“Nadie para al paro”: Monseñor Héctor Epalza, arzobispo de Buenaventura

0

Este martes 16 de mayo llegó a Buenaventura la hora cero. El Paro Cívico, convocado por organizaciones sociales y cuyo objetivo es reclamarle al Gobierno Nacional mayor atención, comenzó con una alborada, el comercio cerró sus puertas y las actividades económicas quedaron paralizadas. Las autoridades activaron un plan de seguridad para garantizar la tranquilidad en el orden público durante la jornada.

El Arzobispo de buenaventura, Monseñor Héctor Epalza, es una de las voces más reprersentativas de la comunidad,  lleva ya 13 años como obispo de esta ciudad y apoya sin temor los reclamos de la población.

El máximo jerarca de la iglesia bonaverense confirma que son 104 organizaciones sociales las que ejecutan el paro cívico y explica, “las personas no quieren más planes de choque, quieren soluciones a los problemas estructurales que se sufre en Buenaventura, esa es la esencia del paro”.

De igual manera el sacerdote dice que los pobladores están cansados de falsas promesas, “se incumplieron todas las promesas, una vez el Presidente Santos dijo que eran 400 millones de dólares para Buenaventura, pero después fueron repartiendo en Tumaco, entre otros sitios del Pacífico, pero a Buenaventura le tocó muy poquito. El Pueblo está cansado de los incumplimientos”.

Asimismo el religioso advirtió que la jornada es de manera indefinida y añade que, “las organizaciones sociales son muy respetables y el gobierno las tiene que tener en cuenta, pero nada para al paro, esta gente está muy decidida, muy ardida, lo que dijeron los ministros fue un memorial. Pero nadie para al paro, la gente quiere que le cumplan, nadie para al paro”. 

Uno de los puntos expresados por el también llamado ‘el obispo del pueblo’, es la falta de un hospital para el puerto más importante sobre el Pacífico colombiano, “no tener un centro médico de alta complejidad le debería dar pena al Gobierno esto”.

“Desde el Gobierno Nacional llamaron a alguien que me conoce para intentar que me disuadiera, pero yo no tengo nada que meterme allí. Yo manifesté por medio de un comunicado relacionado al paro cívico, que yo no era quien lo organizaba, yo soy un líder espiritual que ama a este pueblo y seguiré aquí al servicio de Cristo hasta que el papa lo decida. He trabajado duro y con todo el cariño por el pueblo, yo quiero, cuando ya termine mi peregrinación y muera, que mis restos mortales sean dejados aquí en Buenaventura” concluye Monseñor.

Monseñor Héctor Epalza es oriundo de Convención, Norte de Santander, nació un 14 de junio de 1940 y el 16 de Julio de 2004 el papa Juan Pablo II lo nombró Obispo de Buenaventura.s

Es recordado por denunciar públicamente la existencia de las ‘casas de pique’ permitiendo visualizar la difícil situación humanitaria y social que atravesaba puerto.

Encabezó la gran jornada de movilización contra la violencia el pasado 19 de febrero de 2014 y también apoyó el plantón realizado por los comerciantes de la ciudad el pasado 12 de marzo del 2014.

El arzobispo realizó sus estudios primarios en su tierra natal. La educación secundaria la recibió en el Seminario Menor de Ocaña  y en el Seminario Menor de la Arquidiócesis de Cali. El ciclo institucional filosófico-teológico lo realizó en el Seminario Mayor de la capital del Valle.

 

 

 

Comments are closed.