Yuri Alvear, el triunfo de la persistencia

57

La vallecacucana Yuri Alvear, de 26 años, consiguió como lo esperaba una medalla en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y le entregó a su natal Jamundí un orgullo más.


Ver: Yuri ganó bronce

en los Olímpicos

 

su primera participación en unas justas olímpicas (Beijing 2008) fue séptima

Hija de padre constructor y madre ama de casa, Yuri desde muy pequeña se apasionó por el deporte. Practicó fútbol, atletismo, waterpolo y balonmano hasta terminar en el judo gracias a su primer entrenador Ruberto Guauña, quien a los 14 años la llevó a una escuela de judo, que había conformado, denominada LiteCom.

Como ya tenía la experiencia de haber entrenado otros deportes, no fue difícil llegar al judo, simplemente era aprender las estrategias y aspectos técnicos del deporte, porque a esa edad ya era tarde empezar en él. Pese a ello, no fue impedimento y poco a poco se fue convirtiendo en la judoca más importante del país.

Siempre compitiendo en la categoría de -70 kilogramos, la natal del municipio del cholado tiene en la pared de su cuarto medallas como la de oro que ganó en el Campeonato Mundial de Rotterdam en el 2009 y los oros que ganó en los panamericanos de Montreal y Buenos Aires, en el 2007 y 2009, respectivamente.

No fue muy fácil la llegada a las justas para Yuri, una operación en su rodilla en el 2010 hizo que el sueño de la vallecaucana se alejará, y un año sin poder sumar puntos para conseguirlo prácticamente bajó los brazos de esta luchador, quien en el 2008 había sido séptima en los Juegos de Beijing, puesto que en Londres esperaba superar.

Pero una recuperación pronta y un trabajo de la mano con muchos colaboradores hicieron que en tan solo un año de competición Alvear consiguiera el cupo para sus segundos juegos olímpicos y que fuera tenida en cuenta como una de las favoritas para llevarse la medalla.

“Le doy gracias a Dios por haberme dado esta oportunidad,  y sé que fue gracias a él que me puede recuperar de mi operación. Fue muy duro porque perdí un año de competencia internacional que me permitiera sumar puntos, pero nunca perdí la fe y hoy estoy en los Juegos por segunda vez”, afirma Yuri a ‘medio español’.

La inocencia y humildad de esta mujer han hecho que nunca se olvide de su pueblo natal, han hecho que nunca se olvide de las personas que la ayudaron a conseguir este objetivo y ahora espera devolverle todo a estas personas con un detalle que venga del dinero que gane por una medalla que consiga.

También le agradece a la Federación Colombiana de Judo, Comité Olímpico Colombiano, a Coldeportes y a las distintas entidades que han estado pendientes de ella y de todo su proceso. “Ha sido un trabajo muy fuerte, muy duro y espero seguir con el apoyo de todos y hacerlos quedar muy bien en Londres”, manifiesta la vallecaucana.

Comments are closed.