Megaobras tienen vicios jurídicos: Andrés Santamaría

0

Un informe detallado sobre las imprecisiones jurídicas entregó el Personero de Cali, Andrés Santamaría, a la Dirección Operativa para la Vigilancia de la Conducta Oficial, para que se realicen las investigaciones correspondientes a la administración municipal, con el fin de determinar si son viables las actuales megaobras en proceso de construcción.

El personero de Cali hizo un llamado para que la Alcaldía entregue un informe detallado sobre la situación actual de las megaobras

Problemas como ajustes sobre la marcha de diseños de trabajo en zonas como la calle 44, en la avenida Colombia, el cruce de la calle 70 con carrera 8, antigua glorieta de Alfonso López, entre otras, incrementaron notablemente los costos y tiempos que demandaron tales obras, llegando incluso a ser imposible de cuantificar el dinero que se gastó de más por tratarse de varias obras simultáneas y con los mismos problemas.

Según Santamaría, con Emcali, por ejemplo, nunca se concertaron solicitudes de aprobación y revisión de redes de acueducto y alcantarillado en las obras, por lo que muchas de ellas luego tuvieron que reabrirse algunas megaobras de la ciudad, justo antes de estar terminadas. Solo ahora se están adelantando las revisiones correspondientes para evitar más retrasos y sobrecostos.

Otro de los vicios jurídicos corresponde a la mala negociación con los dueños de los predios necesarios según los planes de trabajo de las megaobras, pues muchos de los dueños aspiran a negociaciones económicas más altas o incluso se encuentran varios terrenos en extinción de dominio, factores que tienen en jaque obras como la de la carrera 80 a la altura de la calle 5.

La Procuraduría envío un informe detallado a la Dirección de Vigilancia con el fin de esclarecer todos los factores que han llevado al retraso de la mayoría de las megaobras en su ejecución, al tiempo que le envió un mensaje a la administración municipal para que rindiera cuentas sobre cuánto le cuestan a Cali las megaobras, para evitar un posible detrimento del erario o desfases en los costos de construcción.

Comments are closed.