Ratifican sanciones a 12 guardas de Tránsito y a otros funcionarios públicos

66
Personero Andrés Santamaría.
Personero Andrés Santamaría.

En fallo de segunda instancia fueron ratificadas las sanciones contra doce agentes de Tránsito, investigados disciplinariamente por omisión de entrega de informes policivos de los accidentes en la vía atendidos en el tiempo estipulado por ley. La decisión no podrá ser apelada.

Así lo manifestó el personero Andrés Santamaría, quien además anunció la suspensión durante un mes en el ejercicio de su cargo y la  inhabilidad por el mismo periodo de tiempo a la rectora la institución educativa Normal Superior, Yolanda Varela, por  posible incumplimiento de sus funciones.

De igual manera, la Personería emitió varias sanciones en primera instancia, en la que se sancionan a 5 funcionarios públicos. La primera es con un mes de suspensión en el ejercicio del cargo al ex subsecretario de Infraestructura, Néstor Martínez, por cometer una irregularidad al no dar respuesta a un derecho de petición.

Por su parte, la inspectora de Policía, Luz Corredor, recibirá una amonestación escrita, que se le anotará en su hoja de vida y quedará en los antecedentes disciplinarios de la Procuraduría General de la Nación, por  ocultar información de un expediente.

El director de Registro Académico de la Institución Universitaria Antonio José Camacho, Jhon Harold Ladino,  fue suspendido tres meses del ejercicio del cargo e inhabilitado durante ese periodo para ejercer cargos públicos por la modificación en el registro de notas.

Otro de los funcionarios sancionados es la inspectora de Policía, Helen Angarita, un presunto retraso en un procedimiento policivo y José Arley Grisales, ex gerente de la Red de Salud Oriente por no dar respuesta a un derecho de petición. Ambos trabajadores fueron sancionados con un mes de suspensión en el ejercicio del cargo.

La Personería enfatizó que si actualmente los sancionados no están ejerciendo el cargo, la suspensión en el ejercicio del mismo se convierte en una multa por el valor que devengaba al momento de la ocurrencia de los hechos.

 

Comments are closed.