Siguen las incongruencias – 2

0
Para varios asambleístas, el Plan de Desarrollo de Ubeimar Delgado es más ‘aterrizado’ que el de Useche

¿Y el Plan de Desarrollo anterior?

El destituido gobernador Héctor Fabio Useche había presupuestado su Plan de Desarrollo en 4,9 billones de pesos. Se enfatizaría en el impulso de Buenaventura, la respuesta a las catastróficas olas invernales de 2010 y 2011, y la inversión con recursos de regalías.

Ese Plan de Desarrollo propuso seis ejes fundamentales: calidad de vida, productividad para el desarrollo económico, paz con justicia social en el marco de la convivencia y seguridad ciudadana, gestión ambiental con sostenibilidad, fortalecimiento institucional y gestión de gobierno con calidad con el ciudadano como actor principal.

De acuerdo a un comunicado oficial de la Gobernación, emitido a finales de mayo, en el Plan de Desarrollo aprobado durante la efímera administración de Useche se calculaba que $3,5 billones serían aportados por la administración central y los institutos descentralizados. El Sistema de Regalías inyectaría $826 mil millones adicionales.

Otros $436 mil millones serían el resultado de proyectos relacionados con la respuesta a la ola invernal, presentados al Fondo de Adaptación.

La destitución de Useche derrumbó ese Plan y dejó al departamento esperando que el programa del candidato ganador en las elecciones atípicas, Ubeimar Delgado, sirviera de carta de navegación para el Valle.

Aunque algunas asambleístas, como Ramiro Rivera Villa, han manifestado en las plenarias que el Plan de Desarrollo propuesto por la administración de Delgado es “mucho más aterrizado y comprensible que el aprobado en el primer semestre”, hay dudas respecto al componente social del Plan.

En el Eje Social del Plan de Desarrollo 2012-2015, Vallecaucanos hagámoslo bien, hay un sector de Atención a Grupos Vulnerables, en el que se incluyen la Equidad de Género y la Diversidad Sexual.

Sin embargo, no se vislumbran acciones específicas que beneficien a grupos de la comunidad LGTBI en temas de salud o educación.

Hace unos meses, EL PUEBLO habló con Alberto Ramos Garbiras, coordinador del equipo que participó en la creación del Plan de Desarrollo de la administración de Ubeimar Delgado.

“Hay un enunciado sobre la no exclusión, la inclusión y el respeto de género cuando se habla de las mujeres y de la diversidad. Como al respecto solo hay un programa de principios generales, no hay un punto que desarrolle ese tema LGTBI, que tiene que ver con el componente de bienestar social en cuanto al respeto y los derechos de las minorías”, expresó Ramos Gabiras.

EL PUEBLO también consultó por esa misma época a Lina Camacho, activista de la Asociación Lesbiapolis, uno de los grupos de promoción de derechos de la comunidad LGTBI que existen en Cali.

La activista afirmó que, pese al cambio de administraciones y de cartas de navegación, “al revisar el Plan de Desarrollo y el papel de la inclusión en él, se puede ver que no hay decisiones contundentes para transformar el contexto. ¿Los terceros juegos de la diversidad se necesitan realmente? Hay un abordaje muy light frente al tema y hay activistas que sirven a ese abordaje”.

Volver a la nota principal

Comments are closed.