“Si leer te parece aburrido es porque no has leído lo que te gusta”

0

Con frases como esta, la Biblioteca Nacional de Colombia y el Ministerio de Cultura proponen una campaña que se aleja de una visión sacralizada de la lectura y que se acerca más a la vida cotidiana, desde una mirada que busca ser incluyente en cuanto a los soportes, los contenidos y los tipos de lectores.

‘Lee lo que quieras, pero lee’, es el nombre de esta iniciativa que le habla a aquellas personas que leen poco, a los no lectores y a los que no reconocen que lo son, invitándolos a modificar los estereotipos de la lectura que la asocian exclusivamente con una actividad obligatoria o exclusivamente de estudio, dándole cabida a todas las lecturas: aquellas que se realizan en tiempos de ocio, las fragmentadas, las netamente funcionales o de carácter profesional, entre otras.

Consuelo Gaitán, Directora de la Biblioteca Nacional de Colombia, resalta que “estamos convencidos que el sentido de la cultura en la política pública es profundizar nuestros valores democráticos y ser una fuerza de unión en un país diverso. Por eso nos interesa validar y consolidar las nuevas formas de lectura, en vez de excluirlas y criticarlas. Con este espíritu, hemos lanzando esta campaña de cobertura nacional”.

Esta propuesta de comunicaciones aprovecha diferentes canales para divulgar mensajes que incentivan la lectura en los colombianos y que destacan las nuevas formas de leer o aquellas lecturas que son menospreciadas, tales como: leer en redes sociales; leer cómics o el horóscopo; leer las sagas de moda o revistas; leer por medio de soportes como los teléfonos inteligentes o las tabletas.

Precisamente, uno de los propósitos principales de esta campaña es aprovechar los medios digitales para interactuar con el público joven y proponer desde allí contenidos de lectura de diversa índole. Para esto, los perfiles de “Lee lo que quieras, pero lee” en redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter, recomiendan permanentemente contenidos de lectura, aprovechando las tendencias sociales y los momentos de oportunidad o hechos de actualidad para motivar la conversación en estos canales.

“Queremos que los colombianos sepan que ya leen y que pueden conocer y acercarse a nuevas lecturas que les iremos recomendando. Por ejemplo, tenemos una oferta de contenidos maravillosos, tanto patrimoniales como novedosos, que hemos dispuesto en la Biblioteca Nacional Digital. También, queremos incentivar la lectura de las diversas colecciones con las que hemos dotado a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas y el consumo de libros, en sus diferentes formatos”, afirma Consuelo Gaitán.

Justamente, la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, los coordinadores de redes municipales y departamentales de bibliotecas públicas, y los bibliotecarios del país juegan un papel fundamental en la difusión de la campaña ante sus usuarios, tanto en la divulgación de los mensajes como en la movilización de sus colecciones.

Esta propuesta de comunicación de la Biblioteca Nacional de Colombia y el Ministerio de Cultura es una de las acciones que complementa las estrategias ejecutadas en el marco del Plan Nacional de Lectura y Escritura “Leer es mi cuento”, especialmente en el fortalecimiento del ecosistema de la lectura en el país y la consolidación de las nuevas formas de leer y su medición.

Desde hace siete años el Ministerio de Cultura –junto con el Ministerio de Educación–, asumió el compromiso del Gobierno Nacional de convertir a Colombia en un país de lectores. Con tal fin se creó el Plan Nacional de Lectura y Escritura “Leer es mi cuento” que busca incrementar el promedio anual de libros leídos por los colombianos de 1,9 a 3,2, una meta que, de acuerdo con la última encuesta de Consumo Cultural del Dane, se cumplió en los niños entre los 5 y 11 años, quienes hoy en día leen 3,2 libros al año. Es en esta población en la que el Ministerio de Cultura enfoca especialmente sus acciones con la convicción de que en la primera infancia se adquiere el hábito de la lectura.

Entre las acciones más destacadas para el logro de esta meta se destaca la entrega de 179 bibliotecas dotadas con libros, tecnología y bibliotecarios formados, así como más de 17 millones de libros distribuidos para beneficiar a las poblaciones más vulnerables.

De otra parte, para responder a las nuevas dinámicas de lectura, especialmente en las nuevas generaciones, el Ministerio ha desarrollado contenidos digitales como Maguaré y MaguaRED, dos plataformas digitales  de cultura y primera infancia. Asimismo, a través de la Biblioteca Nacional de Colombia, ha digitalizado y producido un total de 32.798 libros con contenidos de calidad como por ejemplo, Historia de Colombia y sus oligarquías (1498 – 2017), producción digital que tiene más de 600.000 visitas a menos de un año de su publicación y los 65 títulos de la “Biblioteca Básica de Cultura Colombiana”.

Comments are closed.