“Siempre hay una historia por escribir”: Juan Sebastián Cabal

0

Recién llegado a Colombia, luego de coronarse campeón del Abierto de Australia junto a la estadounidense Abigail Spears, el histórico tenista nacional atendió a este medio para hablar de su carrera, de sus inicios, de sus sueños y de su familia, que como el título de Grand Slam, prolongó su apellido recientemente.

Por: Juan Camilo Palomar

Siempre que un bebé llega a una familia, dicen, trae bendiciones y bonanza para el hogar. A Juan Sebastián, Jacobo le llegó como un regalo de navidad. Nació el 14 de diciembre, 10 días antes de la celebración del nacimiento de Jesús para los católicos. Eran los últimos días que pasaba en Colombia antes de viajar a Australia e iniciar la temporada 2017 con el ATP 250 de Sidney y luego, en el mismo país, con el primer Grand Slam del año. Juliana Vásquez, esposa del tenista, lloró un día completo cuando Juan Sebastián tuvo que viajar a Australia. “Es que Jacobo apenas había cumplido dos semanas y ya tenía que separarse de su papá”, dijo ella. Para ambos fue un momento difícil, sobretodo porque en el tenis, la concentración mental es superlativa.

Cabal debía centrarse en la cancha para lograr buenos resultados y luego de cada partido, entablar una video llamada con su esposa y su pequeña creación a miles de kilómetros de distancia vía face time. Junto a Robert Farah, Juan Sebastián llegó a semifinales en el ATP 250 de Sidney, y también en el Abierto de Australia en la modalidad de dobles. Sin embargo, en este último, también participó en los dobles mixtos junto a la estadounidense Abigail Spears, con quien fue escalando poco a poco hasta conquistar el título, algo definitivamente meritorio si se tiene en cuenta que Spears y Cabal no juegan juntos casi nunca.

Con el título, el nombre de Juan Sebastián Cabal Valdéz fue inscrito en la historia del tenis colombiano como el segundo tenista en conseguir un título de Grand Slam, tras Iván Molina, que en 1974 y haciendo pareja con Martina Navratilova, se llevó la corona en el Roland Garros. En el palmarés de Juan Sebastián Cabal, el de Australia es el noveno título de dobles que consigue, tras dos torneos ATP 500 y seis torneos ATP 250, ambos del World Tour Series, todos al lado de su compañero de equipo Colsanitas, el también vallecaucano Robert Farah. Todo esto, además de dos participaciones en los Juegos Olímpicos (Londres 2012 y Río 2016).

Esta semana, luego del título conseguido el pasado domingo, regresó a Cali para volver a ver a su hijo, que ya tiene mes y medio de vida. Para cargarlo, cambiarlo, bañarlo, y hacer todas esas cosas que hacen los nuevos papás. Eso sí, aprovechando cada momento antes de volver a irse de casa para seguir compitiendo, ahora en el ATP 250 de Buenos Aires, Argentina, el próximo viernes.

Juan Camilo Palomar: ¿Cómo fueron sus inicios en el tenis?

Juan Sebastián Cabal: Nosotros vivíamos cerca al Club Tequendama. Mi papá jugaba ahí con sus amigos como pasatiempo, mi hermano asistía a clases también, así que como iba acompañando a mi hermano poco a poco me fue gustando y me fui metiendo.

JCP: ¿Es una familia de tenistas?

JSC: No, mi papá solo jugaba con sus amigos y hacía otros deportes, y mi hermano era más amante del fútbol que de sus clases de tenis. Tengo algunas fotos familiares donde aparezco feliz acompañándolo en las clases a él.

JCP: ¿Quién fue el entrenador que considera que lo guió en esos primeros pasos?

JSC: Todos los entrenadores que he tenido han sido muy especiales, todos han cumplido una etapa. Pero creo que Hernán Barona en Cali me comenzó a llevar al alto nivel. Entrenábamos bastante y fui campeón nacional. Después de eso ya entré a Colsanitas que fue donde ya se marcó toda la diferencia.

JCP: ¿Tiene algún ídolo o por lo menos ejemplo a seguir en el tenis mundial?

JSC: Yo crecí viendo a (Pete) Sampras y (Andre) Agassi, después un poco ya más grande vi mucho a (Roger) Federer, también ahora que lo conozco como persona, Roger me parece espectacular. No puedo dejar de nombrar a Rafa (Nadal), porque para mí ellos son leyendas. Por la clase de personas que son, los respeto aún más todavía.

JCP: ¿Vio la final?

JSC: Sí, claro

JCP: ¿Y a quién le iba?

JSC: Aquí entre nos, a Federer, pero sé que Rafa va a tener muchos más años pero en esta ocasión si le hice más fuerza a Federer.

JCP: Hablando del Abierto de Australia, ¿qué significa para usted haber sido el primer vallecaucano en ganar un Grand Slam?

JSC: Muy contento. Soy un convencido de que siempre hay una primera vez en la historia, los récords están para batirlos. Es una recompensa al sacrificio, al entreno de muchos años, a un equipo de trabajo que siempre ha estado conmigo. Además es una motivación, un plus de querer conseguir más cosas, más metas, y por eso desde ya hay que seguir detrás de más objetivos.

JCP: ¿Vio jugar a Iván Molina?

JSC: Sí, lo conozco. Es una excelente persona, gran entrenador. Lo vi en algunos torneos. Hace parte de nuestra buena historia en el tenis colombiano.

JCP: ¿Jugó en Popayán con Alejandro Falla?

JSC: Jugué algunos torneos allí pero no me acuerdo cómo me fue. Fue hace mucho tiempo… (risas)

JCP: ¿Cuántos años lleva ya con el tenis?

JSC: 23

JCP: ¿Hasta cuándo se plantea seguir?

JSC: Hasta que el cuerpo me responda. El tenis es mi vida, mi pasión y hasta que la cabeza y el cuerpo me dé, seguiré. Pero queda Juan Sebastián para rato… Dios quiera que así sea.

JCP: En una entrevista antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016, cuando visitaba también Cali para tomar un pequeño descanso en la temporada, usted me decía que a veces hay que ser muy fuerte para no verse afectado por algunos comentarios de la prensa…

JSC: Es que no siempre se puede ganar Si, claro, yo creo que en el tenis la parte mental es la base de todo. Si tu cabeza no funciona es muy duro conseguir los resultados que esperas, pero en cuanto a la prensa, yo sé que su labor es dar de qué hablar, así sea bueno o malo. Sí me encantaría ver más críticas constructivas que destructivas, pero cuando voy a España veo cómo atacan a Nadal, entonces si su mismo país ataca al mejor tenista que ha tenido en la historia, una leyenda viviente, uno qué puede esperar si me considero uno de los ‘mortales’ por así decirlo.

JCP: ¿Qué sueños quedan en la carrera por cumplir?

JSC: Con Robert Farah queremos ganar un Masters 1000, un Grand Slam, la Copa de Maestros, llegar a ser los número uno del mundo en dobles… Tenemos muchas metas por cumplir y trabajamos día a día por eso y creo que vamos por buen camino.

JCP: Sobre el equipo de Colombia para la Copa Davis, que va a tener en Medellín la eliminatoria, ¿cómo lo ve para este año?

JSC: Bueno lo del año pasado ya es historia. Como se dijo antes, la ITF obligó a nuestro equipo a jugar en unas condiciones inaceptables para cualquier deportista, pero bueno ya pasó y son cosas que uno vive como deportista. El equipo siempre ha estado muy unido. Lastimosamente no pude estar el año pasado por una lesión, pero siempre hemos sido una familia. Así mismo llegamos este año, como una familia, unidos, y creo que podemos avanzar si nos lo proponemos. A la gente de Medellín y a los que quieran, que nos apoyen en la Copa Davis. El público es un factor primordial y esperamos sacar esta serie adelante.

JCP: ¿Qué competencias vienen?

JSC: Vamos a jugar en Buenos Aires el ATP 250 el próximo lunes. Luego en Río y Acapulco. Ya después seguiremos paso a paso el calendario porque viene Indian Wells Miami, Copa Davis, gira europea y el resto del calendario.

Comments are closed.