Pequeñas aerolíneas siguen reclamando mayor atención del Gobierno

0


Hace más de 20 años, la pequeña aerolínea TAC, Transportes Aéreos de Colombia, es la encargada de conectar a Cali con destinos lejanos en el litoral pacífico como Guapi, Timbiquí, El Charco y Tumaco, al igual que Popayán. A pesar de ser aviones pequeños, unos con capacidad de 19 pasajeros y otros de 9, cumplen una importante labor para llegar a estas poblaciones donde en ocasiones el único acceso es fluvial porque ni siquiera hay carreteras.

Cada año esta empresa transporta cerca de 25 mil pasajeros con sus vuelos regionales, con los que también hacen labor social, transportando víveres, medicinas o personas que necesitan atención médica urgente en la capital vallecaucana.

Hoy TAC vive su propia crisis: sin vuelos a la vista sus dirigentes han decidido sostener la nómina y tratar de mantener la compañía a flote. Sin embargo, según su presidente, Manuel González, no es una tarea fácil y el impacto económico ha sido terrible.

«Estamos tratando de reactivarnos lo más pronto posible, por ahora estamos haciendo algunos vuelos humanitarios pero esos costos los asumimos nosotros mismos, precisamente por tratarse de una labor social», indicó el directivo a El Pueblo, mientras confirmó que entre el 30 y el 40 por ciento del personal está trabajando desde casa.

La voz de apoyo solicitada por la aerolínea se centra en dos peticiones: de un lado que las concesiones dejen de cobrar los derechos y por otra parte acceso a créditos blandos direccionados desde presidencia.

«No hemos recibido ningún apoyo del Gobierno, nosotros ahora no tenemos más alternativas de ingreso y necesitamos urgentemente que los bancos de segundo piso como Bancoldex nos puedan apoyar, ya que con los bancos comerciales es muy difícil», precisó el señor González.

Comments are closed.