OXI Oportunidad de las Empresas para la Reactivación Económica

0

Por Carlos Eduardo Hurtado Vela

Una de las manifestaciones que tal vez se ha visto por doquier en esta pandemia, ha sido la solidaridad, que se ha observado en ayudas sociales con un sin números de apoyos, expresadas en remesas, elementos de bioseguridad, equipos médicos y otras asistencias, algunas de manera personal y otras a través de las empresas.

A este último, las empresas y particularmente la gran empresa me referiré; esta ha financiado y soportado su funcionamiento en esta pandemia y aunque ha sentido una disminución en sus ingresos sigue generando grandes utilidades, estamos hablando del sector energético, Bancario, alimentación, telecomunicaciones, Puertos, entre otros, y que puede tener un papel preponderante en la reactivación económica con las denominadas Obras por Impuestos u OXI.

La figura de Obras por impuestos u OXI, ha tenido gran influencia en el desarrollo económico del Perú, este modelo de gestión pública ha sido reconocido por su gran estrategia Innovadora, fue traído a nuestro país y se presentó en la reforma tributaria de 2016, articulándose con los acuerdos de paz, para llevar desarrollo a las Zonas de mayor afectación del conflicto armado o ZOMAC; en el país se tienen 344 municipios ZOMAC, adicionalmente en la reforma tributaria de 2019 se le hicieron algunas mejoras a su alcance y procedimientos.

Las Obras por Impuestos son un mecanismo del Gobierno Nacional, mediante el cual las empresas tienen la posibilidad de pagar hasta con el 50% de su impuesto de renta, mediante la ejecución directa de proyectos de inversión en las ZOMAC. Estos proyectos son priorizados por los municipios en lo referente a, educación, salud, energía, agua potable, alcantarillado, infraestructura vial, infraestructura deportiva, infraestructura cultural e infraestructura de producción.

Dentro de las principales ventajas de las OXI por cuenta del sector empresarial encontramos que se aporta eficiencia en el tiempo de ejecución del proyecto y alta calidad de los mismos; genera participación ciudadana, brinda sostenibilidad al proyecto. Por el lado de los entes territoriales encontramos se mejora el compromiso de llevar adelante el proceso, prioriza proyectos integrales de desarrollo y gestiona recursos para proyectos de impacto.

Es innegable que, a través de esta herramienta, ya se han ejecutado obras confiables, eficientes y en menor tiempo en comparación con los plazos que suele emplear el sector público. La diferencia en los tiempos de ejecución ha significado también un costo final menor para el Estado.

Es importante ahora que empezamos a visionar un escenario para la reactivación económica que si bien es cierto el Estado es su principal actor, también podríamos considerar al sector empresarial aportando en los que se considera “estimular la demanda” que dentro de ellas estaría la generación de Empleo mediante las OXI.

Por ello, sería conveniente:

  1. La implementación de un sistema de gestión reducida de inversiones de las OxI tipo “Fast-Track” para proyectos priorizados por los Municipios en las áreas de su competencia, regulando la aprobación parcial de la estructuración del proyecto en su ingeniería conceptual, de avance y detallada, estableciendo plazos máximos para aprobación de estos estudios o estableciendo el silencio administrativo positivo para proseguir con el proceso.
  2. La simplificación del proceso para la emisión de la certificación de la obra totalmente construida y el acto administrativo de extinción de la obligación tributaria vinculada a obras por Impuesto de la DIAN
  3. La utilización de medios electrónicos para la presentación de informes y la emisión de aprobaciones, a fin de asegurar la continuidad de los procedimientos en esta nueva coyuntura.
  4. Uno de los requisitos nuevos para las OXI, es que estuviera enmarcado en los PDET, Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial, lo que disminuyo su cobertura, por ejemplo, en el Valle del Cauca de los 16 municipios ZOMAC, solo 3 Buenaventura, Pradera y Florida tienen PDET. Entonces es necesario implementar que la opción de Proyectos Priorizados sea potestativa del ente territorial aun sin tener PDET y esto sea validado por organismos que evalúan y aprueban los proyectos.
  5. Sin bien es cierto el espíritu de las OXI es el de llegar a las regiones de mayor afectación del conflicto armado, para que les llegue el desarrollo que ha estado comprometido por muchos años como consecuencia del conflicto, es necesario que la cobertura aumente como efecto de la Pandemia cubriendo las 1.122 entidades administrativas locales y no solamente para las ZOMAC

Como vemos este mecanismo es voluntario del sector empresarial, pero debemos acudir a esta buena voluntad, de tal manera que empecemos la reactivación económica y el gobierno nacional deberá mejorar las condiciones de eficiencia procedimentales para que la logremos.

Unidos podemos.

Comments are closed.