Ministra de Educación prendió las alarmas sobre educación sexual en Colombia

0

La ministra de Educación, María Fernanda Campo, criticó duramente el sistema de educación sexual que está funcionando en las instituciones educativas de todo el país, asegurando que es de pésima calidad y cada vez más precaria.

La vallecaucana María Fernanda Campo aseguró que hay mucho por hacer en la educación sexual en Colombia
La vallecaucana María Fernanda Campo aseguró que hay mucho por hacer en la educación sexual en Colombia

La jefe de la cartera de educación aseguró que «no ha habido educación para la sexualidad en las instituciones educativas… Hay educación precaria, mas no suficiente y no de buena calidad», en declaraciones públicas, a propósito del caso del debate nacional sobre las relaciones sexuales en menores de 14 años, después de conocido el caso de una menor de esa edad que tuvo una hija con un hombre de 30 años, lo que en Colombia es reconocido ante la ley como un delito.

“Desde el Ministerio, particularmente, vamos a llegar con modelos pedagógicos de alta calidad, de manera que haya una adecuada educación para la sexualidad. Queremos que los derechos sexuales sean una prioridad en materia educativa”, dijo la ministra vallecaucana, quien agregó que es lamentable que se presenten estos casos, donde la ley es clara pero no se avanza en materia de educación para prevenir episodios como el que Colombia conoció hace unos días.

La funcionaria enfatizó en el ingreso del Sistema Nacional de Convivencia Escolar, aprobado como ley desde finales del 2012, y por el cual se incluye educación para la sexualidad responsable en instituciones educativas oficiales.

La ley también advierte que las jóvenes que queden en embarazo mientras estudian, deben tener garantizado su derecho a la educación por parte de la institución, sin ningún tipo de discriminación por su condición, puesto que estas acciones pueden ser denunciadas por los padres de familia ante las secretarías de Educación de cada ciudad para sancionar a la institución.

Además, cada colegio deberá rendir un informe a través del sistema en el que dé cuenta de jóvenes embarazadas, pero también quienes hayan sido víctimas de abuso sexual, lo que permitirá construir un mapa de riesgo nacional y tomar acciones preventivas en cada ciudad e institución, con la participación de los padres de familia.

Finalmente, Campo resaltó que esta es una oportunidad para que los estudiantes “se reconozcan como sujetos de derechos humanos sexuales y reproductivos, donde aprendan a respetarse a sí mismos, a los otros y aprendan a tomar decisiones asertivas, informadas y autónomas para ejercer una sexualidad libre, satisfactoria, responsable y sana”.

Comments are closed.