No son las cifras las que mienten

0
Cristina Arango, directora de Hacienda Municipal.
Cristina Arango, directora de Hacienda Municipal.

Señor

PABLO URIBE

Columnista EL PUEBLO

Calle 15 # 37 – 18

Acopi – Yumbo

Cordial saludo.

En dicho artículo se emplean las cifras de funcionamiento presentadas por la Administración para argumentar un incremento del gasto en personal del Municipio. Pero las cifras son claras: los servicios personales, que como su nombre evidencia, incluyen los gastos derivados de la nómina, pasan de $204 mil millones en 2011 a $212 mil millones en 2013, lo cual representa un incremento de 2% anual en promedio. Esto esta incluso por debajo de la inflación y muy por debajo de lo que el Municipio de Cali requiere para funcionar de manera más adecuada.

Lo anterior es claro en el Marco Fiscal del Mediano Plazo, documento del cual usted extrae las cifras seleccionadas y mencionadas en el artículo. En todo caso, no solo las cifras, sino el mensaje cambia considerablemente cuando se presenta la información completa.

La confusión que genera el artículo, parte de tomar las cifras de funcionamiento y presentarlas como si correspondieran en su totalidad a gasto de personal. Esto no es así. Los gastos de funcionamiento  incluyen además de los servicios personales, los gastos generales (papelería, equipos) y las transferencias (determinadas por ley a órganos como el Concejo, la personería, la contraloría, la CVC).

Cabe anotar que los gastos generales incluyen costos que ha asumido el Municipio por la recuperación de la administración tributaria que estaba en manos de la U.T. SiCali, y que el Municipio lleva a cabo ahora, incluso a un menor costo que dicho operador.

Ahora bien, es en el rubro de trasferencias donde se presenta un fenómeno completamente ignorado en la columna, pero que está claramente explicado en el marco fiscal. En el año 2012 y 2013 figuran recursos que no le corresponde financiar al contribuyente caleño, sino que aporta la nación para la provisión del pasivo pensional del Municipio por valor de 40 mil millones en 2012 y 105 mil millones en 2013. Estas previsiones, financiadas por el gobierno nacional, incrementan la cifra de trasferencias y de esta manera la de funcionamiento de los años mencionados.

Queda claro que no son de ninguna manera los servicios personales los que presentan el crecimiento discutido en el artículo, y que la provisión a futuro del pasivo pensional, financiada por el gobierno nacional en respuesta a la gestión del Municipio, explica el incremento de las cifras de funcionamiento. Esta gestión en funcionamiento permite tener unas finanzas más sólidas al tener un mayor cubrimiento sobre el pasivo pensional por encima de ciudades como Bogotá, Medellín o Barranquilla.

En efecto, como usted lo anota, no son las cifras las que mienten.

Atentamente,

CRISTINA ARANGO OLAYA

Directora Administrativa de Hacienda

Municipio de Cali

Comments are closed.