-1 por Alemania. Cortesía Fifa.com.

En el Mineirao reinó Alemania. Fue la venganza de aquella final de Corea-Japón 2002, pero para esta ocasión Brasil ya no contaba con el mito de Ronaldo Luis Nazario de Lima, que marcó los dos goles de aquella final. Ese partido de hace 12 años era el precedente para hablar en la previa del duelo de semifinales entre Brasil y Alemania.

Miroslav Klose, el goleador de los mundiales, fue el único que presenció ambos encuentros. Lo hizo para exorcizar aquel viejo recuerdo y poner de manifiesto su huella en el desquite contra Brasil: hizo el gol 16 al equipo de Ronaldo el Fenómeno. Precisamente ante Brasil. Preciso en Brasil.

Y Neymar, lesionado, tampoco sirvió de excusa para que la canarinha se entregara en 30 minutos a la humillación más escandalosa de la historia del fútbol. Ni David Luiz, ni nadie pudo detener a la máquina, a la ‘manschaft’ que cabalgó durante los 90 minutos con ese respeto de honor que obliga el buen fútbol, ese de meterle todos los goles que le quepan al rival por rendir un homenaje a ese balompié magistral.

Nadie desentonó. Thomas Müller también tuvo cuota de gol, pero sólo uno para dejarle la posibilidad abierta a James Rodríguez de mantener su trono como goleador de la Copa del Mundo en Brasil 2014.

Toni Kroos y André Schürrle se anotaron de a dos a su cuenta personal y la fiesta la redondeó Sami Khedira también con gol. Era la primera vez que Brasil caía goleada 5-0 al descanso, y la primera que recibía siete sin reaccionar, al menos, con más de un gol, el de la honrilla que marcó Oscar.

Manuel Neuer también respondió cuando se le necesitó. Toda Alemania demostró que tiene más cara de campeón que ningún otro, y que está dispuesto a volver a golear al que toque. Como ya lo hizo en esta Copa Mundial a Portugal y a Brasil.

El otro finalista se decidirá entre Argentina y Holanda este miércoles, y de ser para los suramericanos la final, se encontrarán contra la bestia negra que les mandó a casa en cuartos en 2006 (por penales) y en 2010 con un 4-0 de paso.

Comments are closed.