Manos a la obra

0

El Gobierno Nacional ha hecho anuncios y tomado decisiones que de convertirse en realidad cambiarían la situación vial del Departamento. Cuáles son las posibilidades de los proyectos y qué se puede esperar. Análisis de El Pueblo y El Nuevo Liberal

Principales proyectos de pavimentación en el Cauca. Foto: Invías Territorial Cauca.
Principales proyectos de pavimentación en el Cauca. Foto: Invías Territorial Cauca.

Después de varios años estancada, la “locomotora de la infraestructura” parece arrancar. El Presidente Santos encargó del sector al Vicepresidente Germán Vargas Lleras, quien lo ha asumido con total dedicación consiente que en sus resultados se juega buena parte de la opción presidencial a la que aspira en el 2018. En esa perspectiva, Vargas ha hecho innumerables anuncios y ha recorrido el país, con casco en la cabeza, visitando frentes de obra, reuniéndose con Alcaldes y Gobernadores y asumiendo compromisos.

En Bogotá, por parte de Planeación Nacional, se han tomado decisiones para facilitar la celebración de contratos para la construcción de vías: se dio viabilidad al primer proyecto de alianza público privada, totalmente financiado por el Estado; se aprobó el documento Conpes de la segunda ola de las denominadas vías de cuarta generación y se autorizaron vigencias futuras.

A pesar del esfuerzo de comunicaciones del Vicepresidente la gente parece estar escéptica. La encuesta aplicada por la firma Ipsos Napoleón Franco y publicada por una alianza de medios mostró que la imagen de Vargas se ha deteriorado en estos 100 días de gestión en su nuevo cargo y que la percepción de que Santos ha incumplido  las promesas de campaña sigue siendo muy alta. La opinión pública parece no creer tantos anuncios.

Lo cierto es que si las obras se ejecutan, la situación del suroccidente de Colombia cambiaría sustancialmente. Popayán será una especie de nodo, de cruce de caminos de las rutas que unen a al país de Norte a sur y de occidente a oriente. La reducción de los tiempos de recorrido sería significativa: Bogotá, Medellín y la frontera con Ecuador estarían a siete horas y el Cauca sería el camino para unir a la Orinoquia con el Pacífico.

Los proyectos están en distinto estado de avance. Algunos siguen literalmente en el papel y otros han empezado a ejecutarse. La mejor noticia parece estar del lado de la doble calzada Popayán – Santander de Quilichao cuya estructuración ya finalizó y clasificó dentro del grupo de la segunda ola de concesiones que se adjudicará en el primer semestre del 2015 y comenzará su ejecución en aproximadamente un año.  La vía a Bogotá avanza en unos tramos pero se enfrenta con dificultades en otros, por ejemplo, el túnel de La Línea que es la obra clave en este trayecto entró en un proceso de litigio con el actual contratista que la puede retrasar varios años, pero algunos sectores de doble calzada en el Departamento del Tolima ya han terminado como el viaducto y el túnel de Gualanday que Santos puso en servicio la semana pasada.

El camino a Antioquia

La ruta entre Popayán y Medellín cubre hoy aproximadamente 560 kms y un automóvil, sin dificultades de tráfico, se tarda algo más de 10 horas en recorrerla. Si los proyectos que ha anunciado el Gobierno Nacional se convierten en realidad la distancia se reducirá en aproximadamente 100 kilómetros y el tiempo en tres horas. Una persona que salga de la capital del Cauca a las seis de la mañana podrá almorzar a la una de la tarde en Medellín, después de transitar una vía que será totalmente de doble calzada.

Las mayores diferencias estarán en el la primera parte del trayecto entre Popayán y Santander de Quilichao y en la parte final después de superar el  Valle del Cauca y entrar al Eje Cafetero.

Si todo sale como está previsto, antes de terminar el segundo periodo de Gobierno de Juan Manuel Santos, deberá estar terminada la doble calzada entre la capital y Santander al norte del Departamento. El trayecto de aproximadamente 70 kilómetros se recorrerá en una hora, lo que significará un ahorro de alrededor de 40 minutos y una reducción de unos 10 kilómetros de distancia. Habrá variantes en Santa Rita, Piendamó, Tunía, Pescador, Mondomo, Quinamayó y El Tajo.

Se construirán 36 puentes y se estima que el valor de la obra sea de 1.1 billones de pesos. El Consejo de Política Económica y Social aprobó este proyecto la semana anterior y lo incluyó dentro de la denominada segunda ola de vía de 4G, lo que garantizaría que su ejecución se inicie el año próximo.

 El Vicepresidente, Germán Vargas Lleras, dijo que aunque ya recibió una oferta de una APP (Asociación Público Privada), el Gobierno garantizará que el proceso licitatorio se abra para su adjudicación antes de terminar el 2014.

Después de La Paila en el Norte del Valle habrá prácticamente una nueva vía que une a La Virginia en el Departamento de Risaralda con Medellín. Se trata de los tres tramos de la denominada conexión Pacífico que ya fueron adjudicados y cuya ejecución iniciará en el primer semestre del año próximo. Hoy son 244 kilómetros cuyo recorrido tarda cuatro horas y media. Concluidas las obras, hacia el 2018, la distancia se podrá recorrer en tres horas.

El tramo dos de estas obras que comprende desde La Pintada hasta Medellín, unos 98 kilómetros, con una inversión superior a los 900 mil millones de pesos se le adjudicó a un consorcio del que forma parte la empresa Odinsa, la que construyó el nuevo aeropuerto El Dorado. De La Pintada a La Virginia, pasando por La Felisa en el Departamento de Caldas, se intervendrán 146 kilómetros con un costo de 1.2 billones de pesos. La obra está a cargo de la firma Mario Huertas, una de las más serias de la ingeniería colombiana.

Esta vía, además, acercará al Cauca con la Costa Caribe, un recorrido que hoy se hace en más de 20 horas podría reducirse a 14, dado que estos tramos de conexión Pacífico terminan en la vía que de Medellín conduce a la costa Caribe con llegada a Cartagena.

La ruta a Bogotá

La posibilidad de amanecer en Popayán y almorzar en Bogotá depende en buena medida de la terminación del túnel de La Línea. Con la construcción de la doble calzada a Santander de Quilichao, el Cauca se pondría a tono con la red vial del Valle del Cauca, departamento que fue pionero en las dobles calzadas, así que llegar a la recta de Cali a Palmira a la altura de Rozo tomará apenas un poco más de una hora y de ahí hasta Calarca el tiempo es de algo más de dos horas, la dificultad está en superar el alto de La Línea.

Las obras del túnel están prácticamente paradas según ha dicho el Vicepresidente Vargas y se ha iniciado el proceso administrativo para declarar la caducidad del contrato al consorcio encabezado por la firma Collins y Cia, cuyo representante legal ha denunciado una supuesta persecución dirigida a darle el contrato a amigos del Vicepresidente.

Aunque el Gobierno confía en declarar la caducidad en pocos meses y entregar la terminación de la obra mediante una licitación que se llevaría a cabo en el primer semestre del 2015, lo cierto es que este litigio puede paralizar la construcción del túnel hasta dos años, lo que aplazaría la ilusión de acercar a Popayán con Bogotá por un tiempo.

En cambio, los tramos que se encuentran después de La Línea, en el municipio de Cajamarca en el Tolima la cosa tiene otro tono: el consejo de ministros acaba de aprobar la primera Alianza Público Privada (APP) totalmente financiada con recursos privados, precisamente  para la construcción de la doble calzada Ibagué – Cajamarca.

Vargas le ha dado gran importancia a este hecho, ha dicho que esta decisión “revolucionará la manera de construir carreteras en Colombia”. La obra tendrá una longitud de 225,1 kilómetros, de los cuales 35,1 kilómetros corresponden a la construcción de una segunda calzada Ibagué – Cajamarca y 190 kilómetros serán mantenimiento y operación del actual corredor que administra la Concesión Girardot – Ibagué – Cajamarca”.

Esta obra fue autorizada a Promesa de Sociedad Futura APP- GICA, compuesta por la Constructora Colpatria, Mincivil, HB Estructuras Metálicas, Termotécnica Coindustrial y Coindustrial. No habrá aportes públicos, “es el gran logro de la Ley de Infraestructura que aprobó el Congreso con nuestra iniciativa”, dijo Vargas Lleras.

Para los viajeros del Cauca a Bogotá la construcción de esta doble calzada, que es un tramo vial en muy malas condiciones actualmente puede reducir el tiempo de viaje en treinta minutos.

Ya entre Ibagué y Bogotá hay vía de doble calzada de muy buenas características, luego de la puesta en servicio las obras de Gualanday. Hay algunas dificultades en el túnel del Boquerón y en la variante de Girardot a Melgar, pero las autoridades confían en que se puedan superar con pequeñas intervenciones.

Una vez en Bogotá sí habrá que tener paciencia porque las entradas a la Capital de la República son de muy malos estándares y los trancones para ingresar a la ciudad son de horas.

La vía al Ecuador

El trayecto Popayán – Pasto que reduciría su recorrido en aproximadamente 2 horas. Esta vía está proyectada para construirse en la tercera ola – de acuerdo a la división de las vías 4G – y según el Vicepresidente, Germán Vargas Lleras, es la vía más costosa de este tipo de vías, su valor llega a los $ 2,9 billones.

No hay un periodo de tiempo estimado concretamente en el que se pueda esperar esta vía. “Se presentó un retardo en la estructuración de la misma por lo que será entregada en febrero de 2015 y en el mismo mes se presentará al Ministerio de Hacienda” explicó Vargas Lleras en su visita al departamento la semana pasada.

Con esta vía se conecta la de Pasto – Rumichaca, lo que le permitirá a los vehículos que se movilizan por el Cauca llegar a la frontera con el Ecuador en aproximadamente siete horas. La inversión en este trayecto está estimada en los $ 2,2 billones incluido su mantenimiento, y como está incluido en la segunda ola de las 4G, se esperaría quede adjudicado el próximo año. Su construcción puede tardar alrededor de los 4 años y generar 5.500 puestos de trabajo.

La carretera al mar

Con la doble calzada a Santander, la llegada al Pacífico estará más cerca. Habrá que entrar a Mulaló por la vía a Palmira y –si todo sale bien- allí tomar la doble calzada Mulaló – Loboguerrero que reduciría el camino para llegar a Buenaventura en aproximadamente 1 hora y 30 minutos por 60 kms menos de recorrido. También se podrá tomar la vía entrando a Cali y tomando la doble calzada a Dagua. Esta obras se adjudicarán en diciembre de este año y son las últimas de la primera ola de las 4G, su construcción costará alrededor de los $ 1,5 billones. Buenaventura estaría cuatro horas de Popayán.

Sin embargo, según Maria Claudia Alvarez, Directora de la seccional Occidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, con la doble calzada Buga – Buenaventura se han presentado diversos inconvenientes. “Se adelanta con todos los problemas del mundo: problemas de licencias y con comunidades. Empezó hace 7 años aproximadamente y puede tardar otros 3 en tenerla finalizada” explicó Alvarez.

En total, el ahorro de desplazarse entre Popayán y Rumichaca estaría representado en alrededor de 3 horas. Un viaje que actualmente dura 8 horas y hasta más por los trancones u obras de mantenimiento que se realizan, puede llegar a demorarse 5 horas o menos.

Hacia los llanos orientales y Venezuela

La otra obra incluida en las nuevas concesiones 4G y que incide en el departamento del Cauca es la que comprende el tramo entre Neiva – Mocoa – Santana, con una inversión de 1.5 billones de pesos. El proceso de estructuración licitatorio está en la recta final y se espera ser publicado oficialmente con una fecha límite de febrero de 2015. Esta vía es la que empataría con la ruta de El Libertador, que por ahora está a cargo de INVIAS.

La Transversal El Libertador comprende 130 kms que recorren Popayán – Totoró – Gabriel López – Inzá – La Plata. La inversión ha estado en alrededor de los $ 400 mil millones, con lo que se logró el paso nacional por Totoró y la pavimentación entre Gabriel López y Córdoba. En el 2006, entre Popayán y La Plata la demora era de aproximadamente 6 horas, hoy  pueden gastarse entre 3 y 3:30 horas, a pesar de que está pendiente Totoró – Gabriel Lopez. Otra reducción del 50 % aproximadamente en el tiempo de movilidad, que destaca Jose Adrián Valencia, director de INVIAS en el Cauca.

“Nos resta financiar un pequeñísimo tramo de 4,5 km que es entre Totoró y Gabriel López. Los recursos para el financiamiento de este tramo serán incluidos en el plan de obras del 2015” afirmó Vargas Lleras.

Valencia también afirmó que está pendiente también la pavimentación de la vía nacional Silvia – Totoró

 

Cynthia Vanessa Lewis Torres

economia@elpueblo.com.co

@cvlewis

 

Comments are closed.