Nostalgias del Petronio

0

Por Angélica Mayolo

El Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez es una gran contribución y una vitrina única que se hace desde el suroccidente colombiano para todas esas manifestaciones culturales, artísticas y tradicionales de la costa, que va desde el departamento del Chocó hasta el departamento de Nariño. Quizás nadie se imaginaba hace 23 años que este festival trascendería las fronteras y se convertiría en una expresión poderosa de la multiculturalidad de nuestro país y de sus regiones.

El Petronio, que debería llevarse este año en agosto pero que por cuenta de la pandemia cambiará temporalmente su fecha y formato, es quizás la muestra más exitosa y elocuente de lo que implica la diversidad y la multiculturalidad, pero también es una iniciativa público-privada muy interesante, fuente de recursos para artistas y participantes del festival, pero que también encadena positivamente a muchos sectores económicos.

Desde hace más de dos décadas, este festival reúne a miles de personas de las colonias del Pacífico asentadas en Cali y recibe a otros cientos de miles de visitantes nacionales y extranjeros. En dos décadas pasó de ser un encuentro de colonias a ser, en 2019, un evento que lleva a la ocupación hotelera de Cali al 80.4%, donde el 21.8% de los visitantes es extranjero y el restante provienen de todos los rincones de Colombia.

Pero el Petronio no es solamente una fiesta, es todo un proceso de inclusión entre regiones, donde convergen muchas expresiones culturales y tradiciones, que marcan un rico mestizaje y hacen que Cali se convierta, cada año durante casi una semana, en la ciudad más multicultural de Colombia y en la plataforma de proyección del Pacífico colombiano. Cada año, existe un trabajo cuidadosamente concertado entre el sector privado que patrocina, el sector público que lo organiza y organizaciones nacionales e internacionales que cooperan, lo dinamizan y hacen posible que este Festival vea circular a miles de artistas, cocineros tradicionales y a más de 300.000 asistentes provenientes de toda Colombia y de muchos países del mundo.

Este año, la pandemia nos hará extrañar al Petronio Álvarez, que debería estar empezando el día 12 de agosto con una agenda académica en las principales universidades de la región, para luego inaugurar las muestras musicales y gastronómicas el miércoles con los primeros concursantes y luego tener un espectacular epílogo el domingo 16 de agosto. Somos muchos los que extrañaremos al Petronio Álvarez, empezando por los productores de bebidas tradicionales y cientos de cocineras y cocineros tradicionales que esperan cada año este momento para impulsar sus emprendimientos y llevar sus productos a la mayor vitrina de productos del Pacífico.

El Petronio Álvarez es una marca valiosa para la región y para Colombia y constituye un homenaje a la tradición, a la reconciliación y a la paz. En 2021, esperemos que las condiciones permitan un retorno por todo lo alto del Petronio Álvarez, uno de los grandes motores de la economía regional y uno de los grandes símbolos de la multiculturalidad y el mestizaje que hace grandes al Valle del Cauca y a Colombia.

Comments are closed.