Sindicato del HUV rechaza reintegro de Jaime Rubiano a la dirección

0

Los integrantes de los sindicatos del HUV bloquearon cinco oficinas administrativas este martes, como medida de rechazo al reintegro de Jaime Rubiano a la dirección del hospital, después de conocer que el gobernador (e) del Valle, José Gustavo Padilla, firmó el decreto que oficializa el regreso de Jaime Rubiano a la dirección.

La determinación de cerrar las oficinas de planeación, recursos humanos, dirección general, dirección financiera y dirección administrativa, se tomó después de una asamblea que sostuvieron los funcionarios.

“El 90% de los empleados del hospital desaprobamos el reintegro de Rubiano. No sabemos qué repercusiones tendrán estos bloqueos pero seguirán si Rubiano vuelve al HUV”, le dijo Jorge Rodríguez, presidente de Sintrahospiclínicas, al diario El País.

De acuerdo con Rodriguez, con esos bloqueos buscan impedir que continúen con los malos manejos administrativos con los pocos recursos que le quedan a esa casa de salud.

Rubiano fue suspendido por la Contraloría Departamental, como medida preventiva para evitar interferencias en el proceso de recolección de pruebas dentro de las investigaciones fiscales que se adelantaban en el HUV.

Según el ente de control, existe un presunto detrimento patrimonial equivalente a $2.841 millones, debido, entre otras, a problemas de recaudo y facturación.

Sin embargo, con la firma del decreto por el gobernador encargado, se da por terminado el nombramiento de interinidad de Jairo Corchuelo, quien estuvo como director encargado y se autoriza el regreso de Rubiano.

Según el diario El País, los cerca de 385 pacientes que hay en el hospital están siendo atendidos por los 26 médicos de planta, pues el viernes pasado 85 médicos generales entraron en paro, ya que les adeudan cuatro meses de sueldo. También 13 médicos internistas, de los 15 que hay en el HUV, entraron en paro el sábado.

“Nosotros sabemos que esta es una situación estructural y que no depende de un director u otro, es por la deuda de las EPS, pero como gremio no damos más, nosotros solo tenemos este trabajo y a veces no tenemos para ir al hospital, así que sostenernos es muy difícil”, aseguró el especialista Andrés Zea, al diario El País.

La crisis también tiene en rojo el abastecimiento de alimentos para los pacientes del hospital. “La Gobernación nos volvió un hospital de caridad. Estamos alimentando a los pacientes gracias a las donaciones de estudiantes de Univalle”, explicó Rodríguez de Sintrahospiclínicas, quien también afirmó que aunque los funcionarios de turno tienen derecho a alimentación, han cedido su comida para poder darle a los enfermos que están en el hospital.

Además de este panorama, empleados de los hospitales públicos de Cartago y Tuluá llegarán este martes al HUV para iniciar una marcha a las 8:30 a.m. del miércoles.

Comments are closed.