Política que regula espacio público divide opinión de vendedores ambulantes en Cali

0

personas representantes de distintas organizaciones que agremian a vendedores ambulantes en la ciudad, hicieron presencia en las instalaciones del Concejo, para presentar opiniones sobre el proyecto de acuerdo 040 que propone la política pública de regulación del espacio público ocupado temporalmente por vendedores ambulantes de la zona urbana, iniciativa que tiene como Ponente al Concejal Carlos Hernando Pinilla Malo.

Entre varios ambulantes habría desconfianza en el proceso de ordenamiento para los vendedores ambulantes, por considerar que las experiencias no han sido las mejores, dado que se les promete mejorar condiciones pero al final no se recupera el espacio público y tampoco se cumple con una reubicación. Así lo afirmó Juan de Jesús Castaño Gómez, quien aseveró que varios vendedores ambulantes llevan más de 10 y 15 años ocupando espacio público, por lo que rechazó el término de “temporales”, como lo propone el proyecto en discusión.

Para la próxima semana se espera la participación del Alcalde de Palmira, de los secretarios de Turismo y de Desarrollo Económico de Cali. “La iniciativa sigue en estudio al interior de la Comisión del Plan y Tierras, donde se espera mejorar las condiciones de los vendedores ambulantes, pero también devolverle el entorno a los peatones y demás ciudadanos”, indicó la Presidenta del Concejo Tania Fernández Sánchez.

Para Fernández Sánchez, lo que queda claro es que falta información de la administración hacia los vendedores informales, en la socialización del proyecto 040. “El proyecto viene en dos fases, una de organización del espacio público y otras de actualización de base de datos, porque no se sabe cuántos vendedores ambulantes tiene la ciudad”, indicó la Presidenta del Concejo, quien solicitó a la secretaría de Seguridad y Justicia, tener claro el censo para saber cuántos recursos requiere la política y evitar así traumas sociales.

Catherine Dupries, representante de la Junta de Acción Comunal del barrio San Fernando, indico que el proyecto de acuerdo está relacionado con el Código de Policía, por lo que se tienen que coordinar entre las partes gobierno y fuerza pública para darle orden a sectores como San Fernando, Tequendama, Eucarístico y Plaza de Toros, corredor donde prevalecen las ventas ambulantes.

“Si el proyecto favorece a los vendedores por el derecho al trabajo, debe el gobierno carnetizarlos, garantizarles servicios públicos como energía, agua y baños, además de un compromiso con el medio ambiente en el manejo de residuos sólidos y brindar seguridad para el entorno”, afirmó Dupries.

Entre tanto, Peter Davis Sepúlveda, representante de un sector de vendedores ambulantes, indicó que muchos vendedores no fueron informados de la iniciativa en trámite en el Concejo, además de advertir, que muchos gremios y sindicatos de vendedores ambulantes no representan a la gran mayoría de informales.

Jimmy Fernando Núñez, Presidente del Sindicato de Vendedores Informales y Subgerente de la Cooperativa que agremia a 17 asociaciones de Vendedores Ambulantes, sostuvo también que este tipo de economía, es un modelo nacional que demanda atención social. Núñez recordó que la Corte Constitucional ya le advirtió a la Policía Nacional, que no puede retirar a los ambulantes de sus sitios de trabajo sin un plan concertado”.

La Concejala María Grace Figueroa Ruiz, indicó que el proyecto propone una regulación del espacio público ocupado temporalmente por los vendedores de la zona urbana de Cali, por lo que debe quedar preciso que tipo de regulación sería, porque el artículo 139 del Código de Policía define que es espacio público y como debe ser el control, al tiempo que debe quedar claro el tiempo que será reconocido a los comerciantes informales, una vez se apruebe en segundo debate la iniciativa.

Para María Leny Montenegro, vendedora en la plazoleta del CAM con 25 años de antigüedad, solicitó que si se da una reubicación sea donde haya visibilidad y además organización. “No pedimos que nos regalen nada, pero sin que nos den la oportunidad de seguir obteniendo el sustento para nuestros hijos”.

Juan Carlos Valencia representante de Grecocentro, agremiación de los comerciantes organizados del Centro de Cali, manifestó que regular el espacio público demandará una inversión en movilidad, seguridad y brindar garantías a los informales. “Greconcentro reconoce la importancia de esta política de regulación del espacio público y respaldan la iniciativa porque es ejemplo de organización”.

Davis Fernando Pérez, rechazó que de parte de algunos sectores, se califique a los vendedores ambulantes como una “mafia”, cuando no es así. Pérez rechazó el proyecto por considerar que se preocupa más por el cemento, que por la generación de empleo.

Moisés Arboleda Reyes, del Sindicato SINCO, vendedor ambulante alrededor de la Universidad Santiago de Cali, rechazó el proyecto de acuerdo 040, por considerar que desde la Alcaldía no se ha adelantado una concertación para presentar la política pública de regulación de espacio público.

El Ponente del Proyecto de Acuerdo 040, Concejal Carlos Hernando Pinilla Malo, tomó nota de las preocupaciones presentadas por los vendedores estacionarios, informales y ambulantes, a fin de presentar una ponencia que sea favorable a las partes. “Si en alguna parte del proyecto hay alguna sutileza que pudiera afectar a los vendedores, se hará claridad, porque no hay interés del Concejo en afectar la productividad de la ciudad, pero con un orden”, enfatizó.

Pinilla Malo informó, que recorrió varios sectores en la ciudad, donde hay informales, con quienes socializó el proyecto y dejó abierta la puerta para continuar dialogando. Asimismo, Pinilla Malo indicó que a la Comisión del Plan y Tierras vendrá el Alcalde de Palmira para presentar el modelo que ya se ejecuta con éxito en la Villa de las Palmas respecto del ordenamiento de las ventas ambulantes.

Por el Gobierno municipal, participaron los secretarios de Seguridad y Justicia, Juan Pablo Paredes, la Directora Jurídica de la Alcaldía, María Ximena Román, por Planeación María de las Mercedes Romero y Samir Jalil, Subsecretario de Espacio Público.

El Concejal Flower Enrique Rojas Torres, llamo la atención a los vendedores ambulantes, aclarando que lo que busca el Concejo es mejorar condiciones sociales para que se dignifique día a día la actividad de los informales en Cali. La idea, dice Rojas Torres, es buscar que en los cambios sociales, los hijos de los ambulantes puedan optar por otras opciones laborales e incluso puedan acudir a la universidad.

Por su parte Juan Pablo Paredes, secretario de seguridad de Cali, aclaró que “absolutamente respetuosa con las leyes” calificó el secretario de Seguridad y Justicia, Juan Pablo Paredes Campo, la Política Pública de Espacio Públicos que la Administración Municipal presentó al Concejo Municipal, proyecto que este martes tuvo su jornada de participación ciudadana.

A la convocatoria se inscribieron más de 170 personas para participar en la jornada, pero finalmente fueron cerca de 60 las que intervinieron en el hemiciclo del Cabildo Municipal, frente a un grupo de concejales y frente al Secretario de Seguridad y Justicia, quien escuchó con atención a los vendedores estacionarios e informales y tomó atenta nota de sus inquietudes.

“Se dio un espacio absolutamente democrático, en el que las personas con cualquier tipo de interés sobre este debate que se está dando en el Concejo de Cali, sobre la Política Pública del Espacio Público, tuvieron la oportunidad de expresar sus opiniones y plantear sus preguntas”, señaló Paredes Campo.

Pese a la concurrida participación de la ciudadanía, el funcionario aceptó que quedó “preocupado” por la falta de conocimiento que existe entre los vendedores informales sobre el articulado del proyecto que cursa trámite en el Concejo, pues la mayoría de las personas basaron su discurso en ideas que ni siquiera se discuten en la Política Pública.

“Yo quedo algo preocupado porque me da la impresión de que hay todavía muchas dudas a pesar del esfuerzo que se ha hecho por socializar este proyecto. Pero quiero aprovechar esta oportunidad para ratificar que la intención última de un proyecto como este es la organización entorno al espacio público de la ciudad para el bienestar de todos los caleños, y no jamás en contra de la posibilidad que tienen algunas personas de obtener el recurso para una vida digna”, subrayó el titular de Seguridad y Justicia.

“La Política Pública de Espacio Público que le estamos proponiendo al Concejo es absolutamente respetuosa de las leyes, y hay sentencias de la Corte Constitucional que no permiten hacer estos procesos de manera arbitraria. Por lo tanto, quiero reiterar que a través de esta Política no se pretenden hacer desalojos, pero la misma sí debe regular el espacio público, por lo que habrá movimientos y cambios en normas que generarán transformaciones en el espacio público”, agregó Paredes Campo.

El Secretario concluyó que como Administración Municipal, de la mano del Concejo y con los entes de control como garantes, se velará porque esos cambios no vayan en detrimento de las familias que hoy devengan su sustento a partir de las ventas informales. “Pero sí tenemos que regular el espacio público porque definitivamente queremos volver a ver orden en las vías del centro y de lugares donde se ha perdido el control desde tiempo atrás. Queremos ver una Cali bonita, con una buena cara, sin basuras en los alrededores de los puestos, sin comisión de delitos alrededor de los puestos de venta informal”.

Comments are closed.