Procesos de restitución de tierras se aplican en zona rural de Buga

0
Restitucción de predios en zona rural de Buga.
Restitución de predios en zona rural de Buga.

Las víctimas de las masacres cometidas por las auc en Alaska, Tres Equinas, La Habana y La Magdalena, en zona rural de Buga, empiezan a ver los resultados del proceso de Restitución de Tierras en el Valle del Cauca.

Los relatos sobre la masacre de las veredas Alaska, Tres Equinas, La Habana y La Magdalena, en el municipio de Buga, departamento del Valle del Cauca, son innumerables. Aún está vivo en el recuerdo los pasos de los 35 hombres del Bloque Calima de las auc, quienes vestidos de camuflado llegaron, encapuchados, a acabar con la vida de 24 personas delante de sus amigos, vecinos y familiares.

La tarde era tranquila en el sector, con visos de lluvia, según cuenta María Rosales, una solicitante de la Unidad de Restitución de Tierras en Cali, dirección territorial a donde han llegado la mayoría de habitantes de la zona rural de Buga a reclamar sus tierras en el último año.

Ella estaba en la puerta de su casa, ubicada en la vereda Tres Esquinas, cuando vio bajar una camioneta con hombres vestidos de camuflado. Unos minutos después, el mismo carro pasó por su lado, pero ahora con ocho de  sus vecinos que habían subido de La Magdalena. Entre las personas que vio estaba el panadero, el carnicero, un funcionario del acueducto y muchos de sus amigos quienes la miraron fijamente, como queriendo decirle algo con sus ojos.

A unos cuántos metros de su casa, la camioneta se desvió por una bifurcación de la vía y, tras un tiempo silencioso, lo único que escuchó fueron disparos. Inmediatamente corrió a resguardarse en el patio, pensando que la iban a matar a ella también.

El Bloque Calima de las AUC, masacraron a decenas de hombres en esta región.
El Bloque Calima de las AUC, masacraron a decenas de hombres en esta región.

La muerte no sólo deambulaba en ese lugar, al mismo tiempo, otro grupo de paramilitares  hacía correr a los campesinos que venían en un bus de La Habana para después asesinarlos.  El mismo macabro juego fue utilizado contra algunos campesinos de Alaska (la última vereda de la zona montañosa de Buga), quienes fueron muertos con tiros de gracia en sus cabezas.

De la masacre sólo se salvaron las mujeres, los niños y un señor que, nueve años después, murió por percances de salud, debido a las secuelas del atentado del que logró salir con vida.

Esos recuerdos, que aún habitan en la memoria de quienes sufrieron la cruel masacre, ya están siendo mitigados por el trabajo de la Unidad de Restitución de Tierras. La Unidad microfocalizó la zona el pasado mes de mayo, ante la numerosa cantidad de solicitudes y las condiciones aptas de seguridad.

Hoy, más de 34 solicitantes de estas veredas están en proceso administrativo. Por otro lado, algunos solicitantes han recibido visitas en sus predios por parte de los funcionarios de la Unidad, con el fin de recolectar las pruebas que se aportarán ante los jueces para lograr las sentencias de restitución.

El caso de María Rosales va por buen camino, ella ha visitado la oficina de la Unidad en Cali algunas oportunidades y, en los próximos días, se resolverá de fondo su solicitud.

El próximo 10 de octubre se completan 12 años de la masacre que dejó muchos muertos y tierras abandonadas.

Comments are closed.