Los retrasos económicos de las 21 Megaobras

66

La millonaria cartera morosa de los contribuyentes por el pago de la valorización ha sido una de las piedras de tropiezo del gran proyecto de las 21 megaobras que fue concebido hace cuatro años para dinamizar el desarrollo urbano y cambiarle la cara a la capital del Valle.

La recuperación de cientos de kilómetros de vías también está incluido en los paquetes de las megaobras. Foto Alcaldía
La recuperación de cientos de kilómetros de vías también está incluido en los paquetes de las megaobras. Foto Alcaldía

Ad portas de que se habilite el Bulevar del Río Cali con el Hundimiento de la Avenida Colombia y la Plazoleta Jairo Varela, la Administración Municipal no cuenta con los recursos económicos para financiar el segundo paquete de estas obras de desarrollo arquitectónico.

En la primera semana de abril, el Gobierno local estará entregado este proyecto que requiere un presupuesto de $718.519 millones, los cuales está claro no se alcanzan a reunir con el pago de los 312.994 contribuyentes caleños. Por eso la Alcaldía tiene varias propuestas para lograr la financiación de dichos trabajos.

Igualmente lo que está claro, según el alcalde Rodrigo Guerrero, es que la ciudad podrá contar con las 21 megaobras, las cuales se espera estén culminadas en el 2017.

De acuerdo con la Secretaría de Infraestructura Vial y Valorización, la ciudadanía le adeuda al Municipio $255.000 millones (con fecha de 31 de enero de este año), de los $560.775 millones que se tiene proyectado recaudar en todo el proceso.

Los mayores deudores son las unidades residenciales con 135.023 morosos, a estos le siguen los dueños de lotes (especialmente los de engorde) con 62.166 deudores. Además resulta paradójico que los endeudados están en los estratos 5 y 6, los cuales están ubicados en las comunas 2 (norte), 17, 19 y 22 (sur).

En pocos días la plazoleta Jairo Varela será habilitada para el disfrute de los caleños. Foto Alcaldía
En pocos días la plazoleta Jairo Varela será habilitada para el disfrute de los caleños. Foto Alcaldía

“Las personas de estratos bajos son las que están haciendo más esfuerzo por pagar, mientras que en las comunas que tienen más capacidad adquisitiva están los mayores deudores”, explicó el secretario de Infraestructura Vial y Valorización, Miguel Meléndez.

Desde sus inicios el proyecto tuvo rechazo de la comunidad que se negaba a financiar las obras de su bolsillo, pero Meléndez dice que “esa resistencia se ha ido venciendo porque en la medida en que entregamos las megaobras, las ponemos en funcionamiento y tienen buenos acabados lo que facilita en el uso, entonces la gente observa que no son mentira y que están al servicio”.

Para el concejal Fabio Arroyave, esa cartera morosa obedece a que “es complejo generar una cultura de pago. Además algunos candidatos se apoyaron durante sus campañas en que no iban a cobrar las obras y eso generó falsas expectativas y el no pago. A esto se suma la desmotivación de la ciudadanía y la situación económica de los hogares”.

El cabildante insistió en que el Gobierno local debe generar diversas estrategias para que los caleños se pongan al día en el pago del impuesto por valorización.

Cristina Tovar, una administradora de empresas que con esfuerzo logró comprar un apartamento en el norte de Cali, consideró que la Alcaldía “no hizo un estudio a fondo de nuestra capacidad de pago sino que impuso el cobro supuestamente a beneficio de todos cuando muchos estamos atrasados en las facturas porque en la canasta de la casa las prioridades son otras”.

Alternativas para los recursos

El ingeniero Miguel Meléndez explicó que actualmente se tiene un plazo hasta el 2013 para contratar las obras, pero “vamos a presentar un proyecto al Concejo para recaudar el dinero hasta el 2017 y sacar la otra tanda de megaobras. Esperamos tener listo el primer envión a finales de 2013 por un valor de $250 mil millones”.

Un total de 44 obras componen las megaobras que buscan cambiarle la cara a Cali. Foto Alcaldía
Un total de 44 obras componen las megaobras que buscan cambiarle la cara a Cali. Foto Alcaldía

El funcionario subrayó que “hemos tenido unas dificultades por efectos de compra de predios o hallazgos de piezas arqueológicas como pasó en la Avenida Colombia, las obras serán terminadas en el 2013, pero el resto entrarán en licitación en el 2013, 2014 y 2015 para irlas terminando en el 2017 y así completar las megaobras”.

Tras el diagnóstico en rojo de las iniciativas, Meléndez añadió que las megaobras restantes serían financiadas  en parte con el bolsillo de los contribuyentes, con recursos propios de la Administración y con ayuda del Gobierno Nacional. Alguna plata vendrá del cobro de las redes de servicio público domiciliario.

“Confiamos en que la Nación nos ayude, trabajamos en el contrato Plan Proyecto de Obras de Infraestructura para los municipios del G1 aforado en 5,1 billones, en los cuales tenemos una parte para un par de megaobras y otras obras de infraestructura de Cali y los municipios aledaños”.

Además desde este año se cambiará el sistema de contratación y será por concesión, es decir que los constructores “autofinanciarán” los trabajos y luego la Alcaldía se los paga en el 2015 cuando haya flujo de dinero en las arcas municipales.

Entre el concejal Fabio Arroyave cuestionó la poca socialización de las megaobras restantes y acotó que “han habido dificultades, pero se intenta sacar adelantes las obras en una apuesta para cumplirle a Cali. Pensamos que la situación financiera de las megaobras requiere un análisis profundo y hay que mirar la viabilidad, revisar qué pasó con la primera etapa y determinar salidas para que ninguna persona se vaya a ver afectada”.

Los caleños deben $2.550.000 millones por el impuesto de valorización. La Alcaldía intensificará las acciones para que la gente pague las deudas. Foto Alcaldía
Los caleños deben $2.550.000 millones por el impuesto de valorización. La Alcaldía intensificará las acciones para que la gente pague las deudas. Foto Alcaldía

De otro lado, el concejal Harvy Mosquera recordó que el plazo para contratar las obras se venció el 4 de septiembre de 2011. Eso significa que el Municipio deberá solicitar la restitución de la vida jurídica del proyecto.

En medio de este panorama de duda, el concejal José Rojas ha expresado que “el Municipio no tenía la capacidad económica para meterse en ese compromiso, las megaobras fueron mal planificadas desde un comienzo y se comprometen vigencias futuras donde esos dineros tienen unas destinaciones por ejemplo, el tema del bacheo, mejoramiento de las vías”.

El arquitecto Benjamín Barney  cuestionó a través del portal www.caliescribe.com que es una “irresponsabilidad decir que se van a terminar las megaobras porque no se cuentan con los recursos, ni con los diseños, ni todas son prioritarias, ni necesarias”.

Algunas de las otras megaobras:

En este punto de Chipichape se construirá un puente para mejorar la movilidad en el norte de Cali. El paso vehicular unirá la Avenida Sexta Norte con la Avenida Cuarta Norte. Foto Alcaldía
En este punto de Chipichape se construirá un puente para mejorar la movilidad en el norte de Cali. El paso vehicular unirá la Avenida Sexta Norte con la Avenida Cuarta Norte. Foto Alcaldía

Alameda del río Cali, entre el Hotel Intercontinental y la Clínica de Los Remedios

Rehabilitación de 125 kilómetros de calles

Puentes peatonales en la Autopista Suroriental

Puente vehicular de la Autopista Simón Bolívar con Carrera 100 con Calle 25, salida a Jamundí

La vía a Pance

La ampliación de la vía al Mar

La continuación de la Avenida Circunvalar

El paso vehicular en Chipichape

En el primer paquete de megaobras se entregaron: el puente de la Carrera 70 con Calle 8, la Calle 16 entre carreras 50 y 100 con un puente vehicular sobre el río Meléndez, la Calle 44 entre Avenida Sexta y Calle 15, la recuperación de calles de los barrios Granada, San Fernando y Versalles, la construcción de la Calle 112  con el Parque Longitudinal.

El ingeniero Miguel Meléndez destacó que la megaobra del puente vehicular en la Carrera Octava con Calle 70 ha permitido “la disminución en los accidentes de tránsito”. Y la obra de la Calle 16 entre carreras 50 y 100 “ha ayudado a desembotellar el sur. Estamos logrando mejorar la movilidad”.

Comments are closed.