“Los siguientes líderes los tenemos en la mira…”

0

Por Jaír Villano

@VillanoJair

Dos panfletos firmados por la banda criminal los Rastrojos y en los que se les advierte que están “en la mira” desasosiegan a Alexis Mina y Edier Loboa. Ambos son representantes legales del consejo comunitario Zanjón de Garrapatero y adelantan acciones que están en contra la minería ilegal, o la minería destructora del medio ambiente.

La amenaza más reciente llegó a las manos de Alexis hasta hace poco, pero data de febrero 15 del presente año, ahí entre otras cosas se señala que esta banda criminal quiere un país y un Cauca libre de comunistas; le ordena a los líderes no meterse con la gente que da trabajo, no ejecutar más persecuciones a la minería, no instar más marchas: “NO SE METAN EN LO QUE NO LES IMPORTA, LOS SIGUIENTE LIDERES LOS TENEMOS EN LA MIRA: EDIER LOBOA, ALEXIS MINA, ROLLER ESCOBAR, EDUAR MINA, VICTO HUGO MORENO, ARI ARAGON, FRANCIA MARQUEZ, USIFREY ARARAT” (SIC).

La protección que le ha brindado a Alexis La Unidad Nacional de Protección (UNP) es un escuadrón de seguridad que hace revista por los lugares que frecuenta, sin embargo, este escuadrón se exonera de hacer lo mismo cuando Mina, que es el presidente del consejo comunitario, visita las zonas rurales que circundan Santander de Quilichao, es decir, en los lugares donde tiene asiento. La policía arguye que en esos territorios no tienen jurisdicción.

Alexis y Eider han trabajado en diversas actividades que están en función de las comunidades donde se ejecuta minería ilegal, dice Mina que han instaurado denuncias en contra de los ilegales, que han participado activamente en la movilización de las mujeres del Cauca, que han decomisado maquinaria, amén de otras acciones que le han merecido la amenaza de los rastrojos.

Evidentemente ni él ni sus compañeros de trabajo son los únicos, según la UNP Cauca es el segundo departamento con más solicitudes de protección a líderes sociales[1].

Como si fuera poco el informe Protección “Al Tablero” del programa Somos Defensores (2013) asevera que de los 219 homicidios que han sido registrados en el Sistema de Información sobre Agresiones a Defensores y Defensoras de Derechos Humanos entre 2009 y la primera mitad del 2013, 43 corresponden a líderes del Cauca. En este departamento y en Antioquia se concentran el mayor número de asesinatos, reuniendo entre los dos 87 personas liquidadas por diversos grupos al margen de la ley.

Como se sabe Cauca es uno de los departamentos donde convergen variopintos grupos ilegales, los conflictos socio-ambientales abundan, la pobreza sobrepasa el 50 % de la población; la ausencia del Estado sirve como argumento para que personas incursionen en actividades ilegales que están en detrimento de la población.

Esa serie de factores hace que el trabajo de los líderes sociales y en defensa de los derechos humanos sea asaz peligroso, de hecho, hace poco la Defensoría del Pueblo solicitó medidas de especial protección para las personas en riesgo, el organismo constitucional pudo ser testigo del inminente riesgo al que se ven expuestos los líderes[2].

Eso es lo que pide Alexis: más protección. Su trabajo y el de sus camaradas son valiosos para la comunidad, el municipio, el departamento, y el entorno natural.

Es inconcebible que las personas que hacen la tarea de las instituciones públicas, que visibilizan conflictos arropados por estultas coyunturas, que piensan en el bienestar de los demás se tengan que someter a esta clase de peligros.

Un líder como Alexis, que se prepara en la universidad y que conoce de primera mano las problemáticas que aquejan a su comunidad, es valioso para este país. Todos los líderes lo son. Pero tal parece que la desigualdad coopta hasta las más impensables instancias, dice Mina que conoce personas que en su ejercicio es proclive a menos riesgos que los suyos y los de su compañero Loboa; estas personas –vaya uno a saber por qué– tienen mejor protección.

El programa Somos Defensores tiene un listado de recomendaciones para que las autoridades regionales y el mismo Gobierno Nacional replanteen la forma en que están resguardando a los defensores de los derechos humanos. Verdad Abierta acusa que la mayoría de los asesinatos a estas personas quedan impunes.

Alexis instauró una tutela en la que reclamaba mejor protección, pero la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura del Cauca se valió de su hermenéutica jurídica para negarla.

 

[1]Léase: “Rastrojos’ amenazan a líderes afro e indígenas del norte del Cauca” http://www.verdadabierta.com/lucha-por-la-tierra/5482-amenazan-a-lideres-afro-e-indigenas-del-norte-del-cauca

[2] http://www.defensoria.gov.co/es/nube/regiones/3136/Persisten-amenazas-contra-l%C3%ADderes-que-se-oponen–a-la-miner%C3%ADa-ilegal-en-el-norte-del-Cauca-miner%C3%ADa-ilegal-l%C3%ADderes-amenazas-gesti%C3%B3n-defensorial-Cauca-medidas-de-protecci%C3%B3n-Cauca-Visita-humanitaria-miner%C3%ADa-ilegal.htm

Comments are closed.