Se cierra el Foro Nacional de Víctimas en Cali

0
En Villavicencio inició la ronda de foros sobre la temática de víctimas. Agencia de Noticias de la Universidad Nacional.
En Villavicencio inició la ronda de foros sobre la temática de víctimas. Agencia de Noticias de la Universidad Nacional.

Con la participación de más de mil doscientos representantes de distintos sectores víctimas de todos los departamentos del país, inició el “Foro Nacional sobre Víctimas” en Cali. Allí y durante tres días se pretenden reunir propuestas que serán discutidas en la mesa de negociación que adelanta el gobierno y la guerrilla de las FARC en La Habana, Cuba.

Durante los foros previos en Barrancabermeja, Villavicencio y Barranquilla, los líderes y representantes víctimas aseguraron que celebran que por primera vez en la historia de los procesos de paz se tome en cuenta la voz de las víctimas, pero agregaron que aunque tienen grandes expectativas también son muy realistas. Temas como el reconocimiento de las víctimas deben ser esenciales en la medida en que contribuyan  a valorar sus capacidades como sujetos de derecho, sujetos políticos y protagonistas en el proceso de construcción de paz y democracia, pues con ello se contribuye a la reivindicación de la dignidad humana de las víctimas y de esta manera a su reparación integral.

El 7 de junio de 2014 la Mesa de Conversaciones en el Gobierno Nacional y las FARC-EP les pidió a Naciones Unidas y a la Universidad Nacional organizar y sistematizar en 3 foros regionales y uno nacional en el tema de víctimas.

Los objetivos de estos foros son claros, por un lado se reciben y se sistematizan las propuestas de las víctimas y de la ciudadanía en general sobre el tema de víctimas teniendo en cuenta los principios sobre el tema de víctimas acordados por la Mesa de Conversaciones. De igual forma se pretende construir un espacio para el reconocimiento de los derechos y la dignificación de las víctimas del conflicto armado.

Los Foros Regionales y el Foro Nacional tienen como prioridad la participación de las víctimas del conflicto, desde la Habana se han acordado diez principios que sirven como guía de las discusiones.

En Barranquilla se realizó el último foro regional que convoco a todos las víctimas del norte del País. El Pueblo.
En Barranquilla se realizó el último foro regional que convoco a todos las víctimas del norte del País. El Pueblo.

El PUEBLO ha querido recoger algunas de las propuestas de cada uno de estos puntos:

  1. El reconocimiento de víctimas:

El desarrollo de este principio se trabajaron tres aspectos. El primero relacionado con el propósito de este principio, el segundo con el alcance de la definición de víctima de  acuerdo con el tipo de victimización sufrida, el actor que ocasionó la violación y la fecha de ocurrencia de la violación. Y, el tercer punto relacionado con la incorporación de enfoques diferenciales. Quizás es uno de los asuntos más álgidos, pues precisamente esta semana se sembraron algunas diferencias entre quienes se consideran víctimas –el caso del Coronel Mendieta- y quienes las definen, en este caso la Universidad Nacional, pues en su momento descalificaron como víctima al Coronel y le dieron el papel de prisionero de guerra. Cuestión que genero una gran debate nacional que termino con la aparente renuncia de uno de los profesores de la Universidad Nacional que estaba a cargo de la elección de víctimas que viajarían a Cuba en los próximos días.

  1. El reconocimiento de responsabilidad:

Una propuesta que fue reiterativa durante los Foros regionales fue la que las FARC deben reconocer su responsabilidad en la comisión de violaciones a los derechos humanos (DDHH) e infracciones al derecho internacional humanitario (DIH) al utilizar artefactos no convencionales en contra de la población civil y miembros de la fuerza pública y en el secuestro y el reclutamiento de niños.

  1. Satisfacción de los derechos de las víctimas:

Las víctimas y organizaciones han venido resaltaron la importancia de garantizar el goce efectivo y pleno de sus derechos fundamentales y los derechos sociales, económicos y culturales. Entre otros se mencionaron los derechos de asociación, a la participación política, el derecho a la educación básica y superior gratuita y de calidad, el derecho a la vivienda y acceso a la tierra, el derecho a la alimentación, al trabajo digno, al mínimo vital, a la salud y la protección social, a la gratuidad y la eliminación de las trabas económicas para acceder al aparato de justicia, entre otros.

Aun así se resaltaron específicamente los derechos a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición y es importante rescatar que estos foros le han servido para insistir en la importancia de separar las propuestas de reparación de las políticas sociales del Estado.

  1. La participación de las víctimas:

Las víctimas deben tener un papel decisorio y no solo consultivo en el proceso de paz y en la formulación de políticas públicas. En relación con el proceso de paz se sugirió garantizar la implementación de mecanismos de participación desde los diálogos en La Habana hasta la refrendación y seguimiento de los acuerdos.

En relación con la participación en la Mesa de Conversaciones propusieron que esta sea equitativa en términos regionales, así como entre víctimas de Estado y de las FARC. Resaltaron la importancia de la participación de jóvenes y de organizaciones de mujeres, en particular víctimas de violencia sexual.

  1. Esclarecimiento de la verdad:

En términos generales, las victimas durante estos foros  demanda el conocimiento pleno de la verdad, la creación de comisiones y demás mecanismos de esclarecimiento de la verdad, la reconstrucción de la memoria y la divulgación masiva de los resultados del proceso de esclarecimiento histórico. Otro sector de victimas sugirieron múltiples criterios de inclusión y de garantías para asegurar que los procesos de esclarecimiento se hagan considerando la voz de todas las víctimas, en condiciones de dignidad. En especial, se requirió asegurar la garantía efectiva de participación de las mujeres, los niños, niñas y adolescentes, las personas con discapacidades, los miembros de pueblos indígenas y afrodescendientes, las personas LGBTI, las personas de la tercera edad, las personas procedentes de todos los territorios afectados y todas las víctimas que han sufrido los diferentes daños causados por el conflicto armado en calidad de víctimas.

Las críticas a la ley victimas ha venido siendo protagonista en las diferentes jornadas. Para los representantes de las comunidades que han sido víctimas del conflicto hay una situaciones que dificultan una nueva política de esclarecimiento de la verdad: aunque se reconocen los esfuerzos del Centro de Memoria Histórica –creado por la Ley- algunos criticaron su insuficiencia para documentar la verdad de lo ocurrido, pues en muchas regiones de Colombia y se demandó una revisión desde otras interpretaciones y otras fuentes históricas e historiográficas.

  1. Reparación a víctimas

Las víctimas tienen dos opciones para acceder a la reparación y a la restitución de sus derechos. Una es la vía judicial, ante un juez de la República, y la otra es acudir a los mecanismos diseñados por la Ley de víctimas. Así, si una víctima recibe una indemnización por vía administrativa, se le descontará la reparación que se defina por vía judicial.

Sin embargo durante los foros regionales en especial el de Barranquilla, se  propuso modificar el esquema de microfocalización en tierras, la necesidad de fortalecer las condiciones para los retornos y las reubicaciones de la población desplazada y la importancia de complementar estos procesos con condiciones materiales como alivios de pasivos,  proyectos productivos sostenibles y vías para la comercialización de productos.

En términos más estructurales, sugirieron una reforma agraria que surja directamente del campesinado, algo que le nuevo ministro de agricultura deberá tener en cuenta, pues resulta –según ellos-  revisar las políticas de ordenamiento del uso de territorios, en especial en relación con la explotación minera.

 Foto 3

  1. Garantías de protección y seguridad

Las propuestas presentadas reiteran el principio de igualdad como punto de partida de la respuesta de las instituciones, identifican sujetos en riesgo que deben contar con medidas de protección especiales para el ejercicio de liderazgo en mesas de participación, tanto en el marco de la política de víctimas como en el proceso de paz. Señalan la necesidad de garantías para el ejercicio del derecho a la justicia y la verdad y, para la obtención de la restitución de sus bienes. Dentro de los sujetos en riesgos fueron identificados adicionalmente quienes ejercen veedurías ciudadanas, periodistas, sindicalistas y ganaderos.

  1. Garantías de No repetición

Para  este principio las mesas presentaron propuestas dirigidas principalmente a la finalización del conflicto, el proceso de desmovilización, desarme y reintegración, la necesidad  de reformas legales e institucionales para la no repetición de hechos violentos y las acciones que los distintos actores armados deben realizar para cumplir con la no repetición de delitos. Se señaló en primer lugar que la negociación y los acuerdos deben conducir tanto a la entrega de las armas como al desmonte de las estructuras  que propiciaron los grupos armados. Se propuso crear un comité de monitoreo permanente a la desmovilización para así evitar la reaparición de nuevos grupos armados ilegales o bandas emergentes.

  1. La reconciliación

Las propuestas que las mesas presentaron sobre este principio giraron en torno a la promoción de una cultura y educación para la paz, la necesidad de garantizar la participación social y comunitaria en los programas de reconciliación que se establezcan, el rol de los medios de comunicación para la reconciliación y la promoción de un proceso de reconciliación desde las regiones.

  1. Enfoque de derechos

Las propuestas relacionadas con el enfoque de derechos, de acuerdo a la prioridad presentada en las mesas, enfatizaron los siguientes cinco aspectos: los derechos de las víctimas y la naturaleza; la aplicación de la ley; el conocimiento y la información; los cambios estructurales y la responsabilidad del Estado y/o gobierno; y, la realización de actividades en pro de la paz.

Vale la pena traer el punto que respecta a los derechos de las víctimas, pues se han venido trabajando propuestas que están discriminadas en orden de prioridades según género, generación, etnia, grupo social y de la naturaleza. La mayoría se concentraron en los derechos de las mujeres, para quienes se sugirió un trato especial. Se afirmó que las mujeres representan en un alto porcentaje las víctimas del país razón por la cual las políticas que se generen deben contener un enfoque de género, atendiendo en todo caso a los diferentes grupos que demandan atención especial. De igual manera exigieron el reconocimiento de los derechos de población indígena, campesinos y jóvenes.

De acuerdo a lo afirmado por Alejo Vargas, se dispondrán de mesas que  van a sesionar un día completo (la tarde del lunes y mañana del martes). Posteriormente, con ayuda de los moderadores de las Universidad Nacional y de la ONU, las mesas construirán relatorías, que luego pasarán a un proceso de síntesis, para finalmente entregar estas memorias a la Mesa de negociación en la Habana.

Los sectores convocados a participar van desde los movimientos y organizaciones campesinas, las organizaciones indígenas y de afro-descendientes, ONG´s y organizaciones de víctimas y de desplazados; organizaciones de mujeres; organizaciones LGBTI, Partidos Políticos, entre otras.

El evento será transmitido en la página Web de la Organización de Naciones Unidas para quienes no puedan asistir a Centro de Eventos del Pacifico.

Comments are closed.