Mínimo vital: así no es

0

pablo-uribeMínimo vital: así no es

Pablo Uribe

Twitter: @pablouribe90

Sin lugar a dudas, la pobreza es el problema más grande de nuestro país. Es el gran enemigo de todos los colombianos, es el cáncer que debemos extirpar de una vez por todas de nuestra sociedad.

No podemos seguir viviendo en un país en donde los niños tienen hambre, en donde los jóvenes no puedan educarse, en donde a las familias no les alcanza para pagar las cuentas de la casa, en donde la gente viva desesperada porque no sabe cómo van a llegar a final de mes. Mientras la pobreza exista nuestros ciudadanos nunca van a ser felices, nunca van a ver sus sueños hechos realidad.

Vale decir que muchas iniciativas han tratado de ayudar a la gente a salir de la pobreza; entre esas está la de colaborarles a los estratos más bajos con el pago de sus servicios públicos. Este es el famoso subsidio a través del cual los estratos 5, 6 y las empresas, pagan más para que los estratos 1, 2 y 3 paguen menos.

No es claro que tanto ha funcionado este subsidio, pero podemos decir que en la alcaldía están convencidos de que este es el camino correcto para eliminar la pobreza. Porque además del subsidio que ya existe y que se está pagando actualmente, decidieron aumentar la cantidad de ayuda dada a los estratos más bajos con otro subsidio: el del mínimo vital de agua.

El nuevo subsidio, que está siendo estudiado por el concejo, tiene como intención que con el dinero de los impuestos que pagan los caleños, se le otorguen 6 metros cúbicos mensuales de agua potable a todos los hogares de estratos 1 y 2 de la ciudad, de manera gratuita.

Me parece completamente válido intentar ayudar a la gente menos favorecida de la ciudad con la factura de los servicios públicos. Pero la difícil verdad es que los subsidios no solucionan el problema de fondo: la gente pobre no tiene medios propios para sostenerse a sí misma y a su familia.

Es tan sencillo como esto: Una persona no puede pagar las cuentas de la casa porque no tiene empleo ¿Y por qué no tiene empleo? Porque la oferta de empleos en la ciudad no da abasto con la cantidad de personas que necesitan trabajar. Pero además, la gente de bajos recursos que consigue empleo, consigue empleos de muy mala calidad y ¿Por qué no consiguen empleos de buena calidad? Porque no están capacitados, no tienen educación técnica o universitaria.

La verdadera causa de la pobreza es que la gente no tiene oportunidades.

Mi propuesta es a que reevaluemos el nuevo subsidio, porque es muy posible que esta ayuda no termine solucionando el verdadero problema de fondo. Prefiero mil veces empoderar a la gente, haciendo inversiones en educación e infraestructura, inversiones que tienen completamente demostrada su efectividad a la hora de disminuir la desigualdad y la pobreza; prefiero que Cali se convierta en un polo de inversión y emprendimiento, en donde todos los días nazca una empresa nueva, en donde todos los días se necesite más gente trabajando, y esto lo podemos lograr con una disminución o exención de impuestos para la pequeña y la mediana empresa.

Estoy seguro que cualquier colombiano prefiere ser autosuficiente y ganarse sus propios recursos a través de su esfuerzo y sacrificio, en vez de depender de la caridad del Estado y los políticos para poder pagar las cuentas de la casa al final del mes.

Comments are closed.