Los usuarios y los trabajadores, principales perjudicados con el MIO

0

MIO-2-cortesía-primiciadiario

Después de dos semana donde Metrocali ha sido noticia por los paros, el mal servicio y su presidente, los verdaderos damnificados son los caleños, quienes sufren el mal servicio y los conductores que no tiene estabilidad laboral.

Juan Carlos trabaja en el barrio Santo Domingo del sur de la ciudad de Cali, todos los días tiene que abordar los buses azules del MIO para poder llegar a su casa en el barrio Ciudad 2.000. “Me parece una falta de respeto este servicio, yo necesitaba el P72 y después de esperar por media hora me avisan que no está funcionando hoy. Ahora me toca subirme al P10A y dar una vuelta que demorará como dos horas”, me contó hace dos semanas cuando empezó el paro de trabajadores de los operadores de Unimetro y Git Masivo del sistema de transporte MIO.

La suspensión de 10 rutas duró cinco días, desde el lunes 7 al viernes 11 de julio. El paro emprendido por cerca de 120 conductores fue adelantado para exigir el pago de salarios y prestaciones sociales. En estos días solo rodó el 50 % de los automotores con los que cuenta Metrocali, cerca de 400.

Gabriel es uno de estos padres de familia que se vieron obligados a salir a la calle a exigir “la cancelación de sueldos atrasados del mes pasado (junio), el pago de la seguridad social y las primas”. Pero eso no es lo más preocupante, según él, han despedido a varios de sus compañeros sin su debido pago, dejándolos a la deriva. Además, aseguró que la jugada que están haciendo, estas empresas aliadas de Metrocali, es contratar nuevas personas para no pagar lo que se debe a los que van saliendo.

Sin embargo, para este lunes 14 de julio se llegó a un acuerdo y las rutas volvieron a circular. El Ministerio de Trabajo informó que se culminó el proceso de pagos y el cumplimiento de las obligaciones con los trabajadores. De forma adicional, esta entidad nacional afirmó que seguirá prestando acompañamiento a este proceso para que situaciones técnicas que son competencia de otras entidades como el Ministerio de Transporte, no conduzcan al incumplimiento de normas laborales y afecten a los trabajadores, explicó la directora territorial del MinTrabajo en Valle del Cauca del Cauca, Giovanny Saavedra Lasso.

Gabriel también habló de este nuevo periodo de trabajo, comentó que espera que a partir de ahora los compromisos se cumplan de forma oportuna. “Ojalá que no toque volver a salir a protestar y todo funcione con normalidad desde ahora, porque cuando uno es el sustento de una familia –vive con su esposa y una hija de 16 años- necesita tranquilidad y seguridad”.

De acuerdo a Gabriel, el pago depende del automotor que se maneje, los conductores de los articulados son los que más dinero reciben por su trabajo. Los salarios oscilan entre $1´000.000 y $1`300.000, que según este chofer, es menor de lo que se había presupuestado el MIO al comienzo de su funcionamiento. Además, pide contratos a termino indefinido y pagos más justos.

 album3189

Los problemas con el manejo de los recursos

No obstante, Metrocali en esta última semana también fue noticia por las acciones de su presidente Luis Fernando Sandoval, quien se retiró de manera abrupta de la plenaria del Concejo que se realizó en el día 15 de julio. Según los concejales de la municipalidad la crisis que tiene el MIO es producto de la incompetencia de este funcionario, que en vez de arrojar luces sobre el delicado problema de la movilidad y el MIO, generó más confusión y nuevas dudas.

Esto ha generado más consecuencias económicas, ya que el Concejo tiene la potestad de autorizar parte del presupuesto de la ciudad, cerca de $30.000 millones de recursos propios para alimentar el fondo de contingencia del MÍO, dinero que sería destinado para que los operadores pongan a rodar los vehículos.

Cabe recordar que el sistema MIO es privado y manejado por operadores tradicionales que se asociaron siguiendo el modelo de TransMilenio, sin embargo, ha tenido dificultades porque después de 8 años no han llegado al punto de equilibrio.

Y es que esta no es la única plata que parece que va a perder el transporte caleño por su mala planeación y manejo. La Superintendencia de Puertos y Transportes ha decidido sancionar a Metrocali y la Secretaría de Tránsito Municipal por el incumplimiento en el Plan de Salvamiento del MIO de septiembre del 2013. Aunque el dinero no es mucho afecta también a los operadores GIT Masivo y Unimetro. Según información de la Superintendencia las multas oscilan entre 20 y 100 salarios mínimos mensuales.

Por su parte, Harvey Hurtado, accionista de GIT Masivo dijo que el llamado del Concejo es preocupante porque estos recursos eran para movilizar los 860 buses con los que se cuenta y no seguir con el funcionamiento de solo 650 automotores, situación que está generando el caos del sistema. Agregó, también que “hay problemas en el diseño de las rutas, por lo que el sistema no ha logrado cubrir la demanda, dejando de movilizar cerca de 500 mil usuarios a lo largo del tiempo de funcionamiento del MIO”.

El Alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, también había hablado de lo importante de los recursos propios y los tenía dentro de las propuestas para solucionar algunos los problemas en Metrocali y comprar 800 busetas adicionales que se requieren y proporcionar los recursos financieros para operar.

En una reunión que se llevó a cabo el viernes 11 de julio, donde participaron el viceministro de Transporte, Nicolás Estupiñán; el presidente de Metrocali, Luis Fernando Sandoval, y el superintendente de Puertos y Transporte, Juan Miguel Durán,

el mandatario de la capital del Valle, dijo que en total $206.000 millones se ‘inyectarán’ gradualmente al Sistema de Transporte Masivo MÍO en los próximos años.

El Presidente de Metrocali habló de los $30.000 millones que se entregarían de forma inmediata -fue antes de que el Concejo se pronunciara por el desplante de este funcionario quien desde ese día no ha vuelto a dar declaraciones y fue ratificado en el cargo por el Alcalde Guerrero. Según Sandoval el dinero sería distribuido entre los operadores GIT Masivo, Blanco y Negro, ETM y Unimetro, los cuales obtendrán $27.000 millones y Metrocali y la Unión Temporal de Recaudo y Tecnología que contarían con el resto.

Además, en está reunión también se habló de la negociación de las futuras tarifas del pasaje del MIO, las cuales se incrementarían para el 2015 en $100 y entre el 2016 al 2034 el precio subiría $50 anualmente.

Pasajeros

Los cambios en las rutas siguen

De acuerdo a los usuarios, los verdaderamente damnificados, el sistema presenta muchos inconvenientes. Lucia Cardona dice que las congestiones son inmanejables y por eso cada vez que puede prefiere buscar otra forma de transporte, como por ejemplo, los buses tradicionales, cuyo proceso de chatarrización también ha sido proceso largo y tortuoso para la ciudad. Por otra parte, Andrés Felipe Carabalí, afirma que para su barrio no hay MIO, él vive en el Vergel y su única opción es seguir con el transporte tradicional.

Pero este es apenas uno de los muchos barrios del oriente de la Cali que tiene problemas con la movilidad y el acceso al sistema integrado. Por ejemplo, las noticias para la Comuna 12 nos son buenas. Metrocali anunció que por daños en 160 metros lineales en las vías que comprenden la calle 44 entre carreras 27 a la 45 esta vía estará cerrada por las próximas cuatro semanas; razón por la cual, las rutas A41, T42, A42, A47, P14A y P47A tendrán que cambiar su curso.

“Esta situación obliga a determinar cierres temporales en algunos tramos de la vía, mientras se hace la restitución de las losas que se estima durará unas seis semanas”, aclaró María Teresa García, gerente de obra de Meco.

No obstante, aunque el dinero parece escasear y el sistema sigue al pie del colapso, Metrocali informó que a partir de mañana 21 de julio ingresarán dos nuevas rutas:

La ruta P14A Universidades – Andrés Sanín conectará la estación Universidades con la Terminal Andrés Sanín a través de la Avenida Simón Bolívar, Carrera 46 y la Avenida Ciudad de Cali, atendiendo todas las paradas que actualmente realiza la ruta P12A en estos corredores, al igual que en la Terminal Andrés Sanín y la estación Universidades. Esta ruta no ingresará a la estación Nuevo Latir con el fin de reducir el tiempo de viaje de los usuarios que desean continuar directo. Operará de lunes a viernes en las horas pico de 5:00 a.m. a 9:00 a.m. y de 4:00 p.m. a 8:00 p.m.

La ruta A35B Jorge Eliécer Gaitán – Flora Industrial, entrará a reforzar el tramo norte de la Avenida Ciudad de Cali entre la Carrera 5 y el corredor de la Carrera 1 hasta integrarse con el sistema troncal de la Carrera 1 en las estaciones Chiminangos y Flora Industrial. Esta ruta operará de lunes a viernes de 5:30 a.m. a 9:00 a.m. y de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. La ruta prestará servicio con bus padrón e ingresará a las estaciones Chiminangos y Flora Industrial en los dos sentidos.

De la misma manera, se reforzará el servicio de la ruta E27 con el ingreso de la ruta expresa E27B Américas – Unidad Deportiva, la cual operará de lunes a viernes en las horas pico de 6:00 a.m. a 9:00 a.m. y de 4:00 p.m. a 8:00 p.m., en el tramo entre las estaciones Américas y Unidad Deportiva, atendiendo las mismas paradas que tiene actualmente la ruta E27 en este tramo.

Comments are closed.