País sin negros

0

Por Karla Arcila

La crisis humanitaria que enfrentan varias regiones con población afro del país es prueba de un olvido histórico. Las altas cifras de pobreza y violencia hablan por unas comunidades negras a quienes nadie,  y menos el alto gobierno,  voltea ni a mirar.

COMUNIDAD NEGRA COLOMBIANA RECIBE TÕTULO DE TIERRAS CON J⁄BILO Y PREOCUPACI”N

Pareciera que los afro colombianos no están subidos en ninguna de las locomotoras del Presidente Juan Manuel Santos. Pero no ha sido un olvido exclusivo de su gobierno, tradicionalmente para los mandatarios y sus equipos en la casa de Nariño los negros no figuran en el mapa de Colombia.  Las cifras de pobreza y las evidencias de la falta de oportunidades en las regiones con mayor concentración de población afro del país son la prueba fehaciente.

Sólo en un país al revés tres ministros dejan plantado a un Defensor del Pueblo que esperaba discutir la situación que enfrenta el Chocó. Los dueños de las carteras del Interior, Juan Fernando Cristo; Minas,  Tomás González y Salud, Alejandro Gaviria, dejaron esperando a una población que sufre hace años por falta de  atención médica y agua potable.

Los chocoanos no son los únicos que se quedaron ´vestidos y alborotados´, en Buenaventura aún esperan que la intervención del Gobierno nacional llevada a cabo tras una cruzada de los medios de comunicación que reclamaron interceder con urgencia,  surta verdaderos efectos.

La foto del Presidente con su gabinete ministerial, da cuenta del olvido de ese 10.5% muy mal contado, de la población colombiana de piel de ébano. Y ni qué decir de su cúpula militar. En resumidas cuentas, ni un ministro ni un general afro posan junto al primer mandatario de TODOS los colombianos.

Pero todo el baldado-Y no el del Ice Bucket Challenge a favor de la ELA- no es solo para el Presidente de turno.  Sin desconocer las calidades humanas y profesionales de Paula Marcela Moreno, ex ministra de la cultura y única afro colombiana en ostentar una posición ministerial en Colombia, Uribe tuvo que nombrarla ante la presión de los congresistas negros para la firma del TLC.

Es la ex ministra Moreno un claro ejemplo de que un color de piel no debe dar cargos. Su maestría en la Universidad de Cambridge, el dominio del inglés, el italiano y el francés además de todo el trabajo como reconocida líder de la comunidad afrodescendiente del país, la tienen ocupando, como primera colombiana,  una de las 13 sillas del Consejo Directivo de la Fundación Ford, una de las ONG más importantes del mundo.

Este ejemplo es uno de los tantos en el país que revelan que los negros pueden ser mucho más que futbolistas y artistas.  Con historias así, es fácil defender que un afro merece ocupar cargos de alto reconocimiento, no por el tinte de su piel, sino por sus capacidades, como en cualquier caso.  La crítica surge cuando pese a esto, se hace imposible cruzar esa barrera.

Pero no solo los negros pobres sufren la exclusión y el olvido del estado,  un informe de la organización Chao Racismo,  dedicada a erradicar las prácticas racistas, reveló que según las proyecciones, sólo hasta el 2024, es decir en diez años, se contará en la Policía con un nuevo Brigadier General afro.

En la investigación se expone que según cifras oficiales del 2007, los Afrocolombianos son el 10.5% de la población colombiana, el censo no corresponde a la realidad porque sólo representa a quienes se auto reconocieron como negros. De acuerdo con datos de estudios del PNUD,  los Afrocolombianos conforman más del 25% de la población del país, es decir,  que el 14.5% no se auto reconoce como parte de este sector de la población.

El diagnóstico, que busca detectar evidencias de racismo institucional en las Fuerzas Armadas, Chao Racismo encontró que del total de los 7.100 oficiales de la Policía, 81 son negros, representados sólo en el 1,1%,  esto quiere decir 9.358 por debajo del censo. En el grado de mayor hay 1.050 uniformados, de éstos doce son negros, es decir, el 1,2%. Lo que demuestra que no decrecen en número y por su rendimiento se sostienen.

Fuente: Policía Nacional
Fuente: Policía Nacional

En grado de teniente Coronel hay un total de 602 oficiales, dos son afro con un escaso 0,3%. Esto indica que el promedio decrece abismalmente evidenciando una dificultad para ascender de grado de mayor a pesar de sus excelentes calificaciones y formación profesional según casos analizados y de quienes se protege su identidad por evitar consecuencias en sus carreras profesionales como oficiales.

Actualmente el Brigadier General en retiro, Luis Alberto Moore Perea, es el único, Afrocolombiano que ha logrado ascender a la cúpula de la policía y aseguró que no se siente representado políticamente por la ausencia de población afro en el gabinete nacional. Considera que se ha desconocido a más de quince millones de personas negras y raizales históricamente, pues la historia real en lugares como el Chocó,  Buenaventura y el resto del pacífico colombiano, entre otros,  da cuenta de la falta de igualdad debido a unas condiciones que para él no los hace parte de esta sociedad colombiana.

GR_FICO COMPARATIVO  OFICIALES

 “Si estamos hablando de igualdad, de oportunidades, de una Colombia pluri étnica y cultural, donde todos tengamos cabida, es necesario que se mire a ese hombre afro y que se le de oportunidades no solo en las Fuerzas Armadas sino en todo lo que corresponde a la sociedad colombiana. Algún día lo vamos a lograr y seguramente habrá no solamente generales negros sino almirantes y representantes en todas las esferas” aseguró el General (r) Moore.

Sobre la situación,  el Director de Chao Racismo, Ray Charrupí,  aseguró  que desde el Ministerio de la Defensa, se mostró poco interés para atender el tema luego de que se delegara un teniente y un capitán de la Policía ante la solicitud  de una audiencia con el Ministro, Juan Carlos Pinzón. El tema de los afrocolombianos debe ser competencia directa del ministro.

 “No nos quedaremos de manos cruzadas ante esta evidencia de racismo institucional, seguiremos tocando las puertas que en Colombia no se abren y por eso decidimos acudir a instancias internacionales porque al parecer, es la única forma en que los afrodescendientes logramos representatividad. Por eso procuraremos que se generen las presiones que de manera natural no nos llevan a cambios acá.  No es posible que haya unas fuerzas armadas que se nutren de la Cooperación Internacional, de los Estados Unidos y que no permiten entonces, que haya generales que se parezcan al dueño del cheque, esto quiere decir, al Presidente Barack Obama” dijo Charrupí.

Según datos entregados por el embajador de Colombia ante la Casa Blanca, Luis Carlos Villegas, los fondos norteamericanos para Colombia este año son de 320 millones de dólares.  El presupuesto se destina para programas asociados con la lucha contra el narcotráfico,  respaldo al Ejército y al Fondo de Apoyo Económico que financia  programas de desarrollo y fortalecimiento institucional, donde se cuentan recursos para la implementación de la ley de víctimas y la restitución de tierras.

Ante estas cifras ¿Convendría, como se dice coloquialmente,  seguir pateando la lonchera? Chao Racismo estuvo en Washington D.C presentando los resultados de este primer informe de la Policía ante el Consejo de Estado del país del norte, el diagnóstico continuará en el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea.

Para volver a lo del país al revés, solo en uno que esté ´patas arriba´ es posible considerar a dos blancos en las curules de los negros y no porque María del Socorro Bustamante y Moisés Orozco no tengan melanina, sino porque según organizaciones afro colombianas, nunca han trabajado por ellos, además según han denunciado su elección contempla varias irregularidades. Una tutela y una nueva demanda ante el Consejo de Estado busca frenar el mayor descaro de quienes son tildados de ´afro trepadores´

SANTOS CUPULA

Comments are closed.