¿Qué va a hacer la Gobernación con sus pensionados? – 2

0
“No puedo ser muy exacta, pero creo que esto del crecimiento del pasivo pensional ya tiene más de cinco años”, Alcira Ospina Triana, secretaria de Desarrollo Institucional del Valle

Otras inconformidades de los pensionados

Hugo Alfonso Herrera, representante de la Asociación de Jubilados y Pensionados del Valle, Asjupdepto, le comentó a EL PUEBLO que, debido a los desórdenes en los pagos, muchos pensionados se ven obligados a desplazarse desde otros municipios del departamento para reclamar sus mesadas en Cali.

“Varios compañeros han tenido que viajar a Cali desde El Dovio, Versalles o Roldanillo para cobrar sus prestaciones sociales por la mala información en Registro y Nómina en la Gobernación. Hemos mandado varios oficios al presidente de la República y al Ministerio de Protección Social. Nunca nos han dado solución”, cuenta Herrera.

Palomino confirma esas aseveraciones: “Hay gente que vive en el Norte del Valle y por equivocaciones que comete la administración departamental, por la ineficiencia que existe en la relación de nóminas, muchos jubilados que reciben un salario mínimo tienen que ir a Cali, a pesar de los gastos que ese desplazamiento acarrea”.

Este último denuncia que muchos jubilados ven disminuida su ya estrecha pensión, pues deben costearse trasporte y alimentación para ver qué pasa con sus pagos en la capital vallecaucana.

“Esas son diligencias que no son instantáneas. Todo lo contrario: son paquidérmicas, y los jubilados sufren el rigor económico de ellas. Hemos venido insistiendo a la Gobernación para que haya un mecanismo eficaz para que a cada uno de los jubilados le llegue su pago oportunamente en sus sitios de residencia”, declara Palomino.

“La Gobernación no hace las consignaciones respectivas. Hay una serie de errores que se han acrecentado en los últimos tiempos y los que sufren las consecuencias son los jubilados. En los municipios, los bancos dicen que no pueden responder, porque estos pagan de acuerdo a las consignaciones que haga la administración departamental. Les toca entonces ir a los jubilados a Cali, a Registro y Nómina o a Pagaduría para que allí les den razón de su pago”, acota.

En opinión de Hugo Alfonso Herrera, otro grave problema es la atención en salud de los pensionados. Según este último, un pensionado enfermo debe esperar entre ocho y quince días para ser atendido en consulta. “Si el médico lo manda a un especialista, debe esperar uno, dos o tres meses”.

“Somos mal atendidos, a pesar de que tenemos plan complementario, lo meten a uno con toda la gente que va llegando con otras urgencias. Lo que más nos preocupa ahora es nuestra salud”, concluye.

Volver a la nota principal

Comments are closed.