Manifiesto ciudadano por el ‘Sí’

0

Por: Luis Felipe Barrera Narvaez

Politólogo con estudios en filosofía política. Analista político. Caleño constructor y promotor de paz.

Twitter: @luisfebarrera

Fruto del encuentro de ciudadanos independientes que decidimos aceptar el llamado de la historia para ponerle punto final al conflicto armado, redactamos este manifiesto ciudadano a favor del SI al plebiscito del próximo 2 de octubre. A través de la Red Cívica por el SI en Cali y el comité promotor del SI Ganando la Paz, extendemos la invitación toda la comunidad caleña para que firme a través del siguiente link este manifiesto por la paz y la reconciliación de toda nuestra sociedad (http://www.ganandolapaz.co). La paz está en nuestras manos. #FirmePorLaPaz

La paz es una victoria ciudadana. La medalla de la paz es una conquista nacional y no una conquista de partido o de gobierno.

La opción por el SÍ constituye un compromiso ético más que una vinculación ideológica o partidista. Reconocemos que la paz es la principal aspiración moral de nuestra época.

Esta campaña no tiene un candidato. Los candidatos de la paz somos todos. La paz es un acto heroico de la ciudadanía.

Aunque puedan existir diferencias particulares con aspectos puntuales del Acuerdo Final, el marco general es conveniente para el país. Votar por el Sí en el plebiscito no significa decirle sí al gobierno o a la guerrilla, significa decirle sí a una sociedad que abraza la reconciliación como una condición indispensable para el desarrollo de la región.

La refrendación del Acuerdo Final en las urnas, no significará la paz total para el país, sino que ésta dependerá de políticas de inclusión y desarrollo integral que se implementen en el post-acuerdo.

El país no se le entregó a la guerrilla, sino que la guerrilla se entregó al país. Prevaleció el Estado Social de Derecho sobre la lucha armada y la construcción de una democracia más abierta, pluralista y participativa. Se impusieron la vida, la dignidad humana y el diálogo sobre el fuego de los fusiles.

La mejor custodia de la paz solo la puede procurar una ciudadanía honesta, informada y valiente, que tome las riendas de la historia y asuma, con pragmatismo, grandeza y criterio, la pedagogía por la paz. Promovemos el voto informado.

La opción por el ‘No’ en el plebiscito acaba el sueño colectivo por la paz. Muere la oportunidad de silenciar los fusiles. La renegociación es inviable y nos sumerge en la incertidumbre. Devolver un río es imposible. Con el no, dejamos atrás una oportunidad segura de cerrar para siempre un capítulo de violencia, odio y muerte de más de cincuenta años.

Abrimos nuestros corazones para resarcir a las víctimas del conflicto y sanar el dolor de toda una sociedad por tantos años de barbarie. Cali es epicentro de paz y reconciliación de la región pacífico.

Con el fin del conflicto se abrirá una nueva agenda ciudadana enfocada en dar respuestas a los desafíos del desempleo, la inseguridad urbana, la crisis de la salud, la corrupción política y las desigualdades sociales. Las fuerzas espirituales y materiales de nuestra sociedad estarán concentradas en aquellas problemáticas que más afectan al ciudadano corriente y no en una guerra fratricida.

El ‘Sí’ a la paz, debe partir de un mensaje de esperanza, respeto y reconciliación, que enaltezca los valores humanistas de nuestra meta común, el talante de nuestra condición cívica y que trascienda la polarización creando concordia y unidad. Debemos ser coherentes en la trasmisión de nuestro mensaje de paz.

Comments are closed.