Los votos cantados

0

leo-quintero

Por: Leo Quintero

Aunque el periodismo en Colombia siempre ha estado atado a la política partidista, hoy en día más que nunca, los votos cantados entre uno y otro aspirante a la Presidencia de la República enmarcan una nueva vieja moda.

Y precisamente esta moda, muy dada en medios escritos, hace que los opinadores –convertidos en gurús de todos los temas– califiquen, descalifiquen, juzguen y sentencien a las víctimas de sus creencias y egos.

Esta campaña sui generis, con todo lo que se ha presentado, ha destapado, quien lo creyera ,una profunda división conceptual entre las personas, más no de las ideas en las tesis de los candidatos.

Porque pocos son los que conocen las tesis de uno o de otro candidato en asuntos como cultura, medio ambiente, agro, salud, educación, niñez, familia, mujer, violencia urbana, derechos humanos, entre otros.

Solo la paz o la guerra, como en el libro de Leon Tolstoi, ha permitido el alineamiento entre quienes la defienden y quiénes la apoyan, pues el mismo proceso se ha encargado de «macartizar» a los unos frente a los otros.

 Los votos cantados además convertirán a unos en victoriosos y a otros en derrotados, a partir del lunes 16, ó incluso desde el mismo 15 de junio a partir de las 4:00 p.m., cuando habrá terminado el proceso electoral y dos horas después se conocerá el nombre de quien se encargara de marcar el camino en los próximos cuatro años. O incluso como algunos dicen, «otros doce años que vienen» tras los amarres de un lado y del otro de los aspirantes a la Presidencia.

Esta semana será de profundas definiciones para quienes ya tienen su decisión tomada y para quienes aún no tenían claro por quien votar. Pues está claro que hoy en día, todos los que estaban indecisos han escuchado su corazón y han tomado una  decisión que finalizará en las urnas el próximo domingo quince de junio.

Fecha que será bien complicada. Porque los grandes medios se dedicarán en ese quince de junio a los tres partidos del Mundial de Fútbol de Brasil, en esa fecha. No habrá grandes transmisiones de la jornada electora, no habrá procesos informativos de largo aliento, escasamente , los minutos entre partido y partido o en el entretiempo, eso si dejan que se informe en medio de la profusa cantidad de cuñas, o pauta comercial que enmarca una transmisión de esta naturaleza.

Son claves los votos de las tres primeras horas. De 8:00 a.m a 11:00 a.m, pues a esa hora  los amantes del fútbol entrarán en sopor televisivo y no se desprenderán de la pantalla, ni del seguimiento paso a paso a los encuentros del mundial. De 8:00 a.m a 11:00 a.m., quien promueva la mayor participación de electores, tendrá gran parte de su proceso ganado.

El primer partido del mundial es a las 11:00 a.m., el siguiente a la 1:00 p.m., y el tercero a las 3:00 p.m., y finalizará a las 5:00 p.m. En ese tema no han pensado, los que tienen el voto cantado, los medios y las campañas. En una semana estaremos en medio del mundial fútbol y las elecciones competirán contra los partidos que cada dos horas se emitirán por los televisores.

Esa fecha marcará si quienes han cantado su voto, tenían razón o quienes pensaron en votos de opinión  tenían la credibilidad indispensable para comprometerse con las ideas de uno u otro candidato.

Los votos cantados para los periodistas, representan para muchos claridad y transparencia frente a quienes los leen o escuchan. Otros lo entienden como el amarre entre los medios y las campañas proselitistas.

Comments are closed.