Operación cuadrante a la vista II

1

Y se dio inicio a la acción

Las 10:05 de la noche. Y el recorrido con los patrulleros Cometa y Basante había comenzado. La primera parada fue en el Hospital Primitivo Iglesias a ver si ya el CTI había llegado para el levantamiento de El pollo, para así continuar con el seguimiento de este homicidio. A esa hora nadie sabía quién o quiénes eran los asesinos de este menor, ni ellos mismos, que habían recibido la llamada del vigilante del Primitivo.

Gracias a los cuadrantes, el servicio de Policía en Cali ha aumentado su calidad de seguridad

El resultado era negativo. Y no solo por la lentitud de los forenses en llegar al lugar, sino por todos los allegados al difunto quinceañero. Más de 50 personas habían acordonado toda la cuadra de la 16 A con 33 D, donde se encuentra el Primitivo Iglesias; que esperaban ver la salida del cuerpo inerte de su querido Pollo.

Durante la espera se escuchaban voces de toda clase; entre esas se encontraban las de Cometa y Basante, quienes también hacían comentarios referentes al muerto del momento.

Gracias a los cuadrantes, el servicio de Policía en Cali ha aumentado su calidad de seguridad

─ Al pela’o le habían dado casa por cárcel porque había matado a otro pela’o en la Valle del Lili –comenta Cometa.

─ Sí, el muchacho ya estaba caliente. Es que se ponen a meterse en vainas y los salen es matando –añade Basante.

Por su lado, otro sujeto se acercaba a saludar a los uniformados, quienes respondían con amabilidad a dichos gestos. Simultáneamente se escuchaban otras voces no tan amables que decían:

─Saquen a El pollo. Vea, policía, hay unos tipos que tienen cara de que lo van a robar.

─¿Prensa?, guardá la cámara, que no quiero fotos –exigía otro sujeto al reportero gráfico de EL PUEBLO, quien en ese momento estaba disparando flashazos a los alrededores del hospital.

Ya había pasado como media hora de espera a las afueras del Primitivo cuando Cometa recibió un “cambio y fuera” de parte de uno de sus superiores. Le acababan de informar que una de las patrullas motorizadas del cuadrante había detenido a un hincha furibundo del América, de 17 años.

Basante manejaba ‘la marrana’. Él, originario de Pasto, Nariño, lleva cuatro años de experiencia con la Policía. Casi no hablaba, pero eso no era necesario para notar su habilidad con el timón, destreza que salió a la luz cuando con astucia esquivó calles, carros, peatones desde la 16 A con 33 D, del Hospital Primitivo Iglesias, hasta la carrera 14 con calle 44, del barrio Troncal, donde estaba el hincha que cargaba consigo dos machetes viejos “más grandes que él”. La patrulla de Cometa y Basante había llegado en cinco minutos donde el menor infractor.

Normalmente, al lugar de los hechos, los patrulleros se demoran en llegar unas veces cinco minutos; en otras, diez, según la cercanía del cuadrante.

Cometa se bajó de la van e inmediatamente los patrulleros le entregaron al hincha, que tenían retenido. En un abrir y cerrar de ojos el jovencito ya estaba en la parte de atrás del carro, vociferando las razones por las que había sacado esos machetes de su casa.

“Es que eran para defenderme porque esas vulvas (los del Cali) me querían matar. Ellos son caleños y yo soy americano”, gritaba el chico que cargaba una camiseta roja del América y que le había pedido a los policías que le dejaran montar su bicicleta en ‘la marrana’.

“Bueno, tiene que llamar a la mamá para que vaya y lo recoja”, le dijo Cometa al joven, que respondió en seguida: “Yo no voy a llamar a nadie”.

Con el hincha rojo en su poder, la patrulla se dirigió al EP12 de la Nueva Floresta, es decir, a la Estación de Policía de la Comuna 12, para recoger a un joven mayor de 18 años, capturado por Ley 30 de estupefacientes. Alto, flaco y hablando de más, fue subido por Cometa y unos compañeros del EP12 al carro que manejaba Basante.

Quien lo detuvo fue el patrullero James Parra, del Cuadrante 12, que lo había capturado por 60 gramos de marihuana que le encontró consigo.

“Ve, con periodistas y tales”, exclamaba para todos el capturado, mientras a su compañero del lado, el hincha adolescente del América, le decía: “Estoy con hambre ve, voy a comer galleticas con juguito de guayaba. Pero así es la justicia de este país”.

Después de este recorrido, la dupla Cometa-Basante llegó hasta la Unidad de Responsabilidad Penal para Adolescentes ubicada en la calle 11 con carrera 6 del centro para dejar al hincha del América, donde le tocaría esperar a que fuera a reclamarlo un familiar si no tenía antecedentes penales, de lo contrario debería esperar a que lo judicializaran por ser mayor de 14 años.

Posteriormente, el detenido por los 60 gramos de marihuana fue llevado a la Unidad de Reacción Inmediata, URI del centro, para ser judicializado por porte ilegal de estupefacientes.

El tiempo transcurrido, una hora con diez minutos, y el resultado, dos capturados y un seguimiento a un homicidio.

Cuadrantes con sus estrategias

Con el plan cuadrantes también funcionan otro tipo de estrategias de seguridad, como el Plan de Investigación Criminal por cuadrantes. Este plan funciona en cada estación de las comunas, a la que se le asigna una patrulla de investigación criminal, la cual va hasta el fondo de cada caso criminal, le hace seguimiento a maleantes y asesinos y trabaja en conjunto con la Sijín.

También opera el Plan Nacional de Inteligencia Comunitaria por cuadrantes, que se mueve por medio de una patrulla de inteligencia que trabaja siempre junto con los policías del cuadrante. Otro de los equipos que están de la mano con los cuadrantes de las comunas es la Atención Comunitaria por cuadrantes, que se mueve mediante una oficina ubicada en las estaciones de policía de cada comuna. En ella se atiende, en horario de oficina, todas las inquietudes y sugerencias de los ciudadanos.

¿Qué opinan los ciudadanos de los cuadrantes?

El cuadrante de la Comuna 8, liderada por el teniente Luis Carlos Torres, es una de las más movidas, ante el tráfico de drogas y conformación de bandas criminales.

Ángelmiro García, habitante del barrio La Floresta, se refiere a los cuadrantes como algo “muy bueno porque hay más conexión con la autoridad y se puede atrapar más rápido al ladrón. La Policía está más pendiente de la comunidad y están más integrados. Uno los llama y de una están atentos de la queja que uno les ponga”.

Pero no es igual la percepción que tiene la señora Estela Saavedra, habitante de este mismo sector: “Cuando uno los llama, a veces responden, otras no. Cuando llegan, llegan tarde y son ineficientes porque con los días uno vuelve a ver al pela’o malandro por ahí caminando como si nada hubiera pasado”.

 Los resultados de los cuadrantes en Cali

Gracias a los cuadrantes de las 21 comunas de Cali, el resultado de este año en cuanto a delitos es:

Capturas: 10 926; En flagrancia: 9148; y por orden judicial: 1778

Motocicletas recuperadas: 546

Mercancía incautada ilegal: 14107 casos, y avaluada en $27 270 millones

Mercancía recuperada: 2562 casos, avaluados en $16 006 millones

Incautación de estupefacientes: por cocaína, 140 384; heroína, 899; base de coca,
72 903; basuco, 102 986; y marihuana, 11 346 228.

 Operación cuadrante

Siempre antes de salir de turno se reúne todo el personal y se les recuerda unos objetivos semanales, mensuales y por turno.

Por lo regular, siempre hay seis cuadrantes, cada cuadrante tiene una patrulla. Los policías llegan de sus residencias, guardan sus motos o vehículos particulares en el parqueadero de la estación de policía. La mayoría prefiere ir a trabajar de civil, para evitar en la calle casos de agresión a la autoridad, mientras que otros sí prefieren llegar uniformados.

Los cuadrantes actúan en tres turnos: a las 6:00 de la mañana; a la 1:00 p.m.; y a las 9:00 p.m. Cabe resaltar que estos turnos varían por estrategia, para que los delincuentes no se acostumbren a las mismas horas en que están de ronda los patrulleros y huyan.

Es requisito para los patrulleros del turno de la mañana llegar 15 minutos antes para hacerle aseo a su arma de fuego.

Los medios de comunicación con los que trabajan los cuadrantes son: un radio de comunicaciones, para estar en contacto siempre entre las patrullas, cuya central de radio, se encarga de dar a conocer los casos por medio del 123.

Otro de los medios es el celular Avantel, para que la gente se comunique con los patrulleros de los cuadrantes. En el caso de la Comuna 8, el número de atención al ciudadano es el 310 512 0890.

En un tablero, ubicado en la sala de reuniones de la estación de policía se encuentra el mapa de los cuadrantes. En él se podrán ver diferenciados los delitos por puntos de colores. Los puntos rojos son homicidio; los amarillos, lesiones comunes; los grises, hurto a personas; azules, hurto a vehículos; y verde, hurto a motocicletas.                                                                                                                    

                                                                                                                                                                                   Volver artículo principal

Comments are closed.