Se despeja el camino para la construcción del Terminal Sur

0

Metro Cali asistió a la Mesa de Concertación realiazada en la sede de la Contraloría Municipal en la tarde de este miércoles, dando cumplimiento a la citación que surgió después del debate de control político surtido la semana pasada en el Concejo de Cali sobre la Terminal del Sur del MIO.

En esta reunión el ente gestor del MIO terminó de despejar las últimas inquietudes que sobre esta obra, vital para el progreso de Cali, han expresado algunos miembros de la Comuna 17 y del Concejo.

A la reunión también asisteron otros entes de control como la Personería de Cali y la Procuraduría Provincial, así como representantes de Planeación Municipal y de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, máxima autoridad ambiental de la región.

Metro Cali y Planeación Municipal respondieron las inquietudes que sobre los temas legales y aplicación de las normas urbanísticas plantearon los asistentes. En este sentido, las entidades municipales ratificaron que la obra cumple con lo estipulado en el Plan de Ordenamiento Territorial para este tipo de construcciones.

Sobre el tema ambiental la CVC ratificó la autorización dada a la obra y citó a los representantes de la Comuna 17 para el próximo 23 de agosto a una jornada donde explicará en profundidad el alcance de los permisos entregados a Metro Cali para desarrollar el proyecto. Se revisará el manejo de la fauna y la flora, así como temas relacionados con la zona de conservación del río Lili y el humedal El Cortijo.

“Hemos dispuesto un equipo de ocho expertos que atenderán a la comunidad durante todo el día y, de ser preciso, seguiremos en varias jornadas hasta responder todas las inquietudes de los habitantes de Valle del Lili”, explicó Diana Loaiza, coordinadora de gestión de la cuenca Cali-Lili-Meléndez de la CVC.

“Primero dijeron que se oponían porque no necesitaban el MIO en ese sector ya que todos tenían carro. Luego se enfocaron por el tema del medio ambiente, incluso tildaron a Metro Cali de querer asesinar un humedal, pero fue gracias a nuestra obra que hicimos visible la afectación al humedal, generada por Jumanaisa, una empresa que nada tiene que ver con Metro Cali y su proyecto, la cual construyó mal un dique y por eso fue sancionada por la CVC. Esas son las obras que la comunidad rechaza, pero equivocadamente creían que se trataba del inicio de la construcción de la Terminal Sur del MIO, aspecto que por fin pudimos dejarles en claro”, señaló tras concluir la reunión Nicolás Orejuela Botero, presidente de Metro Cali.

El responsable del ente gestor del MIO manifestó que despejadas las inquietudes ante organismos de control y surtido el debate en el Concejo, se concentrará en comunicar a los caleños los beneficios de esta importante obra, como por ejemplo, los 100.000 viajes diarios que ofrecerá esta Terminal una vez entre en servicio, facilitando la movilidad en el sur de Cali y su zona de expansión, en la cual se espera que durante la proxima década habiten alrededor de 590.000 personas; además de los 1.200 empleos que generará durante los dos años que dura la construcción de la obra.

Finalmente, frente a las inquietudes de orden jurídico y legal, Metro Cali aclara algunas dudas planteadas por la comunidad.

Razones que explican el valor pagado por el lote de la Terminal Sur:
Metro Cali requirió la compra del inmueble identificado con la matricula inmobiliaria No. 370-59938, para la ejecución del proyecto denominado Terminal Sur. Dicha adquisición se realizó de conformidad con los parámetros establecidos por las leyes 9 de 1989, 388 de 1997 y 1682 de 2013.

De acuerdo con esas normas el precio del lote debía ser determinado por el valor del avalúo comercial realizado por el Instituto geográfico Agustín Codazzi o por peritos inscritos en las Lonjas o asociaciones correspondientes en el municipio donde este registrado el predio.

Teniendo en cuenta lo fijado en la norma, Metro Cali solicitó a la Lonja de Propiedad Raíz de Cali la elaboración del avalúo comercial del inmueble. El resultado de esa gestión arrojó como valor la suma de $15.041.966.550.

Por solicitud de Metro Cali, la Lonja de Propiedad Raíz de Cali revisó dicho avalúo y ratificó el monto mediante oficio de septiembre de 2016.

Propiedad del lote de la Terminal Sur:
Metro Cali inició el proceso de adquisición del inmueble identificado con la matricula inmobiliaria No. 370-59938, a través de una oferta de compra, la cual fue inscrita en el respectivo folio de matrícula inmobiliaria, de conformidad con lo establecido en las leyes antes citadas.

De acuerdo con las normas mencionadas, la oferta de compra saca los inmuebles del comercio y quedan con una limitación al dominio inscrita en el certificado de tradición. Esto quiere decir que nadie más puede comprarlos.

Ante el rechazo del propietario del bien frente al valor ofertado por Metro Cali, la entidad inició el proceso de expropiación en marzo de 2017. Lo que no está en discusión tras el juicio de expropiación es que el lote pasará a domino de Metro Cali. Por eso el propietario, consciente de que la ley lo obligaba a vender, realizó de manera voluntaria la entrega del predio a Metro Cali el 23 de diciembre de 2016.

Una vez el juez fallé el proceso de expropiación, determinando el valor del inmueble, se procederá al registro de la propiedad ante la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos a favor de Metro Cali.

Demanda de terceros sobre la propiedad del lote:
Frente a la reclamación de terceros que dicen haber vivido 36 años en el lote y mediante demanda solicitaron que se les reconozca como propietarios del inmueble, es pertinente señalar que la ley dispone que las entidades notificarán de la oferta de compra al propietario inscrito en el certificado de tradición del bien.

En el momento de hacer la oferta de compra, en julio de 2016, y luego del estudio realizado por Metro Cali al certificado de tradición del inmueble, se encentró que el único propietario inscrito en el folio de matrícula inmobiliaria era la sociedad Alianza Fiduciaria, por lo cual, la oferta de compra fue dirigida a esta compañía.

De la Lectura del certificado de tradición se observa:

Anotación No. 19:
Oferta de Compra en bien urbano parcial (medida Cautelar)
De: Metro Cali SA
A: Alianza Fiduciaria S.A Vocero y Administrador Fideicomiso El Cortijo.

Anotación No. 20:
Demanda por expropiación (medida cautelar)
De: Metro Cali SA
A: Alianza Fiduciaria S.A Vocero y Administrador Fideicomiso El Cortijo.

Anotación No. 21:
Demanda en proceso verbal de pertenencia (Medida Cautelar)
De: German Andrade Cataño y otros A: Inversiones Agropecuarias Vásquez
A: Alianza Fiduciaria S.A Vocero y Administrador Fideicomiso El Cortijo.

Como se puede observar Metro Cali, actuando conforme a lo establecido en las normas mencionadas, realizó sus actos de compra garantizando los derechos de quienes se encontraban inscritos en su momento como propietarios.

Solo mediante un fallo judicial se determinará si los terceros tienen derecho o no al inmueble sobre el cual se adelanta el proceso de expropiación.

En conclusión, por tratarse de una obra de utilidad pública prima el interés general sobre el particular y por eso, es viable el proceso de expropiación, así como el inicio de las obras proyectadas, aunque se encuentren vigentes reclamaciones vía judicial sobre el inmueble está en proceso de adquisición.

Contratista en proceso de reorganización
De conformidad con el artículo 16 de la Ley 1116 de 2006, las empresas que se encuentren en procesos de reorganización empresarial, no se encuentran inhabilitadas para participar en licitaciones públicas y se entenderán como ineficaces las cláusulas que impidan su participación en igualdad de condiciones.

La actual administración recibió un contrato legalmente adjudicado y listo para iniciar ejecución, por lo cual no es posible ante la manifestación de presuntas irregularidades, dar por terminado el mismo. Serán las autoridades judiciales las que determinen las responsabilidades en cada caso.

“Hemos solicitado en esta oportunidad que se adelanten las investigaciones a que haya lugar, pero a la fecha no tenemos una orden judicial en contra del proyecto, en cambio sí tenemos la responsabilidad, el deber legal y el compromiso como servidor público de entregarle a Cali unas obras que estamos convencidos representan una apuesta por mejorar la movilidad, no solo de un sector sino de toda la ciudad”, concluyó Nicolás Orejuela Botero, presidente de Metro Cali.

 

 


Fuente: http://www.metrocali.gov.co/

Comments are closed.