Reinaldo Rueda, un técnico de clasificaciones

0

Reinaldo Rueda está escribiendo la historia de la Selección de Ecuador en el Mundial de Brasil 2014. Si gana o empata ante Francia, habrá conseguido la clasificación del Tri a octavos de final.

Foto: EFE/Leo La Valle
Foto: EFE/Leo La Valle

Pocas veces se vio a Ecuador peleando la punta en una eliminatoria y nunca en el grupo de un mundial. Las veces que lo ha hecho, un colombiano ha estado en frente, ya que desde 1998, los ecuatorianos les han apostado a los técnicos colombianos para buscar el camino a los mundiales desde entonces.

Primero fue Francisco Maturana (Francia 1998), luego Hernán Darío Gómez (Corea 2002) y finalmente Luis Fernando Suárez (Alemania 2006 y parte de Sudáfrica 2010). De ellos, solo El Bolillo y Luis Fernando Suárez lograron la clasificación a los dos primeros mundiales de la historia para Ecuador, el de 2002 y 2006.

Ahora, con el listón alto, Reinaldo Rueda es el encargado de dirigir las ilusiones de todo el país hermano en Brasil 2014, y de convertirse en el técnico de la clasificación a instancias de octavos de final.

Pero Reinaldo es un hombre de procesos. Lo ha sido siempre desde que se graduó de Licenciatura en Educación Física de la Universidad del Valle, cuando dejó la tierra donde vivió toda su niñez y la que hasta hace muy poco fue la casa que habitaba su padre, don Blas Rueda, en Yumbo, para embarcarse entonces en un viaje hasta Alemania para hacer su posgrado y después volver para comenzar a triunfar como técnico.

El proceso es un camino de altibajos, que con confianza puede llegar a dar buenos resultados o, al menos, eso demuestra su historia como entrenador. En su carrera, el ‘profesor Rueda’, como lo recuerdan sus estudiantes y amigos, ha tenido más éxitos que fracasos y se ha convertido en un especialista para salvar equipos sobre la marcha, dejarlos bien ubicados o clasificarlos a algo importante.

El técnico caleño dirigió hasta ahora todas las categorías de la Selección Colombia, a Honduras y Ecuador. A nivel de clubes, Rueda estuvo al frente de Cortuluá, del Deportivo Cali y del Deportivo Independiente Medellín. Fue profesor universitario y un par de veces dictó cursos en la Escuela para Entrenadores de Colombia.

La tranquilidad y la calma son dos cualidades que lo han llevado al éxito en gran parte de su carrera como director técnico, cuyo debut fue en el banquillo de la Selección Colombia Sub-20 en 1992, cuando consiguió el tercer lugar del Suramericano para clasificarse al Mundial Sub-20 del año siguiente, donde también dirigió a la tricolor a pesar de quedar eliminado en primera ronda.

Desde allí comenzó su empeño por clasificar a sus equipos en competencias realmente importantes. Diez años después volvió a hacerlo con Colombia Sub-20 al Mundial, y en esa ocasión terminó de tercero en el certamen.

También lo hizo con Honduras cuando lo clasificó tercero por la Concacaf para el Mundial de Sudáfrica 2010, por segunda vez en la historia de este país. De paso, se convirtió en ciudadano hondureño tras convertirse en ídolo para la afición del país centroamericano.

Reinaldo guarda, sin embargo, una sensación de revancha que espera tener con Colombia en algún tiempo y que ha quedado guardada después de su salida de la tricolor nacional en 2006,  cuando fue despedido en una campaña en la que recibió el equipo con un punto de 12 posibles y entregó el cargo a un punto de clasificarse, por debajo de Uruguay, que le quitó el quinto lugar a Colombia para el repechaje.

Con Ecuador se clasificó al Mundial por segunda vez consecutiva. Allí asumió su cargo desde 2011, luego de renunciar a Honduras tras terminar el Mundial de Sudáfrica, y de tomarse un tiempo para descansar. De momento, el caleño tiene a Ecuador en el segundo lugar del Grupo E y depende de sí mismo para clasificarse a octavos.

Mejor las selecciones

Reinaldo-Rueda-009En el fútbol hay una teoría: que así como hay técnicos para clubes, hay técnicos para selecciones. Reinaldo Rueda Rivera es uno de los que prefiere las selecciones por el proceso que representan.

A pesar de que dirigió al Cortuluá, al Deportivo Cali y al Deportivo Independiente Medellín, su carrera ha girado alrededor de los combinados nacionales y por eso su paso por los tres equipos que dirigió en Colombia fue fugaz.

Primero fue Cortuluá en 1994, al que salvó del descenso, luego de una pésima campaña que había dejado su antecesor Humberto Ortiz. Pero Rueda se quedó allí hasta 1997 a punta de campañas de media tabla con el equipo corazón.

Ese mismo año, el estratega fichó por el Deportivo Cali, al que dejó segundo en la reclasificación al cabo de una temporada y no logró clasificarlo a la final, por lo que renunció apenas un año más tarde.

Ya en el 2002, Rueda se convirtió en técnico de Independiente Medellín, aunque renunció a los cuatro meses para convertirse en el timonel de las selecciones juveniles de Colombia de nuevo, tras su salida de estas en 1994.

Comments are closed.